‘TLC series’. La asociación de docentes y estudiantes para la mejora educativa

30 mayo, 2024
Foto por Pexels – Kampus

Las tareas de observación y análisis de las tendencias educativas y la innovación al eLearning Innovation Center (eLinC) ponen el foco en las buenas prácticas internas y externas para ayudar a la evolución del modelo educativo en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Los miembros del equipo de Análisis del Aprendizaje y de la Docencia José López Ruiz i Desirée Gómez Cardosa han efectuado un análisis de centros encargados de promover la innovación educativa en las universidades. En cada artículo de las ‘TLC series’ se desgranará un aspecto con vínculos a la actuación de los centros. En el caso de esta entrada, la colaboración de docentes y estudiantes en pro de la mejora docente y la innovación dentro del aprendizaje.

 

Una conocida definición de SaP que disfruta de bastante consenso entre los profesionales y los académicos es que se trata “de un proceso colaborativo y recíproco a través del cual todos los participantes tienen la oportunidad de contribuir igualmente, aunque no necesariamente del mismo modo, a la conceptualización curricular o pedagógica, tomada de las decisiones, la implementación, la investigación o el análisis” (Cook-Sather et al., 2014). La pluralidad, la reciprocidad, la confianza y el empoderamiento, son algunos de los nueve valores recogidos a The Advance HE Framework al identificar aquellos que sostienen las asociaciones exitosas del estudiantado. Estos, por otro lado, tienen que poder verse reflejados en la estrategia y la cultura universitarias propuestas por las instituciones que promuevan estas conexiones Sabe. Si se fomentan las interacciones colaborativas inclusivas, éticas y de poder compartido a través del diálogo y la reflexión, se pueden conseguir prácticas genuinas de asociación (Matthews, 2017) que mejoren notablemente la experiencia del estudiantado.

 

¿Por qué es importante la colaboración entre el estudiantado y el profesorado?

La participación del estudiante en determinados procesos y aspectos de su educación universitaria (Students as Partners o SaP) es una práctica extendida en la educación superior que ejerce una transformación positiva en el estudiantado y su desarrollo profesional.

Conocer cuáles son las diferentes opciones o formas de asociación mayoritariamente adoptadas en las instituciones de educación superior, no es sencillo en un campo que, en gran medida, todavía sigue sin ser teorizado (Gravett et al., 2020) y donde los principales agentes de las universidades pueden sostener percepciones diferentes en cuanto a los enfoques de la asociación. Citando a Matthews et al. (2018), los anteriores autores remarcan que, a medida que las prácticas SaP pasan de ser una praxis individual a ser estrategias institucionales para la transformación, es relevante comprender como los líderes formales y séniors entienden las prácticas SaP y se implican.

 

Buenas prácticas que involucran a los estudiantes en la tarea docente

La guía de Advance HE Essential frameworks for enhancing student success: Student Engagement Through Partnership (Healey y Healey, 2019) ofrece una visión integral de como involucrar a los estudiantes con el personal docente a través de las diferentes áreas de asociación siguientes, recuperadas de Healey, Flint y Harrington (2014), las cuales complementamos aquí con prácticas destacadas dentro de nuestra búsqueda en el eLinC.

 
Aprendizaje, enseñanza y evaluación

Esta área incluye, como formas de asociación cada vez más comunes, el aprendizaje y la evaluación entre pares, la tutoría, la codocencia y otras formas de aprendizaje activo.

El informe de centros del eLinC ha reflejado ejemplos de prácticas donde el estudiantado interviene bajo la figura de tutor de los estudiantes de cursos inferiores. En el centro McGraw CTL de Princeton University, el programa de tutorías Peer-to-peer para estudiantes de grado ofrece múltiples beneficios y valores que incluyen el altruismo, dado que el estudiante ayuda sus compañeros, y una remuneración económica. Los nuevos tutores asisten a una orientación y capacitación de 3 horas y el programa los permite mejorar las habilidades específicas de tutoría, como por ejemplo, la facilitación grupal, la formulación de explicaciones claras y útiles y la realización de evaluaciones. El primer tipo de tutorías que llevan a cabo es la tutoría grupal, donde se busca crear un ambiente similar al de un grupo de estudio para ayudar los estudiantes a ser solucionadores de problemas flexibles e independientes. Los tutores facilitan la interacción para que los estudiantes piensen, se expliquen, resuelvan problemas e integren activamente sus conocimientos. El segundo tipo es la tutoría individual, la cual permite asistencia personalizada e individualizada para los estudiantes que desean una ayuda con partes algunas específicas del curso. Otra figura es la de los Assistants in Instruction (AI) o asistentes de instrucción. El servicio AI Orientation es una formación como asistentes de aprendizaje para estudiantes de posgrado a Princeton. Estos se reúnen con los estudiantes en grupos reducidos, dirigiendo debates y sesiones de resolución de problemas, impartiendo laboratorios, respondiendo consultas de los estudiantes, calificando actividades y ayudando en el diseño e impartición de cursos.

 
Investigación e indagación disciplinar o de los planes de estudio

Muchas instituciones han explorado maneras de involucrar a los estudiantes mediante su incorporación en la investigación y la indagación en los currículums.

El centro TALIC para la innovación de la enseñanza y el aprendizaje de The University of Hong Kong está implicado en la promoción de la cultura de la asociación como estrategia para la mejora y la innovación en el aprendizaje. Ayudan a facilitar iniciativas de cooperación que involucran multitudes de estudiantes en proyectos de cocreación curricular y pedagógicad, de contenidos y otros que se podrían distribuir en las diferentes áreas de clasificación de los marcos de mejora. El personal especializado del centro acostumbra a participar en el viaje compartido de los proyectos. Incluimos en este apartado el proyecto de colaboración interinstitucional Cocreación del futuro de la educación: un proyecto de asociación estudiantil representado por el personal del TALIC con otras universidades de Hong Kong, que tiene como objetivo apoyar y promover prácticas SaP incluyendo objetivos de innovación y de investigación en los nuevos modelos pedagógicos.

Como marco de colaboración, la universidad también promueve una Comunidad de Práctica (CoP) de SaP como una vía para compartir prácticas que estén transformando el aprendizaje en la universidad.

 
Becas para la enseñanza y el aprendizaje

Estas señalan el crecimiento de la participación de los estudiantes en proyectos tipo Scholarship of Teaching of Learning (SoTL) donde los estudiantes emprenden con proyectos diseñados para mejorar la experiencia de aprendizaje universitario para ellos mismos y para sus pares.

En Minnesota State University, Mankato, los estudiantes interesados en la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje tienen la oportunidad de hacer sugerencias sobre cómo se podrían modificar los procesos formativos para obtener mejores resultados. El programa Students Consulting donde Teaching (SCOT) orientado a obtener feedback de los cursos del Center for Excellence in Teaching and Learning ofrece al estudiantado la posibilidad remunerada de observar determinados aspectos e interacciones del aula (proyectos de grupos, pruebas, estilos docentes, tareas, etc.) que aporten información al docente para hacerse una mejor idea de lo que está sucediendo en los escenarios de aprendizaje. Esta acción de TLC se conecta con las actividades de búsqueda de evidencias y la participación del estudiantado en los procesos de calidad que mencionaba Wright (2023), propia del Centro S o Siver (criba) de su Clasificación HITS de centros de docencia y aprendizaje.

 

Diseño curricular y asesoría pedagógica

Involucrar a los estudiantes en el diseño curricular y la consultoría pedagógica es quizás, según los autores de la guía, la menos desarrollada de las diferentes áreas, aunque hay muchos ejemplos de estudiantes que producen recursos pedagógicos.

Queensland muestra también ejemplos de cómo involucran al estudiante en la creación de recursos didácticos, como son las colaboraciones en la producción de contenidos para los módulos Digital Essentials destinados a que adquieran habilidades digitales durante su proceso formativo.

Nos parece interesante poder incluir en esta agrupación un ejemplo de cocreación conducido por las profesoras Katz y Van Allen (2020) de la City University of New York, CUNY para diseñar prácticas educativas abiertas, la cual guarda relación con el reposicionamento de los estudiantes como productores y controladores de su propio aprendizaje. Las docentes desarrollaron el Marco para el Diseño Colaborativo de Tareas Renovables para que los estudiantes pudieran crear de manera auténtica y cocreada planos de estudio (lesson plans) y recursos educativos en abierto (OER), que compartir más allá de su propio aprendizaje. Mediante un proceso de reflexión del profesorado y el desarrollo intencional de tareas para ser consideradas “renovables”, el marco permite posicionar el estudiantado como creador de contenido en abierto de los artefactos resultantes de las tareas (ensayos, poemas, videos, canciones, etc.). Cómo destacan las mismas autoras, la cocreación permite a los educadores crear experiencias de aprendizaje significativas para los estudiantes al participar en prácticas docentes más desafiantes y gratificantes.

Otra práctica interesante donde el estudiante interviene en la creación de recursos de aprendizaje y codiseño de planes formativos es el Collaborative Teaching Initiative, del centro McGraw de Princeton. Se trata de un proyecto donde los estudiantes de posgrado en humanidades y ciencias sociales que hayan superado con éxito el examen general y que ya hayan demostrado la excelencia en la docencia como a AI (los mencionados asistentes de instrucción en este artículo) pueden solicitar participar en esta iniciativa que les permite codiseñar y coenseñar a un curs de grado en Princeton con un mentor de la faculdad.

Son diversos los autores que como Killam et al. (2024) aluden al valor de la cocreación para augmentar la evaluación auténtica en mejorar el realismo percebido de las tareas, ayudando a los estudiantes a hacer aquello que les resulta demasiado difícil de conseguir en solitario y desarrolllando las habilidades metacognitivas para toda la vida.

Resultados de la evaluación auténtica cocreada (Fig. 1, Killam et al., 2024)

 

Esquemas integrados

Una tendencia reciente entre algunas instituciones es desarrollar iniciativas estratégicas interinstitucionales que cubran más de una de estas áreas de asociación y a veces incluyen otros también, como la gobernanza.

Una de las instituciones reflejadas en el informe TLC del eLinC y también en la guía de Advance HE, y que a nuestro parecer mejor ejemplifica esta cultura de asociación entre estudiantes y docentes con una considerable amplitud de actividades de cocreación tanto dentro como fuera del aula, es el Student-Staff Partenariados (SSP) de la Universidad de Queensland. Estas colaboraciones y los proyectos que se derivan, fruto de la actividad de investigación educativa del personal, muestran una involucración destacada del estudiante en numerosos procesos del modelo educativo universitario, tanto dentro de la gobernanza, como la cocreación curricular, la creación de materiales didácticos, los procesos de evaluación y feedback, etc. Como se recoge a través del mismo Instituto para la Innovación a la Enseñanza y el Aprendizaje (ITaLI), los estudiantes pueden trabajar junto con el personal académico en proyectos diseñados para mejorar la experiencia de enseñanza y de aprendizaje, la propia experiencia de estudio en la universidad y en iniciativas vinculadas a la gobernanza y la estrategia que permitan mejorar la participación y la representación del estudiante en la dimensión de gobernanza. Los estudiantes que se quieran postular, pueden hacerlo proponiendo nuevas ideas o proyectos o sumarse a algún proyecto existente, disponiendo de cuatro convocatorias anuales y con la oportunidad de recibir una ayuda económica de apoyo a su participación. También pueden compartir experiencias y habilidades digitales en el laboratorio, como por ejemplo la cocreación de recursos de aprendizaje digital entre docentes y estudiantes en el Digital Practices Lab.

 

Conclusiones

Como hemos visto, las oportunidades para contribuir a la mejora educativa mediante proyectos SaP han experimentado un auge creciente en la educación superior contemporánea y aumentan el poder de participación del estudiantado en numerosas actividades de su experiencia de aprendizaje en las universidades, en especial las que lo sitúan en el centro del modelo educativo. El estudiante es el agente principal del aprendizaje el cual, mediante su experiencia y una evaluación de su proceso metacognitivo, puede dotar el cuerpo docente de todo un conocimiento empírico directo sobre el desarrollo de su aprendizaje. Como promotores y garantes de las políticas de enseñanza y el aprendizaje y expertos en el diseño instruccional, los centros TLC son conscientes del impacto positivo que estas asociaciones colaborativas tienen en el desarrollo de experiencias de aprendizaje significativas. Vivencias, que además de generar relaciones personales, generan un sentido inclusivo más amplio de pertenencia en la comunidad. Los autores Gravett et al. (2020) definen de la siguiente manera la asociación: “no es solo una práctica individual sino un espíritu: un enfoque dialógico y basado en valores del aprendizaje y la enseñanza que tiene el potencial de ser transformador, evolutivo y divertido”. Conscientes de esto, cada vez más, los implicados en la innovación educativa, consideran conceptualizar y llevar a cabo iniciativas que promuevan este aprendizaje compartido dentro de la cultura universitaria.

 

Referències

Cook-Sather, A., Bovill, C., Felten, P. (2014). Engaging students as partners in learning and teaching: A guide for faculty. San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Katz, S. (22 d’octubre de  2021). Co-creating with students: practical considerations and approaches. Resources for academics and university staff. Times Higher Education. Disponible a https://www.timeshighereducation.com/campus/cocreating-students-practical-considerations-and-approaches

Killam, L. A., Camargo-Plazas, P., Luctkar-Flude, M. (2024). Learner-educator co-creation: A case for enhancing authentic assessment in nursing education. The Canadian Journal for the Scholarship of Teaching and Learning, 15(1).

Gravett, K., Kinchin, I. M., Winstone, N. E. (2020). ‘More than customers’: conceptions of students as partners held by students, staff, and institutional leaders. Studies in Higher Education, 45(12), 2574–2587. https://doi.org/10.1080/03075079.2019.1623769 

Matthews, K. E., Dwyer, A., Russell, S., Enright, E. (2018). It is a Complicated Thing: Leaders’ Conceptions of Students as Partners in the Neoliberal University. Studies in Higher Education. https://doi:10.1080/03075079.2018.1482268   

Wright, M.C. (2023). Centers for Teaching and Learning: The New Landscape in Higher Education. Johns Hopkins University Press.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Graduada en Periodismo por la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), se encuentra cursando el Máster en Periodismo y Comunicación Digital en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y realizando prácticas en el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLearning Innovation Center de la UOC.  
Desirée Rosa Gómez Cardosa
Especialista en innovación educativa en el equipo Análisis del Aprendizaje y la Docencia del eLearning Innovation Center de la Universitat Oberta de Catalunya. Su especialidad es la detección y análisis de tendencias educativas, innovación y tecnología en el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLinC. Tiene  una licenciatura y un máster en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona y un Postgrado de Dirección y Gestión del e-learning de la UOC. 
Innovación en el equipo de Estimulación y Desarrollo de Procesos de Innovación Educativa del eLearning Innovation Center (eLinC) de la UOC. Diplomado en Ciencias Empresariales, ha cursado estudios de posgrado de gestión de productos e innovación en tecnología, procesos creativos, administración y gestión de redes y sistemas, y formación de formadores. Está especializado en la gestión de procesos y proyectos de innovación en el ámbito de la educación en línea.