Gabriel Ferraté, in memoriam

12 de febrer de 2024

Amb profund sentiment pel traspàs del rector Gabriel Ferraté, des de la Xarxa d’extreballadors/es de la UOC, us proposem recordar-lo mitjançant les darreres entrevistes i aparicions públiques:

AfterUOC 2023

La trobada anual d’extreballadors/es, que va reunir els 4 rectors/es que ha tingut la UOC, el 20 de setembre de 2023:

Vídeo – resum de la trobada

Reportatge “Gabriel Ferraté. Passió per la innovació”

Reportatge presentat pel periodista Albert Om, projectat en l’acte d’homenatge a Gabriel Ferraté, realitzat conjuntament per la UPC i la UOC, en el teatre Poliorama, el 6 de març de 2017:

Retrat audiovisual de la infantesa i experiències de vida del fundador i primer rector de la UOC

Entrevista que li fa l’Àngels Doñate, el maig de 2017:

Cerimònia de lliurament de la medalla d’honor de la UOC a Gabriel Ferraté:

Va tenir lloc el 23 de maig de 2017, al Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat de Catalunya, on el M.H. President Carles Puigdemont, va lliurar la medalla d’honor de la UOC a qui va ser fundador i primer rector de la Universitat Oberta de Catalunya:

Gabriel Ferraté, inventor d’universitats

Entrevista de la revista Inèdit Educació realitzada el 28 d’abril de 2023:

Obituari

Mis (algunos) recuerdos con el Rector Gabriel Ferraté Pascual

Francisco Rubio Royo, vicerrector de Relaciones Internacionales de la UOC (2001-2006), rector de la ULPGC (1989-1998)

Mi relación con el Rector Ferraté, con Gabriel Ferraté, tuvo dos dimensiones –inseparables, coordinadas y consecuentes- como persona y académica, que viví en tres etapas de nuestras vidas, en orden creciente de cercanía, de profundidad y de afecto mutuo.

Como persona, me gustaría destacar desde mi perspectiva, tres características: auctoritas (legitimación socialmente reconocida), innovación (orientada al bienestar social) e ingenio (intuición, lucidez, talento), todas ellas envueltas de un humor, que podía ser de distintos colores, aunque siempre respetuoso y asertivo, según el propósito y las circunstancias. Seguro que hay más, pero estas fueron características que compartí y que se acentuaron a lo largo de las tres etapas. Bueno y en distancias cortas: la de las innumerables anécdotas, que darían para escribir un libro, que releer continuamente (emanan sabiduría).

Como académico, esta dimensión me ha llegado en diversos momentos de mi vida, alguno de ellos (el primero) casi olvidado por mi papel insignificante en el mismo.

El primero fue en 1967. Después de mi estancia en Eindhoven (Países Bajos) recién licenciado en Físicas por la Complutense de Madrid, en la especialidad de Física Industrial, formaba parte del equipo de Don José García Santesmases (Don José), catalán de pro asentado en Madrid, que era catedrático de Física Industrial y director del Instituto de Electricidad y Automática del actual CSIC (IEA). Eran los tiempos en que se estaba discutiendo las cuestiones de la docencia e investigación en automática, en escuelas de ingenieros industriales o/y en facultades de ciencias. También estaba en liza la representación española en la IFAC (Federación Internacional de Control Automático). Los líderes de ambas tendencias era mi maestro Don José y Gabriel Ferraté; yo asistí a varias reuniones en Barcelona y Sitges, en representación de mi maestro y jefe, como “simple soldado de a pie”. Allí me impresionó un joven, de treinta y pocos años, que era Gabriel; nuestra diferencia de edad era de casi nueve años. Ya se pueden Uds. imaginar.

El segundo fue durante el período en que ambos fuimos rectores de universidades politécnicas; en mi caso de 1982 a 1989, en la UPCanarias. En el suyo de más de veinte años como rector de la UPCataluña, su rector por antonomasia. Fueron unos años en los que las tres grandes universidades politécnicas del estado español tenían unos rectores, que marcaron época y que lideraba implícitamente Gabriel Ferraté. Se trataban de Rafael Portaencasa en la UPMadrid y de Justo Nieto en la UPValencia. Yo era el más joven e inexperto de todos ellos. Sus intervenciones en el entonces Consejo de Universidades siempre eran escuchadas con enorme respeto y autoridad; de él aprendí mucho en mis quehaceres como rector.

El tercero, el más significativo e intenso, fue cuando me “fichó” (invitó) para formar parte de su gran, pionero y reconocido proyecto de la UOC (2000-2006). Yo acababa de volver de Canadá de la UBC (University of British Columbia, Vancouver) durante estuve dieciocho meses como visiting scholar trabajando con Anthony (Tony) Bates, referencia mundial en aprendizaje no presencial y uno de los creadores de la British Open University (Milton Keynes), y Murray Golberg, el creador de webCT. Gabriel Ferraté y sus colaboradores inmediatos (Josep María Oliveras y Xavier Aragay) buscaron la manera de que el rector de la ULPGC me permitiese estar en la UOC, mediante un convenio de colaboración entre ambas universidades.

La UOC es la experiencia más importante e innovadora que he vivido de toda mi larga vida universitaria.
En ella era realidad lo que había aprendido en la UBC, sobre cómo las tecnologías digitales afectaban a la
sociedad y al aprendizaje en particular. En ese sentido el rector Ferraté fue un verdadero líder visionario,
él no sabía a priori de formación no presencial, pero tenía muy claro lo que no se debía hacer, fruto de
su experiencia como rector y director de Escuela en la UPC.
Como Vicerrector de Relaciones Internacionales me gustaría destacar dos hechos:
a) en los congresos y reuniones internacionales contábamos lo que hacíamos, no lo que pensábamos hacer; lo cual nos daba una situación de privilegio, exigencia y responsabilidad;
b) la UOC, en mi opinión, es el mejor embajador que ha tenido Cataluña en el mundo; esto fue especialmente relevante en Latinoamérica, y específicamente en México y Argentina.

También quiero destacar du decisión de crear la primera cátedra UNESCO de e-learning; en sus primeros años queríamos ser una universidad que formase a líderes universitarios de todo el mundo, comenzando por Latinoamérica. Si Gabriel Ferraté hubiese continuado como rector, yo nunca hubiese dejado la UOC. De esta época tengo un gran número de anécdotas del rector Ferraté, pero hoy no tocan.

Quiero tener un recuerdo especial para su mujer Josefina, que siempre me distinguió con su afecto, consideración y confianza. También para su hijos y toda la familia. Quédense con la trayectoria del marido, padre y abuelo que se conservará siempre como referencia y faro que nos guía en nuestro quehacer cotidiano, en medio de la incertidumbre y turbulencias en las que nos encontramos. Creo que la UOC debe ser la depositaria de su legado y de actualizar constantemente su memoria.

Francisco Rubio Royo
Vicerrector de Relaciones Internacionales de la UOC (2001-2006)
Las Palmas de GC, 13 febrero 2024

(Visited 78 times, 1 visits today)
Etiquetes
Comentaris
Toni Brunet12 de febrer de 2024 a les 18:07

M’assabento amb tristesa de la notícia del traspàs del rector Ferratè. Comparteixo el meu condol amb el conjunt de la comunitat de la UOC. Un esperit emprenedor, inquiet i marcat per la curiositat del científic. Sempre amb solucions, mai amb problemes. Va ser un privilegi poder treballar a prop seu. Tots els qui l’hem conegut i, especialment, els qui han fet un llarg camí amb ell, el trobarem a faltar

Respon
Deixa un comentari