El Grado de Artes online de la UOC: el desafío como aprendizaje

4 febrero, 2022
Art

En septiembre de 2017 los estudios de Artes y Humanidades de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) iniciaron el Grado de Artes, una apuesta pionera en nuestro entorno que surgía de un proceso sostenido en el despliegue de enseñanzas relacionadas con la creatividad como el Grado en Diseño y Creación Digitales o el Grado en Técnicas de Interacción Digital y Multimedia.

Estudiar artes online supone un desafío de los entornos y métodos habituales en la enseñanza a distancia, por su flexibilidad, la naturaleza material de la práctica, la diversidad de soportes y medios, la interdisciplinariedad y la experimentalidad. Por ello, los programas centrados en la creatividad constituyen una gran oportunidad para innovar en las formas de enseñanza y aprendizaje, así como en las herramientas y entornos propios de la formación online.

En cuanto al enfoque sobre los contenidos, el Grau ha apostado por responder a los debates actuales y comprender la práctica artística como una intervención en los desafíos de la realidad social del presente. Así, uno de los fundamentos del Grado de Artes es la compleja interrelación entre teoría y práctica. Esto significa reconocer la práctica como ámbito de producción de conocimiento, y la teoría como intervención y como experiencia. Asimismo, se invita activamente al alumnado a fundamentar una en otra en todos sus procesos de pensamiento y creación.

Los programas centrados en la creatividad constituyen una gran oportunidad para innovar en las formas de enseñanza y aprendizaje

En estos procesos, se procura fomentar una actitud de constante reflexividad y (auto)crítica, por la que el alumnado tome conciencia del propio trabajo en relación con su coherencia interna como proceso y con el de los demás compañero y compañeras, así como con las prácticas artísticas contemporáneas. Los dosieres de proceso que acompañan a cada proyecto permiten explicitar esta conciencia sobre el mismo proceso, adquiriendo una competencia comunicativa y de representación de la obra artística imprescindible para su profesionalización futura.

Este énfasis en la documentación de los procesos de trabajo también está relacionado con el enfoque postmedia del Grado, que trasciende la división entre medios “antiguos” (analógicos) y “nuevos” (digitales). Las propuestas que el alumnado desarrolla exploran todo tipo de lenguajes y formas de expresión y relación, en función del sentido y la lógica interna del ejercicio o proyecto. Por tanto, algunas partes pueden ser fácilmente comunicadas digitalmente, mientras que otras son intraducibles en su materialidad. Esto hace que la capacidad de documentar y relatar de manera compleja y crítica los procesos de trabajo se convierta en uno de los núcleos pedagógicos del proceso de aprendizaje.

Fotografía de la serie Anónimo es nombre de mujer, de Jone Pastor (2019)

A la interrelación entre teoría y práctica, ya la concepción postmedia del Grado, cabe añadir la voluntad interdisciplinar del plan de estudios. Aunque se ofrecen asignaturas relacionadas con lenguajes y materias específicas que permiten profundizar en su especificidad, el objetivo es que el alumnado articule estos conocimientos en una práctica artística propia, que se plasma en los Proyectos que cierran cada etapa de aprendizaje del programa (capacitar, contextualizar, socializar y profesionalizar).

Alumnos y profesionales en activo, una relación constante

La experiencia del alumnado en las distintas asignaturas combina la autonomía con el trabajo colaborativo. En el Grado de Artes es fundamental la noción de aprendizaje colectivo, puesto que se entiende que, incluso en los procesos individuales, es clave el intercambio de conocimientos e ideas con otros agentes. Además, la exposición a concepciones distintas a las propias es imprescindible para la maduración y para la transformación personal, así como para poder participar en el debate artístico contemporáneo más amplio.

La colaboración permanente con profesionales en activo del ámbito de las artes de diversas procedencias y perfiles es fundamental en la elaboración de recursos de aprendizaje, la mayor parte de los cuales se comparten en abierto, sean recursos en formato web como textuales.

Imagen perteneciente al proyecto Silenci sona D.E.A.D., de Cesc Sidera (2019)

Asimismo, en su papel como profesorado colaborador, estos profesionales, es clave su construcción de relaciones pedagógicas en el aula mediante comentarios, orientaciones, presentaciones, propuestas de actividades, feedbacks, etc., utilizando una diversidad de herramientas de aprendizaje como foros, blogs colectivos y personales, galerías de imágenes, comentarios en texto, audio y vídeo, etc. Por último, como parte de esta construcción de redes de relación con el tejido artístico contemporáneo, también es necesario añadir las colaboraciones con entidades e instituciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o ESDAP Catalunya.

A partir de estos enfoques y metodologías, el Grau aspira a capacitar al alumnado para incorporarse de manera competente, pero a la vez crítica, en la práctica profesional de las artes, que incluye no sólo la producción de obra artística sino también ámbitos como la crítica y la teoría del arte, la curaduría, la gestión cultural en el ámbito de las artes, la educación artística, etc.

Fotografía de la serie Livin’ In the Projects, de Celia Mateo (2019)

Este año, los primeros nuevos graduados

En el año en el que se han titulado los primeros graduados en Artes, la valoración global del programa es positiva. Los datos más alentadores son el aumento sostenido del número de estudiantes y la satisfacción global que muestran con el programa en un tipo de estudios que suelen identificarse fuertemente con la presencialidad. También se constata la calidad global del trabajo artístico y académico del alumnado, alcanzando niveles equiparables a los de cualquier facultad de artes presencial.

El Grado aspira a capacitar al alumnado para incorporarse de forma competente, pero a la vez crítica, a la práctica profesional de las artes

Ahora bien, como es lógico en todo proceso formativo, y más si hablamos de un programa en desarrollo, se plantean desafíos a abordar en un futuro próximo. El Grado de Artes necesita realizar desarrollos metodológicos y tecnológicos para dar respuesta al reto estratégico y docente de ofrecer una titulación en Bellas Artes completamente online. Los principales retos a los que se enfrenta son: alcanzar la máxima la adecuación de sus materias a la enseñanza virtual; mejorar a partir de la experiencia de asignaturas que llevan poco tiempo desplegadas; profundizar en la evaluación cualitativa y personalizada; desarrollar más recursos de aprendizaje multimediales; y generar herramientas docentes que permitan un trabajo basado en la visualidad y la comunicación multidireccional en el aula.

Es un laboratorio de nuevas formas de concebir la enseñanza y el aprendizaje de las artes

El Grado de Artes de la UOC es un laboratorio de nuevas formas de concebir la enseñanza y el aprendizaje de las artes, con todo lo que esto implica de propuestas exitosas y otras que es necesario modificar. También es una plataforma de relaciones entre agentes artísticos diversos que puede dar lugar a iniciativas innovadoras, convirtiéndose así en un agente activo en el panorama cultural como comunidad de aprendizaje abierta a nuevos desafíos.

Más allá de cuatro paredes

Para Irune Serna Zalbidea, estudiante de la primera promoción del Grado de Artes de la UOC, considera que «la formación interdisciplinaria, la transversalidad de las materias, la naturaleza asíncrona digital y la combinación constante de teoría, práctica e investigación artística creo que son algunas de las mayores riquezas de este grado: Estudiar online en un entorno asíncrono, pero en continua interacción con profesores y compañeros genera un marco educativo donde el aula física, lejos de echar de menos, se convierte en un aula virtual expandida en tiempo y espacio mucho más rica y diversa».

Serna ha participado en el III Encuentro de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC mostrando su TFM que lleva por título ‘Black Box’. Sobre la experiencia del Encuentro, Serna considera que «el hecho de exponer brevemente el propio trabajo investigador me ha permitido verlo con la perspectiva que ofrecen unos meses desde que finalizó el curso y apreciar con mayor nitidez tanto la investigación en sí, que todavía sigue en desarrollo, como la relación con el trabajo de otros compañeros, las derivas, etc.»

‘Black Box’ de Irune Serna Zalbidea

Para Maria Emilia González Acevedo, quien también ha cursado el Grado de Artes de la UOC, «estudiar esta formación en la UOC se basa en aprender a través de la investigación, el aprendizaje y la experimentación, método que todos los centros educativos deberían adoptar para obtener mayor rendimiento e interés por parte de los alumnos”. Y añade, «al final del grado, acabas desarrollando tu propio método de trabajo como artista, método en el que por ejemplo (mi caso), puedes optar por considerar el error como una oportunidad para analizar el terreno, crecer y sacar creaciones inesperadas que pueden convertirse en algo maravilloso».

González Acevedo también ha participado en el III Encuentro de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC donde ha presentado ‘Reflejos’ su proyecto de TFM. «Un trabajo -en palabras de la autora- con el que pretendo que cada espectador, de manera individual y sacándolo de su zona de confort, analice las consecuencias que comporta la cosificación: deshumanización, objetivación, segregación… A más de graves problemas psicológicos y físicos como pueden ser la bulimia, anorexia, ansiedad, depresión, etc.»

‘Reflejos’ de Maria Emilia González Acevedo
(Visited 892 times, 1 visits today)
Comentarios
Laborconsulting.es Abogados13 febrero, 2022 a las 10:42 am

Muy buen artículo, muy útil, gracias.

Responder
Deja un comentario