Literatura y espacio

10 marzo, 2014

Aunque la literatura crea realidades invisibles, el acto de relatar siempre se ha apoyado de manera instintiva en la descripción de paisajes y ciudades. La literatura crea, pues, un espacio sin un lugar efectivo, tan solo imaginado desde las páginas de un libro, y quizá por esta razón es un espacio eterno que mantiene un vínculo directo con el mundo y ayuda a definirlo. Los libros y los lugares; los libros o el mundo. Fue el escritor Marcel Proust quien habló de su obra como de una gran catedral haciendo alusión a las proporciones del gran arte, que puede resultar inalcanzable y del que solo la memoria nos podrá decir algo.

Por otra parte, el diseño de ordenación de una ciudad no difiere demasiado del proceso de escritura de toda obra literaria. Como declara Roland Barthes, ambos procedimientos consisten en construir un mundo autárquico con unos límites definidos para disponer posteriormente en él un tiempo, un espacio, una población, y un conjunto de objetos y de mitos. En este sentido, la imagen que obtendremos, por muy estricta y exacta que pretenda ser, será una invocación metafórica, irrepetible y singular. Es la imagen construida a partir de lo que el escritor ha visto o concebido, y con la que aprenderemos a razonar, la que nos permitirá llamar y discutir las verdades del mundo.

Proyectar su imaginación: eso Nueva imagenes lo que hacen los escritores cuando se enfrentan a la descripción de un espacio. Intentan designar cómo podrían haber sido sus formas. Son Las ciudades invisibles que nos imagina Italo Calvino, en que Marco Polo, el viajero visionario, explica a Kublai Kan, el emperador melancólico, las ciudades imposibles que componen su reino. Ciudades inexistentes hechas de deseos y miedos que se separan del mundo, pero que, aunque solo sea en el ámbito del discurso, acaban existiendo.

Nueva imagenDe todo ello hablamos en la asignatura de Literatura y espacio del máster universitario de Humanidades: Arte, Literatura y Cultura Contemporáneas. Coordinada por el profesor Jaume Subirana, toma algunos de estos elementos como punto de partida y deja de lado el orden cronológico. Pretendemos prestar atención a algunos temas que nos permiten relacionar el espacio con la práctica literaria: frontera, exilio, Weltliteratur, literatura universal, literatura nacional o la ciudad como personaje literario son algunas de las nociones que nos deberán permitir recorrer algunas de las distancias y proximidades que se producen entre literatura y territorio, a partir de la modernidad. Con este objetivo, trabajaremos con textos —literarios y críticos— de autores como Charles Baudelaire, Claudio Guillén, Milan Kundera o Walter Benjamin, entre otros.

Eloi Grasset, consultor de esta asignatura, es profesor del Departamento de Lenguas y Literaturas Románicas de la Universidad de Harvard (EE. UU.). Su investigación se centra en la exploración del nacimiento de la modernidad y las relaciones entre la literatura y las diferentes artes (música, cine, fotografía y pintura).

(Visited 7 times, 1 visits today)
Comentarios
Deja un comentario