TLC series. Análisis de centros de enseñanza y aprendizaje desde el eLinC. La clasificación HITS desde el prisma del MIT

11 abril, 2024
Pexels

Las labores de observación y análisis de tendencias educativas y la innovación en el eLinC ponen el foco en las buenas prácticas internas y externas para contribuir a la evolución del modelo educativo de la UOC. En el marco de esa labor, los miembros del equipo de Análisis del Aprendizaje y de la Docencia José López Ruiz y Desirée Gómez Cardosa han realizado recientemente un análisis de diferentes tipos de centros encargados de promover la innovación educativa en las universidades  y sus particularidades y han revisado la clasificación HITS.

 

Análisis sobre los centros de enseñanza y aprendizaje

Un centro de enseñanza y aprendizaje (o TLC, siglas en inglés de Teaching and Learning Center) es un espacio central dedicado a la excelencia y el apoyo continuos a la enseñanza y el aprendizaje, que constituyen su objetivo principal. Está dotado de profesionales con experiencia en pedagogía, innovación docente y aprendizaje de los estudiantes[1] (Wright, 2023). En muchos aspectos, los TLC ayudan a dar forma a las culturas profesionales y académicas y a las prácticas docentes de sus instituciones (Atkins et al., 2017).

Los órganos como los TLC dan respuesta al mandato de promover, implementar y garantizar la sostenibilidad de la innovación educativa orientada a la mejora de la calidad docente y de los aprendizajes de las instituciones de educación superior. Un acto, el de la innovación educativa, «planificado y deliberado» (UNESCO, 2016) en el que intervienen múltiples expertos y equipos y que puede adoptar diferentes enfoques y formas de gestión en función del grado de madurez y visión estratégica compartido por cada institución.

El eLinC, como TLC de la UOC, realiza de manera periódica labores de observación dentro de su ecosistema para detectar tendencias educativas y de innovación en el ámbito del eLearning a fin de analizar prácticas de éxito que mejoren los modelos educativos. Este mismo blog se hace eco de ellas y reflexiona sobre muchas de esas tendencias e innovaciones docentes. El equipo de analistas del centro ha recopilado recientemente en un informe una muestra de experiencias y buenas prácticas institucionales relativas al impulso y la gestión de la innovación docente de otras universidades y centros TLC afines al eLinC.

El foco de la observación de TLC ha sido la innovación y la mejora de la enseñanza y el aprendizaje. Se han analizado el papel y la operativa de los centros a la hora de acompañar este proceso en el contexto de su estrategia institucional y bajo la perspectiva de la clasificación HITS ofrecida por Wright (2023). Los resultados del análisis se sintetizan en una serie de ideas y reflexiones que se irán compartiendo en diferentes entradas del blog que puedan despertar el interés de los lectores. Para los analistas ha sido una exploración muy interesante que les ha permitido poner frente al espejo y frente al mundo su modelo de centro. Gracias al análisis han podido conocer y comparar con otros entornos qué prácticas, formas de organización y estructuras de servicio son compartidas o diferentes.

 

Clasificación HITS

Como se ha mencionado anteriormente, existen múltiples modelos de centros de enseñanza y aprendizaje, con particularidades en su funcionamiento diario. Desde el Jameel World Education Lab (J-WEL) del Massachusetts Institute of Technology, Stump y Sastry (2023) destacan la categorización de centros que ha realizado Wright (2023)[2], en la que los modelos de docencia y aprendizaje representan la teoría del cambio del centro y revelan cómo se produce el cambio con mayor éxito en el contexto institucional particular. Wright clasifica esas teorías de cambio utilizando el acrónimo HITS, que asigna a cada centro una letra del acrónimo.

  • Centro H: es un hub; sirve de conector de todas las actividades de enseñanza y aprendizaje. Desempeña un papel coordinador en toda la institución, se esfuerza por promover el diálogo y la colaboración y ofrece programas o recursos centralizados.
    • Actividades más comunes: programas para grupos reducidos (cursos o talleres), actos en toda la institución y comunidades de prácticas, diálogo o colaboración.
  • Centro I: sirve de incubadora. Apoya las nuevas ideas así como el crecimiento del profesorado.
    • Actividades más comunes: consultas individuales, observaciones del profesorado, orientaciones dirigidas al nuevo profesorado, becas para la docencia y la formación.
  • Centro T: sirve de templo. Está diseñado para elevar el valor de la enseñanza y el aprendizaje y el desarrollo educativo. Las estrategias de templo se traducen en un reconocimiento público de la buena enseñanza y en esfuerzos para crear un cambio dentro de la institución.
    • Actividades más comunes: premios a la docencia, la innovación, la enseñanza con tecnología, el asesoramiento y la tutoría; reconocimiento por parte de los estudiantes, por ejemplo la «semana de agradecimiento al profesorado».
  • Centro S: corresponde al inglés siver, es decir, tamiz. Utiliza una estrategia que filtra y promueve solo las mejores prácticas, apoyadas por la investigación. Este enfoque pone el énfasis en las normas, la experiencia y las prácticas basadas en la evidencia.
    • Actividades más comunes: apoyo a la beca de enseñanza y aprendizaje (SoTL), investigación, participación en procesos de calidad mediante la elaboración de normas y participación en las evaluaciones de los cursos por parte de los estudiantes.

Como demuestra el trabajo de Wrights, la mayoría de centros de enseñanza y aprendizaje se apoyan en una o más de las categorías descritas anteriormente, y muchos de ellos en estrategias de varias categorías.

 

Recomendaciones para desarrollar o reforzar los centros de enseñanza y aprendizaje

Stump y Sastry solicitaron asesoramiento a los directores y/o personal del Center for Teaching and Learning Matrix[3] y unificaron sus consejos en las siguientes estrategias clave:[A1] 

  1. Conoced y entended la cultura de vuestra institución. Conoced dónde están las «palancas» en vuestra institución y responded a ellas en lugar de luchar contra ellas.
  2. Estad presentes, conoced al cuerpo docente y al personal. La única manera de que los centros crezcan es ofrecer productos que sirvan al profesorado; esforzaos para que el laboratorio responda a lo que ellos buscan. Diseñad un laboratorio que responda a las necesidades reales; evitad la sensación de que se les está imponiendo algo. Para ganaros la confianza del profesorado, empezad con una necesidad pequeña.
  3. Tened un modelo claro de implicación (engagement). Poned énfasis en un programa emblemático al cual podáis dedicar recursos y defendedlo; aseguraos de evaluarlo y de poder demostrar su impacto.
  4. Visibilizad el trabajo llevado a cabo por el centro. Gran parte de la labor que debe realizar un centro consiste en aumentar la visibilidad para dejar claro que existen recursos para la enseñanza. Combinad eso con un programa sustantivo para poder decir «hemos hecho esto, muchos profesores han participado y así es como hemos medido el éxito«.
  5. Reclutad a campeones del desarrollo del profesorado.  Situad en primer plano al profesorado que está haciendo grandes cosas en vez de posicionaros como alguien que les dice lo que tienen que hacer. Encontrad a personas potentes que también sean buenos profesores y se preocupen por la enseñanza; destacad y resaltad su trabajo. Lo más importante que puede tener un centro es el respeto del profesorado. Se trata de crear relaciones con las personas, de que sientan que han contribuido a lo que haces.
  6. Cread un espacio y una cultura en la que los profesores puedan hablar mutuamente sobre docencia. En vez de realizar un taller tras otro, ofreced interacciones más sustanciales, como comunidades de aprendizaje que reúnan al profesorado. Dad a conocer el centro, un lugar que crea comunidad entre el profesorado.
  7. Buscad apoyo de liderazgo institucional. La relación con la dirección de la institución puede hacer que un centro de enseñanza y aprendizaje forme parte de su tejido institucional. Aseguraos de que los administradores reconozcan su contribución al profesorado.
  8. Poned énfasis en los servicios dirigidos a todo el profesorado. Aseguraos de incluir programas y servicios diseñados para el profesorado en todos los niveles de su carrera académica.
  9. Haced que la evidencia sea la base de todos los programas. Incorporad la evidencia a los programas. Los resúmenes o la revisión de evidencias que apoyan las nuevas estrategias o técnicas son importantes. Durante la ejecución, evaluadlo, presentad las pruebas de vuestro éxito y solicitad más financiación. Cread partes de un programa para no tener que pedir todos los recursos a la vez. Probad cosas, demostrad su impacto y construid después algo sostenible.

 

Conclusiones

Las acciones de benchmarking o análisis de la competencia sirven tanto de inspiración como de punto de referencia para la revisión de las propias prácticas. Al realizar una revisión de diferentes centros con funcionalidades parecidas a las del eLinC hemos sido capaces de detectar prácticas que ofrecen servicios similares bajo diversos prismas. Tanto la clasificación HITS de Wright como el análisis que hicieron de ella Stump y Sastry sirven para enmarcar la estructura de los centros y también para valorar la tipología que más se adecua a las necesidades de la institución. A la hora de estudiarla hemos podido ver cómo se ha producido una evolución en muchos de los centros de enseñanza y aprendizaje a lo largo del tiempo hacia centros que, en su mayoría, hibridan diferentes formatos, si bien muchos de ellos se centran todavía en ofrecer únicamente alguna de las funcionalidades del acrónimo HITS. Ha quedado también patente el destacado papel que desempeñaron muchos TLC durante las etapas de transición de la COVID-19 como entes de apoyo al definir e implantar estrategias técnicas y pedagógicas de enseñanza remota, papel y vínculo que se fortalecen institucionalmente a medida que la transformación digital de la educación se acelera.

En próximas entradas daremos más detalles sobre cómo se estructuran los diferentes centros y cuáles son sus mejores prácticas en diferentes ámbitos de mejora de la docencia y el aprendizaje.

 

[1] Wright recoge esta definición del Houston H. Harte Center for Teaching and Learning, de la Washington and Lee University, Virginia, EE. UU.

[2] Wright, M. C. (2023). Centers for teaching and learning: The new landscape in higher education. JHU Press.

[3] Más información en el documento The Teaching and Learning Matrix.

 

Referencias y otras fuentes consultadas

Atkins, B., Koroluk, J. y Stranach, M. (2017).  Canadian Teaching and Learning Centres on Facebook and Twitter:  An Exploration Through Social Media. TechTrends 61, 253–262. https://doi.org/10.1007/s11528-016-0144-2

Stump, G. S. y Sastry, A. (2023) Teaching and Learning Centers: A pathway to sustainable teaching innovations. MIT J-WEL.

UNESCO Perú. (2016).  Innovación educativa. Herramientas de apoyo para el trabajo docente. UNESCO. https://uai.edu.ar/media/117274/art-unesco-innovacioneseducativas-e-metodologc3ada-4-innov-educ.pdf

Wright, M. C. (2023). Centers for Teaching and Learning: The New Landscape in Higher Education. (P. 9). Johns Hopkins University Press.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Desirée Gómez Cardosa
Especialista en innovación educativa en el Grupo Operativo Observación del eLearning Innovation Center de la Universitat Oberta de Catalunya. Su especialidad es la detección y análisis de tendencias educativas, innovación y tecnología en el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLinC. Tiene  una licenciatura y un máster en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona y un Postgrado de Dirección y Gestión del e-learning de la UOC. 
Innovación en el equipo de Estimulación y Desarrollo de Procesos de Innovación Educativa del eLearning Innovation Center (eLinC) de la UOC. Diplomado en Ciencias Empresariales, ha cursado estudios de posgrado de gestión de productos e innovación en tecnología, procesos creativos, administración y gestión de redes y sistemas, y formación de formadores. Está especializado en la gestión de procesos y proyectos de innovación en el ámbito de la educación en línea.