«Los principales retos de la educación en línea son la flexibilidad, la personalización y el compromiso»

2 junio, 2022
Foto por Mylo Heemsbergen en Unsplash

Entrevista a Mildred Guinart – Directora del grupo operativo Generación y Transferencia del Conocimiento de la UOC

 

«Organizar un evento como el UOC2TheFuture es establecer una parada obligatoria para pensar»

¿Qué supone la organización del UOC2TheFuture para el eLearning Innovation Center (eLinC)?

Supone, además de los esfuerzos de un gran número de personas, el reto de poner el eLearning Innovation Center (eLinC) como referente para el impulso de la innovación educativa de nuestra institución. El hecho de recoger las innovaciones internas para compartirlas, de detectar instituciones educativas de todo el mundo que han innovado y buscar la forma de explicárnoslo es un reto y una clara declaración de intenciones. Queremos poner el foco de atención en los innovadores de casa para impulsar sus innovaciones, y sumar al carro a aquellos que no sabían dónde desarrollar sus ideas innovadoras. Es la oportunidad de tejer una red de personas interesadas en la innovación y activarla, interna y externamente, a través de la transferencia.

 

El objetivo primero del UOC2TheFuture es el intercambio de información de todo el mundo que esté implicado en procesos de innovación dentro de la universidad. ¿Esto no se da en el día a día?

El volumen de trabajo que gestionamos en el día a día se nos come y hace difícil encontrar espacios para compartir, reflexionar y a veces incluso mejorar nuestro modelo educativo. Organizar un evento así es establecer una parada obligatoria para pensar.

 

Aparte de la jornada presencial, también habrá, desde unos días antes, la sección virtual. ¿La idea es que aquí también haya lo que se está haciendo fuera de la UOC?

Exacto. De hecho, van enlazadas. Con los años hemos tejido una red importante con otras instituciones de educación superior y con empresas a las que hemos dado servicios, que tienen que ayudarnos a abrir los ojos y cuestionarnos lo que hacemos, aportando aire fresco, ideas, retos, etc. La web se mantendrá viva todo el año para ir compartiendo novedades e información de valor para la comunidad innovadora.

 

Compartir experiencias innovadoras, tanto de dentro como de fuera de la UOC, sirve como motor para seguir innovando. ¿No es así?

Completamente. Para poder innovar hace falta, entre otras cosas, conocer, analizar, cuestionar lo que hacen los otros para potenciar el aprendizaje en línea y sus procesos de gestión. Conocer lo que hacen nuestros competidores, pero también aquellas empresas, organizaciones, empresas emergentes, etc., que no tenemos identificadas de nuestro sector nos es imprescindible para innovar en casa.

 

Desde hace años, en la UOC se han ido organizando jornadas de innovación. Incluso uno de los foros tuvo lugar en Second Life, ¿verdad?

Sí, cuando se creó el primer centro de innovación en la UOC, y para experimentar con esta plataforma tecnológica, se hizo una acción específica dentro de esta. Como hoy, se buscaba probar, experimentar, conocer y valorar.

 

Temas claves de la jornada

 «Los mundos inmersivos en educación pueden tener un altísimo impacto, tanto en lo que se refiere a la adquisición de competencias como por los planes de inversión»

 

En el UOC2TheFuture se hablará, entre otras cosas, de tecnología. ¿La actual, como la realidad aumentada, o la que se acerca, como el metaverso, harán que el aprendizaje en línea de un futuro no muy lejano sea muy diferente al que conocemos ahora?

No sé si lo será de forma generalizada, pero lo que sí sé es que podrá llegar a serlo. Es muy pronto para decir qué pasará con el metaverso, porque lo que hemos podido ver hasta ahora no es muy alentador, pero tenemos que esperar. Lo cierto es que el tema de los mundos inmersivos en educación puede tener un altísimo impacto, tanto en lo que se refiere a la adquisición de competencias como por los planes de inversión que quien se quiera poner con esto tendrá que prever.

 

La evaluación a distancia es uno de los ejes de la jornada. ¿Este es el punto que genera más desconfianza entre aquellos que desconfían del aprendizaje en línea? ¿Qué novedades ofrece la tecnología actual para superar esta desconfianza?

Seguramente, la evaluación es el punto más puesto en entredicho de la educación en línea. Se conocen algunas experiencias de evaluación fraudulentas que probablemente han alimentado esta idea. Sin embargo, actualmente, tanto pedagógica como tecnológicamente, hay caminos para asegurar la veracidad del proceso. Por un lado, se diseñan modelos de evaluación que se centran en la evaluación continua y valoran el proceso de forma constante y gradual. Por el otro, se instauran sistemas de proctoring, que permiten autentificar a los estudiantes a través de la imagen, la voz y el pulso encima del teclado. En este ámbito hemos estado al frente de proyectos importantes como Adaptive Trust-based e-Assessment system for Learning (TeSLA), que justo ha trabajado en la evaluación a distancia, cuyos aprendizajes ahora están en buena parte dentro de nuestro modelo de evaluación.

 

También se abordará la ludificación. Cada vez juega un papel más importante en la educación superior. ¿Por qué?

De hecho, la ludificación ha crecido de forma exponencial en varios ámbitos de la sociedad, y también en la educación. Ludificar es jugar, y jugar es divertido. Incorporar a los procesos de aprendizaje estrategias propias del mundo de los videojuegos (del que proviene toda esta tendencia) puede conseguir que el proceso de aprendizaje resulte más estimulante y genere entusiasmo, incluso expectación. Una parte importante de la ludificación es el elemento de competición y el ‘premio’. Este elemento es, por sí solo, una fuente de motivación indispensable para la formación.

 

Tendencias mundiales

 «Empiezan a comercializarse programas de formación flexibles, siguiendo la lógica de Netflix en lo que se refiere a consumo y suscripción»

 

¿Cuáles son los principales retos que, hoy en día, tiene la educación en línea?

Para mí los grandes retos son la flexibilidad, la personalización y el compromiso. Son tres conceptos que para una institución educativa requieren mucha reflexión: pedagógica, tecnológica, presupuestaria y organizativa. Al fin y al cabo a la educación llegamos los ciudadanos del mundo y nos hemos acostumbrado a vivir de una forma determinada. Si miramos cómo se educaron nuestros hermanos mayores (ya no digo nuestros padres), nos daremos cuenta de que todo ha cambiado muchísimo. Nuestros propios hijos han vivido una pandemia que los ha llevado a las ‘aulas virtuales’ en unas etapas impensables para nuestro sistema. Ellos están acostumbrados a consumir los contenidos de entretenimiento, e incluso los educativos, de una forma muy diferente a la nuestra. La inmediatez y la adaptación que quieren o necesitan es imprescindible para ellos.

 

Años atrás parecía que la docencia y el aprendizaje en línea eran un ámbito exclusivo de las universidades en línea, pero hace ya tiempo que las principales instituciones educativas del planeta están implicadas en ello, ¿verdad?

Actualmente, te diría que, en gran medida gracias a lo que hemos vivido en pandemia, todas se han visto abocadas a ello, y las que están valorando los aprendizajes, aciertos y errores de esta etapa para mantenerse ahí son las que tendrán más base para trazar unos planes estratégicos innovadores, de crecimiento, globalizados. Las universidades en línea y las presenciales de todo el mundo estamos haciendo este ejercicio; unas, para mejorar en nuestros modelos 100 % en línea, y las otras, para poder hibridar sus servicios con modalidades semipresenciales. 

 

Si echamos una mirada global, ¿qué papel juega la UOC —primera universidad en línea del mundo— en los procesos de innovación de la docencia y el aprendizaje en línea?

El hecho de llevar más de 25 años en esta aventura nos ha permitido acumular una larga experiencia. Cuando nacimos, los Learning Management Systems ((LMS), es decir, plataformas para el aprendizaje) no existían. Tuvimos que construir el nuestro. Los sistemas de gestión del aprendizaje tampoco existían. También creamos uno. Nadie había hecho contenidos de aprendizaje para ser enseñados y aprendidos en línea. Nosotros fuimos de los primeros. De todo lo que nos fuimos encontrando hemos sabido generar conocimiento, innovación, investigación y transferencia, que nos han permitido ser referentes en todo el mundo. Actualmente, hay muchas instituciones en este sector, pero seguimos siendo el referente. Siguen viniéndonos a buscar, y esto implica que no podemos parar, que tenemos que mantenernos líderes, con todo lo que esto supone.

 

Aparte de la UOC, ¿en qué lugares están llevándose a cabo más innovaciones en esta materia?

Actualmente, en la educación, como en todos los sectores, hay innovaciones que llegan de los lugares más insospechados. Hay experiencias de innovación que nos llegan de universidades de gran prestigio, y otras, de instituciones que han nacido hace poco tiempo con modelos educativos singulares, que han tenido que innovar para hacer realidad estas singularidades. Pero la innovación no solo nos llega de nuestro ámbito. En educación, actualmente, juegan otros muchos sectores. Las empresas de contenidos audiovisuales en reproducción en continuo, por ejemplo, están empezando a producir contenidos interactivos (tipo ‘elige tu propia aventura’). Empiezan a comercializarse programas de formación totalmente flexibles, siguiendo la lógica de Netflix en lo que se refiere a consumo y suscripción, de forma que la innovación está en todas partes. Debemos abrir los ojos y llevarla a nuestro campo de juego, si nos conviene.

 

El confinamiento, fruto de la pandemia, reforzó tendencias en la sociedad como el teletrabajo o el consumo de contenido en reproducción en continuo. ¿Los datos nos dicen que también pasó lo mismo con el aprendizaje en línea?

Los datos que conocemos confirman que sí, que la tendencia va en aumento. Nosotros, en la UOC, por ejemplo, atendíamos históricamente un perfil de estudiantes de edad entre 35 y 55 años. Con la pandemia tuvimos un boom de estudiantes de primer año, jóvenes de entre 18 y 20 años. Unos jóvenes que en un porcentaje considerable no han vuelto a las aulas presenciales, sino que se han mantenido en la universidad en línea. Y la tendencia de matrícula de estudiantes en esta franja de edad parece que se mantiene.

 

Por todo ello, podemos decir que estamos inmersos en un escenario de disrupción educativa respecto a la transferencia del conocimiento. ¿Cuándo crees que esta disrupción podrá darse por terminada?

Me atrevo a decir que si la innovación va ligada a los desarrollos tecnológicos, estamos lejos de poder dar por terminada esta etapa. Mientras haya innovación en otros ámbitos, dentro de las instituciones educativas esto no se detendrá nunca.

 

Jordi Rovira

 

 

(Visited 27 times, 1 visits today)
Autor / Autora
El eLearning Innovation Center (eLinC) impulsa la evolución de nuestro modelo educativo a través de innovaciones en el aprendizaje.