Intxizu Bengoa, de Desenchufadas: “Queremos ser el puente entre las prácticas y la inserción en el mercado laboral”

05/07/2023
Intxizu Bengoa de Desenchufadas. Prácticas curriculares UOC Imagen cedida por Intxizu Bengoa de Desenchufadas.

Intxizu Bengoa es la fundadora y gerente de Desenchufadas, una empresa que nació en febrero de 2020 en plena vorágine de la pandemia. Se trata de una empresa que trabaja con mujeres que continuamente se están formando. Acompaña, forma y amplía los horizontes de las mujeres que deciden emprender. Trabajan 100% en remoto, lo que les permite, según Intxizu, “captar talento allá donde lo haya, sin barreras geográficas”.

Este año ha incorporado a estudiantes de la UOC cursando prácticas curriculares. Su paso por la empresa no solo ha sido una experiencia profesional para ellas, sino que, en el caso de Andrea Sandra Feijoo, alumna del máster universitario de Marketing Digital de la UOC, ha derivado en la incorporación inmediata al mercado laboral una vez terminadas, convirtiéndose en un caso de éxito de las prácticas curriculares. Además, mantiene una colaboración profesional con Desenchufadas.

Cuéntame un poco más acerca de Desenchufadas.

Es una plataforma digital que trabaja con talentos de todos los lugares de forma 100% remota. Nos dedicamos a impulsar el talento femenino en el ámbito de la cultura, diseñando proyectos y estrategias para derribar las barreras de visibilidad, dificultad de generar redes de contacto y crear referentes dentro del sector (sobre todo de emprendimiento femenino dentro del sector de la cultura). 

Se van diseñando proyectos y van saliendo pequeñas estrategias dedicadas a todas aquellas mujeres que tienen un propósito. Brindamos el acompañamiento y asesoramiento necesario a estas emprendedoras. 

¿Cuáles son los retos de trabajar 100% en remoto y por qué lo escogisteis?

Para poder conciliar: ya sea por tener hijos, los cuidados de la familia, de los niños… Podemos dedicarnos a lo que queremos hacer para trabajar y, además, brindar los cuidados necesarios en casa. Otro motivo de peso es la manera de poder captar talento de muchísimos sitios. Si estás fijo en un lugar solo puedes captar talento cercano, pero a nivel digital no es así.

Trabajar en remoto tiene muchas ventajas, porque te autogestionas el tiempo —si sabemos hacerlo, claro—. Tiene las ventajas de que tú te marcas tus propios horarios en los que puedes conciliar todo. Yo misma tengo una enfermedad crónica y en otro tipo de trabajo me sería mucho más complicado poder hacerlo. 

Tenemos mujeres con hijos pequeños, un hecho que te ata también, ya que te genera la sensación de que la mujer se sigue quedando con el papel de cuidadora, mientras que nuestro modelo les permite mostrar el talento que tienen y poder gestionarlo a su manera. Así puedes convertirte en tu propia jefa. Es un tema que tiene que ver contigo misma. 

¿Qué es lo más complicado cuando emprendes?

La parte más complicada es cómo debe hacerse. Ayudamos a facilitar el material, la formación, las consultorías… Es por eso que hemos intentado que todo esté dentro de la propia plataforma. Desenchufadas tiene una parte en abierto muy importante. Cualquier persona puede entrar y ver la información. También tienen una zona que no es de pago, llamada VIP, en la que hay que suscribirse. Pero eso ya es otra etapa: contenido más elaborado, servicios de pago como eventos, networking, formaciones… en las que cada participante paga la parte correspondiente.

Hablas de networking. ¿Es una de las partes más importantes de vuestro proyecto?

Pues sí. Un ejemplo de networking serían los encuentros creativos (virtuales o presenciales) donde las mujeres pueden mostrar una pequeña pieza de lo que hacen. Muchas veces se crean cosas de forma solitaria, y de este modo se cuenta con un grupo dónde poder mostrarlo y recibir un poco de feedback antes de sacarlo a nivel público. Es una forma de compartir con gente de todo el mundo. Se cruzan proyectos, conoces a otra persona que hace otra disciplina, pueden surgir nuevas iniciativas…

También tenemos los encuentros informales, donde alrededor de un espacio más distendido (catering, tapeo, bar…) se puedan generar relaciones de trabajo. Y, por último, las mesas redondas. Alrededor de un tema en concreto hablamos sobre emprendimiento femenino, y a raíz de allí se generan relaciones profesionales. Traemos a expertos de muchos ámbitos, además de la cultura.

Al trabajar 100% en línea podemos dedicarnos a lo que queremos y, además, brindar los cuidados necesarios en casa. Otra ventaja es que podemos captar talento de muchísimos sitios.

¿Cómo describirías la situación actual de la mujer en el ámbito de emprendimiento cultural?

En el último estudio de emprendimiento, de GEM, es verdad que se percibe un incremento de mujeres que deciden emprender. España es uno de los países en Europa donde más mujeres deciden llevar a cabo sus proyectos por su propia cuenta. Pero siguen habiendo problemas de visibilidad en sus entornos laborales, es difícil generar redes de contacto, espacios donde hacen networking, etc. Los puestos de trabajo, las grandes estrategias, se hablan en espacios informales: comidas, afterworks… donde muchas mujeres no pueden participar porque conciliar siempre es complicado.

En este momento hay un auge de emprendimiento, se ha demostrado que los proyectos liderados por mujeres están funcionando, y se está poniendo mucho foco en ello. Cada vez se diseñan más estrategias a nivel institucional. Aun así, para los bancos, seguimos siendo capital de riesgo. Quiero pensar que con el tiempo, poco a poco, todo esto irá cambiando. 

¿Qué os aporta tener estudiantes de la UOC cursando prácticas curriculares?

Una de las estrategias interesantes respecto a todo lo que desarrollamos son las “becarias desenchufadas”. Eso lo hacemos para ofrecer un buen lugar donde empezar una vez acabados los estudios. Y también un espacio donde poder poner en práctica todo lo estudiado. Ponemos toda la plataforma a disposición de las estudiantes para utilizarlo como carta de presentación a las empresas del sector. Una vez pasan por Desenchufadas, hacemos una charla con ellas para que expliquen quienes son y por qué es importante que las contraten. Poco a poco las empresas pensarán más en competencias que no en curriculum. Formarse es relevante, pero hay otros valores y ventajas que las empresas cada vez valoran más.

Andrea Sandra, una de nuestras estudiantes, ha trabajado en marketing digital y ha hecho un grandísimo trabajo con nosotras. Ahora, una vez terminadas las prácticas curriculares, mantiene una relación profesional con nosotras. Queremos ser el puente entre las prácticas e inserción en el mercado laboral. Siempre, además, intentamos contratar a gente que ha pasado por nuestra plataforma. 

¿Qué os ha aportado trabajar con estudiantes online?

Nosotras trabajamos en línea siempre. Es un modelo que implementamos desde que nació Desenchufadas. Nos ofrece una visión más global del propio sector y nos facilita el acceso a estudiantes que están más en línea con nuestros valores. Creemos que para las estudiantes experimentar con un modelo online les ayuda a tener una capacidad de autogestión mayor. 

Las prácticas online nos facilitan el acceso a estudiantes que están más en línea con nuestros valores. Creemos que para ellas experimentar con un modelo online les ayuda a tener una capacidad de autogestión mayor. 

¿Qué necesidades teníais y cómo ha ayudado Andrea Sandra a cubrir esos proyectos?

Buscábamos una persona que nos ayudara a conectar con un público más joven. La motivación y ganas de aprender de Andrea Sandra nos ha ayudado a tener una visión fresca y renovada. Conocer cuáles son las inquietudes de las alumnas y ver si nuestras propuestas encajan con lo que demandan.

¿Qué proyectos ha desarrollado Andrea Sandra, durante sus prácticas curriculares?

Hasta ahora, ha desarrollado la gestión de redes sociales de Desenchufadas. Ha formado parte de la estrategia de redes, su planificación y todo el desarrollo, desde la creación de contenido hasta la ejecución.

¿Cuáles son los retos más importantes de incorporar a una mujer?

La visibilidad sigue siendo el escollo más importante, en todos los niveles. La falta de visibilidad te genera falta de contactos: si no eres visible, no existes, no te contratan y nadie te compra. La falta de una red de contactos dentro del propio sector es indispensable.

¿Cómo lo resolvéis?

Intentamos diseñar proyectos que puedan dar a conocer a todos estos perfiles, que las personas interesadas estén al tanto de que hay todo este talento. El marketing digital es fundamental para llegar a las personas en particular. Intentamos ampliar las redes de contactos generando el máximo de eventos para que se relacionen con los agentes del sector. A veces para generar lazos, y otras para ser contratadas. Repito: lo que no se ve, no existe.

(Visited 191 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Periodista
Comentarios
Deja un comentario