Antropología Social y Cultural por Carles Salazar

8 enero, 2018

Los humanos tenemos formas de vida, formas de pensar y de concebir el mundo muy diferentes. Diferencias profundas, no meras diferencias de opinión o de punto de vista, que afectan la persona en todas sus dimensiones. La diversidad no es un hecho accidental en la constitución de la especie humana, sino una característica esencial: no seríamos humanos si no fuéramos tan diferentes los unos de los otros. Por qué estas diferencias? Si los humanos somos biológicamente muy similares, como es que al mismo tiempo tenemos maneras de ser tan diferentes?

La Antropología es la ciencia social que intenta explicar estas diferencias. Primero, los antropólogos queremos saber por qué existen, qué característica hace que los miembros de nuestra especie sean tan diferentes los unos de los otros en comparación con otras especies? En segundo lugar, también queremos saber como podemos explicar cada una de estas diferencias en ellas mismas. Por los antropólogos aquello que explica las diferencias entre los humanos es una característica también muy particular de nuestra especie: una forma de conocimiento que denominamos cultura.

Por qué los humanos tenemos cultura y las otras especies no, o tienen en mucha menos medida? Algo debía pasar durante el proceso de hominización (el proceso evolutivo que dio lugar a la especie humana) que no ha pasado a jefa otra especie. La respuesta nos llevará a comparar la especie humana con otras especies similares, sobre todo los primates, y a estudiar la formación y las características del órgano más extraordinario que ha producido la historia de la vida en nuestro planeta: el cerebro humano. La segunda cuestión que abordaremos es como se lo hacen los antropólogos para estudiar la cultura, qué tipo de métodos y técnicas utilizan para documentar las diferencias culturales y con qué teorías intentan explicarlas. Esto nos llevará a investigar qué denominamos cultura. Donde es exactamente? Cómo la podemos mesurar? La cultura es como el aire que respiramos, casi invisible e imperceptible, pero sin cultura no podríamos vivir ni un solo día.

La perspectiva que adoptamos los antropólogos para estudiar el ser humano es una perspectiva de especie, queremos conocer toda la especie humana, desde sus inicios hasta la actualidad. Solo así podemos tener una idea clara del qué es la diversidad humana. Para documentar las formas de vida humana del pasado utilizamos la información que nos proporcionan las ciencias sociales vecinas como por ejemplo la historia, la prehistoria y la arqueología; y para estudiar las formas de vida del presente usamos la observación directa o etnografía, y también usamos los datos que obtenemos otras disciplinas que estudian la conducta humana en el presente, como por ejemplo la psicología, la sociología o la economía. Y es desde esta perspectiva tan amplia y tan ambiciosa que intentamos entender el ser humano en toda su diversidad. Entender todas y cada una de las diversas formas de vida que tenemos los humanos en la actualidad y que hemos tenido a lo largo de la historia: este es nuestro objetivo.

Carles Salazar, catedrático de la UdL y PRA de Antropología social y cultural del Grado de Historia, Geografía e Historia del arte

(Visited 133 times, 1 visits today)