No es una clase magistral: experimentamos con el uso docente audiovisual

13 mayo, 2022

Del mismo modo que ahora leemos de maneras diferentes a cómo lo hacíamos hace treinta años, también estamos cambiando la manera de relacionarnos con los audiovisuales. El auge de las series y de las plataformas, así como el consumo de videos en YouTube, Instagram o Tik-tok, son los ejemplos más visibles, pero no los únicos, de estos cambios. Y entre estas transformaciones, uno que no es poco importante es el papel del video en la difusión del conocimiento. Roger Martínez e Isaac González nos hablan sobre las propiedades del vídeo, pero no es una clase magistral: experimentamos con el uso docente audiovisual.

Para las nuevas generaciones, el video y los podcasts son instrumentos cotidianos de aprendizaje y acceso al conocimiento, tanto de matemáticas como de moda, tanto para hacer funcionar una aplicación informática como para reparar un electrodoméstico.

Por eso la pregunta no es si utilizamos el video y el audio para la docencia, sino como lo hacemos. Nuestra opción coge un punto de partida innegociable: evitar utilizar el video para reproducir la clase magistral. En parte, porque este es el marco del modelo pedagógico de la UOC, que nació hace más de 25 años con la apuesta arriesgada de enseñar exclusivamente por Internet, cuando apenas se empezaban a comercializar las primeras conexiones caseras, vía teléfono, y el video en línea era todavía una quimera. YouTube no llegaría hasta una década después, y por tanto, no tiene que extrañar que la apuesta fuera enseñar al margen de la clase magistral. Pero en parte, más allá de este marco histórico de nuestra universidad, porque la clase magistral trasladada al video en línea funciona mal.

El video docente como género diferenciado

El punto de partida es, por lo tanto, considerar el video docente como un género diferenciado. No es una clase grabada ni un video de un Youtuber o un Tik-Toker. Es otra cosa. Y por eso no hemos querido hacer ni una cosa ni la otra.

No es una clase magistral: experimentamos con el uso docente audiovisual

No es una clase magistral grabada porque cuando estamos ante el ordenador su ritmo lento, las redundancias, las excursiones retóricas y las dudas la hacen muy farragosa. Infernal. Este uso tan extendido en muchas universidades presenciales y no presenciales puede complementar y mejorar la clase magistral, en el sentido de que permite evitar la asistencia, ayudar a repasar o volver a escuchar lo que no se ha visto, pero ver clases o conferencias grabadas por el ordenador es un suplicio, y aprovecha poco el potencial de la imagen. Desde casa, el cuerpo nos pide información concentrada, ágil y directa. No toleramos la sensación de invertir ni un minuto más del necesario. Queremos mucho valor añadido. Si no entendemos algo, ya pararemos y repetiremos el fragmento que se nos haya escapado.

La clase magistral trasladada al video en línea funciona mal

Y no es un video de un Youtuber o un Tik-Toker porque en la universidad no hay que luchar para capturar la atención y porque el ritmo frenético que caracteriza estos formatos puede ir en contra del proceso cognitivo del aprendizaje. Nosotros tenemos una audiencia cautiva, con una alta motivación para aprender o, como mínimo, para aprobar la asignatura, y esto nos permite modular un discurso audiovisual diferente.

Dicho esto, los usos que hacemos de los audiovisuales, no solo del video, pueden ser muy diversos. En primer lugar, lo que llamamos videos y audios “ de continuidad”. A veces se puede limitar a hacer videos cortos mediante la webcam, donde se presenta una actividad, se hace un retorno grupal de una actividad o se clarifica un concepto. Esto puede ser muy útil para fijar el relato general y la estructura de la asignatura. A veces puede consistir en correcciones personalizadas en video o audio. Este tipo de videos y audios más informales tienen la gran virtud de encarnar el docente detrás de los mensajes textuales, ponerle voz, cuerpo, tono. Esto permite el alumno hacerse a la idea de su talante, y así acercarlo al docente, establecer un vínculo con mucha más textura.

En segundo lugar, también podemos utilizar el video y los audios como una forma de hacer llegar contenidos paralelamente al material escrito de la asignatura: exponer, clarificar o diseccionar contenidos en un formato que diversifica el trabajo que tiene que hacer el estudiante. Combinar lectura con visionado de videos o podcasts permite combinar registros diferentes que pueden ir bien por contenidos o aproximaciones a los contenidos también diferentes, del mismo modo que la clase magistral siempre se ha complementado con la lectura de textos.

Algunos ejemplos de los usos del audiovisual que hemos explorado son los siguientes:

Una panorámica general a la asignatura en video

En las asignaturas Teorías de la educación y Política social hemos hecho varios videos, en formato casi de documental, que sitúan el marco de la mirada que se propone a la asignatura y que se trabaja después mediante textos primarios. Este es el primero de una serie de videos que fijan los cimientos de la asignatura, que después se amplían mediante lecturas primarias.

En la asignatura de Política social varios videos despliegan las bases conceptuales que estructuran el trabajo que se hace en el aula durante el semestre. Este es lo primero.

Situar un punto de vista o una perspectiva en video

En las asignaturas de Estructura Social y de Sociología, con el objetivo de situar un punto de vista o proponer una perspectiva particular, a la asignatura o a un concepto, hemos hecho videos específicos que nos ayudan a introducir lo que nos interesa hacer llegar a los alumnos.

Exemple estructura social

En Sociología se utilizan dos videos para reflexionar sobre el vínculo entre curiosidad y el surgimiento de la sociología, por un lado, y sobre el papel de la paradoja en la ciencia social, por el otro. Este es el primero.

Clarificar un concepto o la relación entre conceptos en video

En varias asignaturas hemos hecho videos para clarificar conceptos, o relaciones entre conceptos, que habíamos detectado que generaban dificultados entre los alumnos.

En la asignatura de máster Cultura y mercado detectamos que los alumnos, cuando leían el material en papel que situaba el marco y los principales conceptos de la asignatura, ni identificaban la importancia que jugaba la noción de autenticidad ni entendían por este concepto el que se estaba proponiendo en este texto. Para solucionarlo, hicimos este video para fijar la importancia del concepto en la propuesta de la asignatura y clarificar el uso que proponíamos.

Presentación de controversias en podcasts

El último formato que hemos explorado es el de utilizar podcast donde se exponen puntos de vista contrapuestos sobre un tema, que sirven como material a partir del cual estructurar las actividades. Hemos explorado así el potencial didáctico del formato de controversia, que también nos ha llevado a diseñar y desarrollar una herramienta docente específica para organizar grupos y debates al aula.

En esta asignatura hemos grabado un podcast en forma de programa de radio dónde mediante la discusión entre invitados ficcionados se presentan posicionamientos contrapuestos sobre las políticas sociales, que después se trabajan en ejercicios específicos.

Es tentador imaginar un futuro en el cual todas las universidades generamos y compartimos en abierto materiales audiovisuales. No clases o conferencias grabadas, sino materiales docentes de diferentes tipos, que pasados por el filtro de buenas selecciones, se pongan al alcance de cualquier docente en todo el planeta y ensanchen así el acceso al conocimiento universitario, los recursos disponibles para enseñar, de maneras que todavía nos cuesta imaginar. En esta línea, para hacer accesibles los formatos que estamos explorando, creamos hace unos meses el repositorio de materiales audiovisuales en ciencias sociales, el Ciencias Sociales Toolkit.

(Visited 59 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Director del grado de Sociología, sociólogo y profesor de los Estudios de Artes y Humanidades
Comentarios
Deja un comentario