El papel de la tecnología para una educación con ética

5 diciembre, 2023
Photo by Aless Nesetril – Unsplash

El uso de la inteligencia artificial en la enseñanza crea constante controversia, es una herramienta de gran utilidad, pero debe implementarse con unos códigos éticos: ¿cómo fomentar el uso responsable de la tecnología en los estudiantes? ¿Qué límites éticos deben plantearse en la recopilación y el uso de datos de estudiantes y profesores en entornos educativos? ¿Cómo fomentar la ética en los estudiantes al utilizar la tecnología?

Para arrojar luz sobre los desafíos éticos que plantea la tecnología en la educación, la iniciativa «Diálogos» ha organizado una nueva edición con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (Tecnológico de Monterrey) y el eLearning Innovation Center (eLinC) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). La sesión ha contado con la participación de Olaf Ramiro Román Jiménez, arquitecto de Soluciones con Tecnología Educativa del Tecnológico de Monterrey; Susanna Tesconi, profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC; Marco Alonso Rodríguez Gamero, coordinador editorial de la revista Derecho PUCP; y Desirée Gómez-Cardosa, especialista del Observatorio en Tendencias Educativas e Innovación del eLinC, que actuó como moderadora.

Garantizar el acceso a la tecnología educativa

La moderadora ha iniciado la sesión lanzando una pregunta esencial para evitar las desigualdades existentes o la creación de nuevas barreras en el acceso a la tecnología: ¿Cómo garantizar o equilibrar el acceso a la tecnología educativa? Susanna Tesconi ha destacado la importancia de diseñar entornos de aprendizaje basados en tecnologías que sean accesibles, inclusivas y que tengan en cuenta las diferencias de género, sociales y geográficas. Asimismo, ha apuntado a otro aspecto clave: “Tiene que ver con el diseño de experiencia de usuario de todas estas herramientas, que tenga en cuenta la diversidad de los propios usuarios y que esté centrado en las personas. Creo que un enfoque multidisciplinar a la hora de diseñar estas tecnologías es fundamental para que este acceso sea más equilibrado y más abierto”.

Creo que un enfoque multidisciplinar a la hora de diseñar estas tecnologías es fundamental para que este acceso sea más equilibrado y más abierto.

En la misma línea, Olaf Ramiro Román ha recalcado la importancia de que el diseño de la tecnología esté centrado en las personas y dirigido a reducir las desigualdades, “se debe revisar sobre todo que sea un diseño apegado a un objetivo de aprendizaje”. Por su parte, Marco Alonso Rodríguez ha destacado el papel de la inteligencia artificial y cómo puede ser una ayuda para los docentes, pero también cómo el acceso a la misma puede generar brechas. “Va a marcar diferencias entre los docentes que sean reacios a adoptar este tipo de tecnologías y entre los alumnos que sí han podido participar en una educación que ha implementado la inteligencia artificial versus los alumnos que tienen docentes que no la implementan y siguen un patrón tradicional. Esto va a tener algún tipo de impacto en los objetivos de aprendizaje. Por otra parte, la inteligencia artificial también sirve para cuestiones administrativas, de forma que puede descargar a los profesores de cierto tipo de tareas para que se centren en una mayor interacción con los alumnos u otro tipo de habilidad”, ha explicado.

El Tecnológico de Monterrey ha creado un ChatGPT propio para la comunidad interna, con el fin de que si se va a utilizar información sensible o propia de la institución, pues que se utilice este modelo.

Uso de datos personales: ¿dónde están los límites?

La segunda cuestión abordada ha versado sobre los límites éticos de la recopilación y el uso de datos de estudiantes y profesores en entornos educativos en términos de privacidad y protección de datos personales y cómo fomentar el uso responsable de la tecnología en los estudiantes. Olaf Ramiro Román ha señalado que la misma institución debe poner un marco de seguridad y privacidad de datos que dé confiabilidad en el uso, además de llevar a cabo un análisis de las tecnologías que se pueden recomendar para utilizar en el proceso de enseñanza. Y ha puesto como ejemplo el modelo que ha creado el Tecnológico de Monterrey: “Ha creado un ChatGPT propio para la comunidad interna, con el fin de que si se va a utilizar información sensible o propia de la institución, pues que se utilice este modelo”. En cuanto al uso responsable, ha añadido que al estudiante se le debe enseñar a referenciar la información que obtiene de estas tecnologías y a realizar un análisis crítico previo para no difundir los sesgos que tiene la inteligencia artificial.

Los participantes durante el debate

En este punto Marco Alonso ha resaltado que “los estudiantes deben tener claro cuáles son los límites y sobre todo que sepan que estas tecnologías generativas no son infalibles, de hecho actualmente hay demandas por uso de libros o cuestiones que están protegidos por derechos de autor”. Para Susanna Tesconi es muy importante que el planteamiento de los límites se haga fuera del marco tecnológico, es decir, previamente al marco tecnológico, “tenemos mucho trabajo, desde un punto de vista tecnológico, de control de la propia institución y de los propios estudiantes sobre cómo se guardan los datos”. En cuanto a cómo fomentar un uso responsable de la tecnología en los estudiantes, igualmente se ha mostrado partidaria de realizar el planteamiento previamente: “Debemos fomentar unas competencias en el estudiantado de interpretación de lo que implican determinados mecanismos tecnológicos, por ejemplo, dónde se guardan los datos que tienen que ver con mi persona y con mi desarrollo. Muchos jóvenes no tienen ni idea de que todos los datos que van produciendo, por ejemplo con el uso de las redes sociales o de diferentes plataformas, acaban en servidores de empresas privadas. Deben ser conscientes de lo que van difundiendo y dejando, de su rastro digital”.

Los estudiantes deben tener claro cuáles son los límites y sobre todo que sepan que estas tecnologías generativas no son infalibles, de hecho actualmente hay demandas por uso de libros o cuestiones que están protegidos por derechos de autor.

Cómo fomentar la ética en los estudiantes

La moderadora ha lanzado una última pregunta: ¿De qué manera los docentes pueden aprovechar estas tecnologías emergentes para fomentar la ética y la integridad en los estudiantes? Marco Alonso ha hecho hincapié en fomentar el pensamiento crítico en el estudiante y también en enseñarles a ser transparentes: “El objetivo pedagógico es la generación de un pensamiento crítico en el estudiante de cómo emplear estas tecnologías y también que sean transparentes cuando las usen, es decir, enseñarles a citar o nombrar que han utilizado estas herramientas”.

Todo lo que provee la inteligencia artificial deben ponerlo en duda y validar la información de lo que estén trabajando constantemente en fuentes científicas.

La idea de transparencia también es compartida por Susanna Tesconi como un valor ético, pero además ha expuesto que en los estudiantes que plagian o copian existe una desvinculación con el placer y el deseo del aprendizaje. “Quiere decir que no es auténtico y que realmente la percepción que tienen es estar evaluados simplemente para estar calificados. El estudiante “cliente” es un estudiante que está más expuesto a la tentación de acabar rápido para tener su título. Un estudiante apasionado que realmente quiere aprender probablemente usará la inteligencia artificial para ir más allá y ampliar sus conocimientos de forma auténtica y real”, ha explicado. Y ha sugerido que se debería trabajar desde un punto de vista transversal estos aspectos éticos de qué quiere decir esa vinculación con el deseo de aprender. Para finalizar, Olaf Ramiro Román ha agregado que “todo lo que provee la inteligencia artificial deben ponerlo en duda y validar la información de lo que estén trabajando constantemente en fuentes científicas”.

Este contenido favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 4 de la ONU, educación de calidad.

(Visited 164 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Periodista colaboradora