El papel de las STEAM en la empleabilidad y la reducción de la brecha digital femenina

8 marzo, 2023
Women working in a STEAM device Photo by ThisisEngineering RAEng on Unsplash

Los programas basados en las disciplinas científicas y artísticas son un gran aliado a la hora de reducir la brecha digital de las niñas en la educación y garantizar su futuro laboral

Qué entendemos por STEAM

El término STEM fue acuñado por la National Science Foundation, una agencia federal independiente que apoya la ciencia y la ingeniería de los EE. UU., para referirse a las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (Science, Technology, Engineering, Maths). Dentro de la sociedad, desde hace unos años, se hizo patente la necesidad de incluir en este término la disciplina artística y el diseño. La Escuela de Diseño de Rhode Island recogió este anhelo, contribuyendo a la popularización del acrónimo STEAM, en referencia ahora a ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas

En el entorno educativo, STEAM hace alusión, por lo tanto, a un modelo de aprendizaje integrador basado en la enseñanza de estas cinco disciplinas. Este modelo suele utilizar metodologías como el aprendizaje reflexivo o el aprendizaje basado en proyectos, los cuales favorecen el proceso formativo del aprendiz mediante su proceso de investigación particular al dar respuesta a las preguntas o desafíos planteados en clase. De este modo, el estudiantado incorpora habilidades como la resolución de problemas a través del método científico, pero también el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Algunos artículos académicos avalan los resultados positivos de estas metodologías. El artículo «Uso del programa STEAM para desarrollar y mejorar las habilidades experimentales de los estudiantes» señala que los estudiantes «aprendieron a planificar y a hacer experimentos, adquirieron la capacidad de formular hipótesis, de realizar suposiciones, de analizar y de explicar resultados, y de formular conclusiones razonadas» (Šlekienė 2019).

 

Algunas cifras para entender el panorama actual y futuro

La sociedad recoge cada gran cambio asociado a la transformación digital, el mercado laboral necesita perfiles formados en las disciplinas más punteras y surgen profesiones detrás de cada invención tecnológica. El informe Future of the Jobs, del Foro Económico Mundial, destaca especialmente el hecho de que la fuerza laboral está especializándose en áreas vinculadas con las TIC (WEF, 2016).

La urgencia principal en cuanto a la brecha digital de género y al número inferior de mujeres que poseen un perfil profesional tecnológico o científico es que, si no se llevan a cabo acciones concretas para que las mujeres participen en estas áreas, su desarrollo profesional, social y económico podría estar en riesgo por las necesidades del mercado laboral orientado a las TIC (Juvera y Hernández, 2021), y en un futuro próximo la desocupación femenina podría aumentar de forma alarmante.

El artículo «Empleos en auge 2023«, de LinkedIn, destaca los 25 puestos de trabajo más solicitados en los últimos cinco años y las tendencias que están definiendo el futuro del mercado laboral. De entre estos, podemos destacar nuevas profesiones relacionadas con las disciplinas STEAM con un porcentaje de contratación por género muy diferenciado, como por ejemplo analista de ciberseguridad (14 % mujeres; 86 % hombres), ingeniero/a de fiabilidad del sitio o site reliability engineer (5 % mujeres; 95 % hombres), ingeniero/a de inteligencia artificial (15 % mujeres; 85 % hombres), o ingeniero/a de DevOps (10 % mujeres; 90 % hombres). 

La presencia de mujeres en algunas titulaciones de los ámbitos STEAM es alta, pero tienen que ver con las disciplinas de salud y no de tecnología, en las que representan el 78 % en los ciclos de FP de grado medio y el 76 % en los de grado superior. Con respecto a grados universitarios, el porcentaje femenino es del 69 % en Medicina, el 82 % en Enfermería y el 75 % en Biomedicina (Zafra, 2022). 

Según las cifras del primer informe de la Alianza STEAM, elaborado por la Unidad de Igualdad del Ministerio de Educación y Formación Profesional, desde el curso 2008-2009 hasta el 2020-2021, ha habido un incremento del 3,86 % en el número de chicas que cursan el bachillerato en modalidad de ciencias y tecnología (Grañeras et al., 2021). Esto podría corresponder con una toma de conciencia, por parte de la sociedad, de la importancia del estudio de estas disciplinas dentro de la comunidad femenina, dada la tendencia pujante de las nuevas profesiones tecnológicas y vinculadas a las ciencias. A pesar de todo, no todas las cifras son tan optimistas. El porcentaje de alumnado matriculado en grado universitario en las universidades públicas por género y rama de enseñanza en el curso 2020-2021 muestra que, dentro de la rama de ingeniería y arquitectura, menos de un tercio de estudiantes son mujeres (25,80 % frente al 74,20 %) (Grañeras et al., 2021). 

En cuanto al conjunto de Europa, según datos del 2018, dentro del estudiantado de alto rendimiento en matemáticas y ciencias que eligen profesiones STEAM, un 21,3 % de chicos escogen profesiones relacionadas con la ciencia y las ingenierías, frente al 11,7 % de chicas, una situación parecida al caso de las TIC, donde las cifras son del 10,1 % de chicos frente al 1,2 % de chicas. 

Esta situación no siempre ha sido así. Tenemos que remontarnos, sin embargo, a los principios de la programación en los años sesenta y posteriores, cuando las mujeres se consolidaron como programadoras y en 1984 representaban un 37,1 % del estudiantado de informática en los Estados Unidos. 

Respecto de la brecha digital de género, dentro del artículo «Un gran reto de la alfabetización digital: la brecha digital de género» analizamos una serie de datos que ponen en evidencia las desigualdades en materia de tenencia y operabilidad TIC. Según recoge UNICEF, 393 millones de mujeres adultas de los países en desarrollo no disponen de teléfonos móviles, lo que dificulta las oportunidades de digitalización. Este problema empieza en la infancia, puesto que 1.300 millones de menores de tres a diecisiete años no tienen conexión a internet en casa (UNICEF & ITU, 2020). Todo ello obstaculiza enormemente que, especialmente las niñas por razones de carácter social y cultural, puedan disfrutar de un acceso regular a herramientas TIC, formarse en habilidades digitales y alfabetizarse mediáticamente.

 

Cómo pueden ayudar las STEAM dentro de la brecha digital de género

Las normas de género, los estereotipos negativos, las barreras y la brecha digital de género siguen impidiendo que las niñas desarrollen su potencial (Grañeras et al., 2021). 

Las instituciones educativas privadas y públicas, así como las iniciativas gubernamentales, tienen un papel decisivo a la hora de desarrollar acciones que corrijan esta situación. 

En el artículo «How to Address Stereotypes and Practices Limiting Access to STEM-Related Education for Women and Girls«, la investigadora Milagros Sáinz, líder del grupo de GenTIC de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), analiza las causas de esta baja representación femenina, incluyendo el refuerzo de los estereotipos sobre determinadas profesiones en los medios de comunicación de masas, las redes sociales, la publicidad y los videojuegos (Sainz, 2022). 

 

Algunas de las acciones que pueden fomentar que las chicas se interesen por las disciplinas STEAM y la adquisición de habilidades TIC son las siguientes:

  • Facilitar el acceso al equipamiento tecnológico y la conectividad a internet, y formar en habilidades TIC.
  • Romper los estereotipos de género.
  • Visibilizar los modelos de referencia femeninos en carreras científicas y técnicas.
  • Acercar la ciencia, la tecnología y las TIC a las chicas a través de los currículos escolares basados en las STEAM o con actividades extraescolares.
  • Aprovechar la «A» de STEAM para animarlas en el estudio de estas disciplinas a través del diseño, el arte, la ludificación y el multimedia.
  • Dar a conocer las profesiones relacionadas con la digitalización y las oportunidades que ofrecen.

 

Actualmente, hay iniciativas muy interesantes para promocionar las STEAM entre las chicas, como TecnoGirls del TecnoCampus de Mataró, un proyecto que tiene como objetivo principal la divulgación de la ciencia y la tecnología entre los estudiantes de secundaria. Este proyecto pretende fomentar las vocaciones tecnológicas en el colectivo de chicas en edades comprendidas entre los 12 y los 18 años, con el ánimo de contribuir a poner fin a la brecha de género que existe en profesiones de este ámbito. A tal efecto, organizan actividades como una exposición itinerante por las bibliotecas del Maresme y una exposición en línea sobre referentes femeninos de la tecnología, talleres de tecnología, ciencia y arte, y la hackatón para chicas Hackgirl.

Dentro de los programas de voluntariado universitario en los que participa la UOC, se encuentra Technovation Girls, iniciativa liderada por la Asociación Espiral, en colaboración con la ONG Technovation. Su objetivo es fomentar el emprendimiento digital y las vocaciones STEAM entre el colectivo de niñas y adolescentes de entre 8 y 18 años en Cataluña. El programa forma equipos de un máximo de cinco niñas y una mentora que trabajan de manera pautada para detectar una necesidad de su entorno y pensar en una solución diseñando y programando una aplicación móvil para ayudar a resolverla.

Una muy buena forma de promocionar la igualdad y el compañerismo entre chicos y chicas para que aprendan juntos y fomentar las STEAM en ambos géneros son las actividades conjuntas. El proyecto InspiraSTEAM, impulsado por la Universidad de Deusto, es un proyecto pionero para el fomento de la vocación científico-tecnológica entre las chicas, basado en acciones de sensibilización y orientación. Las acciones formativas son impartidas por voluntarias, profesionales del mundo de la investigación, llamadas ‘mentoras’, a través del mentoring grupal. Forman a niñas y niños en ciencia y tecnología, fomentando las STEAM entre estudiantes de primaria.

Otras iniciativas refuerzan el papel de la creación de experiencias ludificadas o relacionadas con el multimedia. El artículo «Chicas expertas en tecnología: el aprendizaje de las habilidades del siglo XXI a través de la creación artística digital STEAM» explica como a lo largo de diferentes cursos, se alentó a las chicas a crear con la tecnología y explorar distintas formas de creación artística digital mediante actividades vinculadas a la narración de historias, la experiencia personal y la alfabetización tecnológica, desarrollando animaciones y videojuegos. El resultado fue muy positivo: «las chicas aprendieron a participar colectivamente en la creación de arte digital, explorando funciones de liderazgo con conocimientos y habilidades del siglo XXI, lo que aumentó su confianza para seguir futuras carreras relacionadas con la tecnología» (Liao et al., 2016). Después de hacer encuestas a las estudiantes, las conclusiones fueron que «adquirieron diferentes puntos de vista sobre la tecnología, así como la comprensión de que las mujeres también pueden marcar la diferencia usando la tecnología» (Liao et al., 2016).

 

Conclusiones

La problemática social de la baja representatividad de las mujeres en las disciplinas y profesiones del ámbito científico-tecnológico y la necesidad creciente de profesionales de estos ámbitos, dado el mundo cambiante y tecnificado en el que estamos inmersos, requieren acciones inmediatas

Los responsables de instituciones educativas, gubernamentales, organizaciones supranacionales y otros agentes sociales deben ponerse manos a la obra a la hora de reducir la brecha digital femenina en las edades más tempranas, así como fomentar el interés de las chicas en su formación en disciplinas de los ámbitos técnicos para evitar un futuro en que las desigualdades sociales sean todavía más evidentes. Diferentes experiencias apuntan a que los currículos STEAM ayudan a lograr este fin. 

Aun así, es necesaria la colaboración entre hombres y mujeres, sin sesgos, para hacer efectiva la integración de niñas y niños dentro de estos currículos interdisciplinarios y la normalización de la presencia femenina en cualquier profesión o ámbito de la ciudadanía y el conocimiento. 

 

Referencias

Grañeras Pastrana, M.; Moreno Sánchez, M. E. e Isidoro Calle, N. Radiografía de la brecha de género en la formación STEAM. Un estudio en detalle de la trayectoria educativa de niñas y mujeres en España. Ministerio de Educación y Formación Profesional. 2021. Disponible en: https://www.educacionyfp.gob.es/dam/jcr:95061d7e-da6f-46ad-a828-53f5d604697c/libro-steam-1-2-22-web-.pdf 

Ibáñez, M. S. How to Address Stereotypes and Practices Limiting Access to STEM-Related Education for Women and Girls. 2022. Disponible en: https://www.unwomen.org/sites/default/files/2022-12/EP.3_Milagros%20Sainz.pdf 

Juvera, J. y Hernández López, S. H. STEAM en la infancia y la brecha de género: una propuesta para la educación no formal. En: EDU REVIEW. International Education and Learning Review/Revista Internacional de Educación y Aprendizaje. 2021. Vol. 9, n.º 1, pág. 9–25. Disponible en: https://journals.eagora.org/revedu/article/view/2712/1656

Liao, C.; Motter, J. L. y Patton, R. M. Tech-Savvy Girls: Learning 21st-Century Skills Through STEAM Digital Artmaking. En: Art Education. 2016. Vol. 69, n.º 4, pág. 29–35, DOI: 10.1080/00043125.2016.1176492 Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00043125.2016.1176492?journalCode=uare20 

Šlekienė, V. The usage of STEAM program in developing and improving of students’ experimental skills. En: Science and technology education: current challenges and possible solutions. 3rd International Baltic Symposium (BalticSTE 2019, Šiauliai, 17–20 de junio, 2019). 2019. Pág. 217–221. Scientia Socialis, UAB. Disponible en: https://files.eric.ed.gov/fulltext/ed619837.pdf 

UNICEF & ITU. How many children and young people have internet access at home? Estimating digital connectivity during the COVID-19 pandemic. 2020. Disponible en: https://www.unicef.org/media/88381/file/How-many-children-and-young-people-have-internet-access-at-home-2020.pdf

WEF. The Future of Jobs Employment, Skills and Workforce Strategy for the Fourth Industrial Revolution. 2016. Disponible en: https://www3.weforum.org/docs/WEF_Future_of_Jobs.pdf 

Zafra, I. Alarma por la brecha de género educativa: la proporción de mujeres cae cada curso en Matemáticas, Informática y Tecnología. En: El País. 11 de febrero de 2022. Disponible en: https://elpais.com/educacion/2022-02-11/alarma-por-la-brecha-de-genero-educativa-la-proporcion-de-mujeres-cae-cada-curso-en-matematicas-informatica-y-tecnologia.html?event_log=go

(Visited 258 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Desirée Rosa Gómez Cardosa
Especialista en innovación educativa en el equipo Análisis del Aprendizaje y la Docencia del eLearning Innovation Center de la Universitat Oberta de Catalunya. Su especialidad es la detección y análisis de tendencias educativas, innovación y tecnología en el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLinC. Tiene  una licenciatura y un máster en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona y un Postgrado de Dirección y Gestión del e-learning de la UOC.