Robótica e IA en la educación: perspectivas de aplicación. Entrevista a la profesora Ilona Buchem (parte 1)

18 julio, 2023
La professora Ilona Buchem amb el robot Nao

Desde el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLinC hemos entrevistado a la profesora Ilona Buchem, de la Universidad Beuth de Ciencias Aplicadas, de Berlín, para conversar sobre las diferentes perspectivas del uso de la IA generativa en el aula. En esta entrega, hablaremos sobre los beneficios de la IA en la educación y el futuro de los robots

La doctora Ilona Buchem es profesora de Medios y Comunicación en la Universidad Beuth de Ciencias Aplicadas, de Berlín, donde dirige el Laboratorio de Comunicaciones. Graduada en Lingüística Aplicada en la Universidad de Varsovia (Polonia), la Universidad Concordia (WI, EE. UU.) y la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania), estudió Ciencias de la Educación en la Universidad Humboldt de Berlín y obtuvo su doctorado en Educación Empresarial en 2009. Su investigación y su docencia se centran en las interacciones entre las TIC, los medios digitales y la sociedad, trabajando activamente dentro del aula con tecnologías emergentes como la robótica o pedagogías relacionadas con la ludificación. Aprovechamos el encuentro virtual con la profesora para saber cuál es su perspectiva sobre el futuro de la inteligencia artificial (IA).

Los beneficios de la inteligencia artificial aplicada a la educación

La IA generativa es un tema que encontramos por todas partes desde hace un tiempo relativamente corto. Es un tema de interés que de alguna forma está transformando la educación hoy en día. En relación con este aspecto, la profesora Buchem muestra confianza en los objetivos y las ideas de las personas que serán responsables de la implementación de la IA dentro de la educación, ya sea personal docente u otros especialistas que intervengan en el proceso. Es el punto donde realmente los educadores pueden decidir cómo aplicarla, creando un espacio donde utilizar estas herramientas de forma segura pero también crítica para discutir cuestiones como, por ejemplo, la validez del producto creado por la IA. La IA se suma a otras tecnologías emergentes que pueden, según la profesora, «añadirse al objetivo de cambiar la educación para hacerla más accesible para todo el mundo y adaptarla a nuestras necesidades individuales, y también ir más allá de las fronteras del aula en los entornos tradicionales».

El futuro de los robots con inteligencia artificial en el aula y en nuestra vida cotidiana

La mezcla de robots e inteligencia artificial contiene un gran potencial. La profesora Buchem considera que, si pensamos en robots sociales y robots humanoides, tenemos un gran horizonte por delante, pero que, basándonos en la tecnología robótica existente ahora y combinada con la IA, hay muchas aplicaciones interesantes en el aula y también en la vida cotidiana. Lo ejemplifica con todo lo que han estado llevando a cabo en su universidad dentro del Laboratorio de Comunicaciones al utilizar robots como ayudantes de los profesores en el aula. La profesora imagina «utilizar robots como miembros dentro de equipos de estudiantes, por ejemplo, cuando diseñamos el aprendizaje colaborativo, de forma que en todas partes donde tengamos grupos de estudiantes un robot no solo podría moderar el trabajo en grupo, sino que también podría ser uno de los miembros del equipo, quizás presentando una nueva perspectiva, añadiendo alguna entrada nueva o de alguna manera». Buchem espera que los robots puedan llegar a ser más accesibles en términos de costes, pero también en términos de las competencias necesarias para programarlos y que algún día sea muy fácil para los profesores y los estudiantes la programación de los robots: «Habrá interfaces y entornos que permitan a todo el mundo hacerlo de una manera muy fácil y, si esto es así, todo el mundo podría permitirse un robot algún día; quizás cada estudiante podría tener un robot como asistente personal». Estos ingenios podrían tener diferentes campos de acción; un robot podría actuar como compañero, como agente social que puede expresar emociones faciales o bien quizás también podrían moverse en el espacio y ser una gran ayuda en términos de accesibilidad.

Reflexión

La IA generativa todavía tiene muchos aspectos que debe mejorar y mucho potencial por delante, siempre que se utilice como es debido. Una de sus grandes aportaciones, entre otras, es la de ayudar a las personas a desarrollar ideas que, de otro modo, no podrían acabar de materializar. La mejora en el prompting o la forma de introducir órdenes en la IA para obtener un resultado puede, por ejemplo, permitir que alguien que no tenga una gran habilidad desarrollada en dibujo pueda trasladar a la realidad una idea mediante herramientas de creación artística como Midjourney o Adobe Firefly.

Las últimas noticias en materia de robótica de empresas como Tesla o Apptronik muestran grandes avances en robots autónomos. La mezcla de robots autónomos e IA generativa en el aula ofrece un marco para visualizar posibilidades dentro del aula como asistentes del aprendizaje. Los robots soportados por IA podrían tener un sentido multidimensional, y ayudar tanto con tareas cognitivas como con aspectos emocionales dentro del ámbito del aprendizaje y cotidiano. En Japón, donde el envejecimiento de la población es una problemática capital, han introducido el robot Pepper para tareas de tipo social y emocional, iniciativa que después han seguido otros países. Pero también el pequeño robot NAO ayuda a los estudiantes dentro del aula escolar. La evolución cognitiva que puede aportar el desarrollo de la IA generativa en el mundo de la robótica abre las puertas a una nueva generación de asistentes pensados para facilitar la vida de las personas si se trabaja en sus capacidades de forma correcta, lo cual abre un gran abanico de oportunidades como ayudar a las personas con necesidades especiales de accesibilidad a la educación.

Este contenido favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 4 de la ONU, educación de calidad.

(Visited 129 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Desirée Rosa Gómez Cardosa
Especialista en innovación educativa en el equipo Análisis del Aprendizaje y la Docencia del eLearning Innovation Center de la Universitat Oberta de Catalunya. Su especialidad es la detección y análisis de tendencias educativas, innovación y tecnología en el Observatorio de Tendencias Educativas e Innovación del eLinC. Tiene  una licenciatura y un máster en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona y un Postgrado de Dirección y Gestión del e-learning de la UOC.