Florencia Perona: “Soy argentina y viajé de México a Madrid a hacer las prácticas del grado de Artes: era el sueño de mi vida”

10 mayo, 2023
prácticas grado de artes

Florencia Perona, estudiante del grado de Artes, fue nómada siete años y encontró en la UOC la forma de seguir con sus estudios. Su pasión por el arte le llevó a cumplir uno de los sueños de su vida y cruzar medio mundo para realizar prácticas presenciales en España.

¿Qué te llevó a estudiar el grado de Artes en la UOC? ¿Por qué elegiste nuestra universidad?

En el año 2020, comencé un semestre en una universidad presencial en Praga, donde estaba estudiando artes visuales. Este grado combinaba mi carrera profesional anterior, diseño gráfico, con el arte. Hacía unos 5 años que era nómade y, con la pandemia, me di cuenta de que no iba a poder seguir estudiando de manera presencial, así que empecé a informarme sobre qué universidades online daban el grado en artes o algo relacionado con bellas artes.

Descubrí la UOC a través de los buscadores y me llamó la atención su propuesta educativa, especialmente por la amplia gama de disciplinas que ofrece. Sin embargo, lo que más me cautivó fue la importancia que la UOC le da a la relación entre los procesos sociales y artísticos, incluyendo los procesos políticos y económicos. Para mí, esto subraya la relevancia y conexión entre el arte y la sociedad en la que vivimos, por eso me atrajo el poder explorar esa conexión a través de los estudios en la UOC.

¿Cuál ha sido tu experiencia general en la UOC hasta ahora? ¿Cómo describirías la calidad de la enseñanza y la metodología?

Mi experiencia en la UOC ha sido excelente y siempre la recomiendo a quien pueda. En comparación con otras universidades, la calidad educativa de la UOC es mucho mayor. Todos los profesores tienen un alto nivel de especialización en sus respectivas áreas y es de gran valor que los materiales de estudio sean desarrollados por la universidad. Los vínculos que tengo con los profesores son muy directos y cercanos, a pesar de que sean estudios online.

Además de la calidad educativa, también aprecio la calidad humana de la UOC. Siento que la universidad entiende las responsabilidades y desafíos que enfrentan los estudiantes adultos y siempre me he sentido acompañada por mi tutora y por mi nuevo tutor, aunque ha cambiado recientemente y aún no lo conozco mucho. Ambos me han brindado un gran apoyo en mi desarrollo personal y profesional.

Estoy en un momento de mi vida en que me tomo mi carrera muy en serio. No hago los trabajos pensando que son solo un ejercicio para la universidad, sino que quiero aprovechar mi tiempo en la UOC al 100% para generar proyectos artísticos y comenzar mi carrera profesional.

¿Cómo crees que tus estudios en la UOC te han preparado para enfrentar desafíos y oportunidades en el mundo del arte?

Me han preparado mucho mejor de lo que esperaba para enfrentar desafíos y oportunidades en el sector. Estudiar el grado en artes nos brinda herramientas para comprender tanto los aspectos positivos como los negativos del mundo del arte, incluyendo las relaciones de poder existentes dentro del mismo; por ejemplo, los coleccionistas y las personas con mayor poder adquisitivo suelen estar relacionados con el discurso dominante de la sociedad. Como profesionales del arte, a menudo tenemos una concepción más idealista del arte y su capacidad de cambiar el mundo. La UOC nos permite tener una perspectiva más realista y crítica para entender qué discurso queremos dar como profesionales y así poder posicionarnos frente a los distintos agentes y sus discursos.

El grado de Artes de la UOC nos permite tener una perspectiva más realista y crítica del sector

¿Cómo conociste las prácticas en la Fundación Amigos del Museo Reina Sofía y qué te llamó la atención de esta oportunidad?

Mucho antes de que se publicaran, contacté con mi tutora, Inés Casanova Silva, y le expresé mi intención de hacer las prácticas de manera presencial, aunque me informó que podía realizarlas online.

Cuando aún no habían salido anunciadas las prácticas en la Fundación, yo ya sabía que empezarían en el primer semestre y leí el programa con mucho interés para saber qué ofrecían. Mi intención siempre fue hacerlas de manera presencial, ya que mi carrera es completamente online y considero que hay ciertas cosas que no se pueden aprender sin estar presente, como la interacción personal y el contacto con la práctica.

Cuando Inés se enteró de que había una práctica en la Fundación Amigos del Museo Reina Sofía, me la envió y me llamó mucho la atención. Había dos opciones, una de gestión cultural y otra de comunicación. Como trabajo como comunicadora y diseñadora gráfica y web desde hace más de diez años, me pareció que podía combinar carrera y experiencia profesional con este nuevo aprendizaje en el mundo del arte.

Cabe destacar que viajé expresamente desde México a Madrid para realizar las prácticas de manera presencial, lo que supuso una gran inversión económica. Esta experiencia fue tan significativa que la compartí en una de mis memorias finales, ya que trabajar en Madrid era un sueño de toda mi vida.

Durante las prácticas, aproveché para hacer algo que iba a convertirse en material de valor para la fundación: realizar entrevistas a diversos profesionales del arte, lo cual fue una experiencia muy enriquecedora.

¿Podrías contarnos un poco sobre tus tareas y responsabilidades durante tus prácticas en la Fundación Amigos del Museo Reina Sofía?

La fundación tenía una necesidad importante relacionada con la comunicación, el diseño gráfico, la web y el marketing, así que me enfoqué en arreglar la web, proporcionar información y ayudar a las personas a cargo de las redes sociales de la fundación en Instagram, Twitter y LinkedIn (de hecho, esta última red social se abrió por propuesta mía).

Teniendo en cuenta mi profesión y las herramientas de las que disponía, aproveché para hacer algo que iba a convertirse en material de valor para la fundación: realizar entrevistas a diversos profesionales del arte, lo cual fue una experiencia muy enriquecedora. Entrevisté a Leonor Serrano Rivas, una artista contemporánea cuya obra se estaba exhibiendo en el museo en ese momento. También entrevisté a Rosina Cazali, una curadora independiente guatemalteca que estuvo trabajando en el museo en la muestra de Margarita Azurdia. Otra de mis entrevistas fue con Isabel de Naverán, quien es curadora de artes escénicas y trabaja en la danza, lo cual me pareció muy interesante, ya que se enfoca en la historia a través del movimiento del cuerpo. Por último, entrevisté a Carles Guerra, un curador independiente que ha trabajado en el MACBA de Barcelona y trajo una muestra de Francesc Tosquelles al Museo Reina Sofía.

¿Cómo ha sido la integración de la cultura argentina en tu experiencia en la UOC y en tus prácticas en la Fundación Amigos Museo Reina Sofía?

En mi experiencia en la UOC y en mis prácticas he visto una gran integración de la cultura argentina y de otros países latinoamericanos en el diálogo y la colaboración con España. El pensamiento que viene de Cataluña, donde se encuentra la UOC, ha influido en la creación de nuestro grado en artes en colaboración con el Museo Reina Sofía en Madrid, y también en la diversificación y el intercambio de ideas entre los países. Como argentina, estoy especialmente interesada en cómo el proceso de descolonización cultural ha influido en este diálogo, y en cómo el Museo Reina Sofía ha sido un testigo real de esta integración, con argentinos y otros latinoamericanos trabajando en el museo y colaborando en exposiciones que muestran la historia y la cultura de la región.

El diálogo entre España y los países colonizados por España, como Argentina y otros países sudamericanos, es muy importante para entender la historia, la cultura iberoamericana y sus artes. En el Museo Reina Sofía he visto la exposición Giro Gráfico que mostraba la gráfica de las protestas frente a las dictaduras militares de los años 70, lo que no solo es novedoso en contenido, sino también en forma. La gráfica de las calles entra al museo como obra de arte.

Recomiendo a los estudiantes que exploren diferentes oportunidades y se acerquen a diferentes espacios artísticos, tanto convencionales como no convencionales, para aprender y experimentar con las prácticas

¿Qué consejos le darías a otros estudiantes del grado de Artes de la UOC que estén considerando hacer prácticas en la Fundación Amigos del Museo Reina Sofía?

En primer lugar, les deseo que puedan realizarlas. Yo pude porque tuve el tiempo, la oportunidad, pero no siempre es así. A pesar de ello, les animo a realizar prácticas presenciales y dedicar un semestre exclusivamente a ello si pueden permitírselo; si no es en la Fundación Amigos Museo Reina Sofía, les recomiendo que exploren diferentes oportunidades y se acerquen a diferentes espacios artísticos, tanto convencionales como no convencionales, para aprender y experimentar.

Como consejo, les sugiero que mantengan una actitud abierta y flexible, dispuestos a identificar y responder a las necesidades específicas de la fundación o de otras organizaciones. Es importante tener en cuenta que la relación entre los agentes del mundo del arte y sus conflictos se basa en un diálogo constante, y que no siempre se puede concretar ideas completamente propias.

También les sugiero que utilicen el proceso reflexivo que ofrece la asignatura de Prácticas: realizar un diario de campo y una memoria final. Estas herramientas no solo les permitirán reflexionar sobre lo que están aprendiendo, sino que también pueden proporcionarles ideas valiosas para conectar con las teorías. En mi opinión, la reflexión puede ser una herramienta poderosa para mejorar y crecer como profesional del mundo del arte.

Finalmente, me gustaría decirles que no se queden con respuestas negativas; porque muchas veces ¡los sueños se cumplen!

(Visited 471 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario