Herramientas de IA para redes sociales

04/04/2024
Foto de Pixabay: Foto de Pixabay.

¿Gestionas redes sociales y quieres aprovechar el potencial de la inteligencia artificial en tu trabajo? Si la respuesta es afirmativa, sigue leyendo y aprende qué herramientas de IA para redes sociales te pueden ayudar en tu día a día como community manager o gestor de contenidos online a partir de la sesión que ofreció Sonia Yánez Blum, experta en comunicación y en el uso de la IA en relaciones públicas, a los alumnos del máster universitario de Social Media: Gestión y Estrategia de la UOC, dirigido por Silvia Martínez.

Conocer herramientas de inteligencia artificial y cómo integrarlas en la gestión de redes sociales permite personalizar el contenido que publicas. La IA alcanza esta personalización, la capacidad de proporcionar a cada usuario contenido específico y relevante, a través del análisis de grandes cantidades de datos y el entrenamiento.

Primer paso: manejar los prompts

¿Qué es un prompt?

Antes de nada, debes conocer qué es un prompt en esta alianza entre profesionales e IA. Un prompt es la instrucción que nosotros damos a la inteligencia artificial con la cual vamos a lograr un resultado. Es decir, la forma de decirle qué queremos y cómo lo queremos a una IA.

¿Cómo crear y usar buenos prompts?

Es importante utilizar buenos prompts para interactuar con la inteligencia artificial y así conseguir el mejor resultado y el más útil. Sobre todo, escribir un buen prompt es clave cuando utilizamos una versión gratuita de la IA. Es ahí cuando más tenemos que afinarlos y pulirlos. Sonia Yáñez nos traslada estas 3 recomendaciones:

  • Lenguaje claro: Una de las claves del éxito en el uso de la IA para redes sociales es la claridad de los mensajes que trasladamos a la IA en forma de prompt. No se necesita un lenguaje técnico, lo que se necesita es un lenguaje claro.
  • Introduce un rol en el prompt o instrucción: Si utilizas la versión 3.5 de ChatGPT, según Sonia Yánez lo más recomendable es que introduzcas un rol específico en la descripción de la instrucción para que la IA actúe como una persona en particular o escriba de un modo determinado. Se puede influir en el tono, el estilo o incluso en el contenido. Ejemplo de prompt: “Como un experto en creación de contenido, genera un calendario editorial para Instagram”.
  • Concreción: La IA actúa como asistente nuestro, de modo que responde mejor a peticiones concretas, que a instrucciones o preguntas ambiguas o poco concisas. Dar instrucciones con el máximo de precisión, sobre todo si utilizamos versiones gratuitas de inteligencia artificial como ChatGPT. Algunos ejemplos:
  • Elaborar de un calendario como experto en marketing digital
  • Generar tres objetivos a medio plazo como especialista en branding
  • Definir cuatro pilares de contenido para este mes de marca determinada

Cómo integrar la IA en la gestión de redes sociales

Sonia Yánez expone algunas de las aplicaciones que pueden tener las diferentes herramientas y en qué contextos puede resultar útil cada una de ellas. Muchas herramientas de IA se integran a través de plugins adicionales en las redes sociales.

Combinar herramientas

Para alcanzar una mayor efectividad cuando se usa una herramienta gratuita de IA, los profesionales recomiendan combinar estas herramientas para complementar nuestro trabajo. Por ejemplo: pedir una imagen a ChatGPT y corregirla en Canva. ChatGPT todavía genera muchos fallos en la elaboración de imágenes, por ello, nunca hay que tomar como resultado definitivo una creación de IA en su versión gratuita.

ChatGPT y Merlin

oficina con ordenador
Foto de Flo Dahm

ChatGPT es, sin duda, una de las herramientas de inteligencia artificial más conocidas. Actualmente, su versión gratuita es la 3.5. Para complementar el trabajo con esta, una de las recomendadas es Merlin.app. Es una extensión integral que puede agregarse al navegador Chrome o Edge, de modo que permite proporcionar un asistente de inteligencia artificial directamente en el navegador.

Merlin se centra en mejorar la forma en la que se investigan y transmiten conocimientos. Dispone de versión gratuita y de pago. La ventaja de Merlin es que permite adjuntar documentos para analizar (de 5 megabytes como máximo), a diferencia de la versión gratuita de ChatGPT, que no permite adjuntar archivos, hay que copiarlos en el chat.

ChatGPT personalizado

Si pagas y dispones de una suscripción a OpenAI y su ChatGPT 4 (ya sea personal o por equipos) puedes crear tu GPT personalizado. No hace falta tener conocimientos de programación: rellenando cuadros de texto con instrucciones, fotos y función, puedes crear tu chatbot de IA personal para que este se adapte a tus necesidades y te ayude a ser más productivo. Una vez elaborado, puedes publicar tu GPT para que sea público o privado. No hay límite de ChatGPT personalizados.

Un dato interesante: la versión de ChatGPT de pago permite adjuntar archivos y permite hacer un análisis más elaborado.

Google Bard

Bard, el sistema de inteligencia artificial creado por Google, es otra de las herramientas expuestas durante la sesión online organizada por Silvia Martínez, directora del máster universitario de Social Media: Gestión y Estrategia de la UOC.

Bard se basa en LaMDA, un modelo de lenguaje en el que Google lleva dos años trabajando. La compañía ha diseñado esta herramienta da respuesta en cuestión de segundos sin necesidad de un entrenamiento (como ocurre en ChatGPT) recurriendo a las fuentes disponibles en la red. Una de sus ventajas cuando se trata de crear contenido es que los archivos que va generando pueden almacenarse en Drive.

Desde sus comienzos fue presentada y diseñada como una red donde la originalidad adquiere un peso importante. Si queremos, por ejemplo, crear nuestro plan de estrategia para redes sociales, podríamos empezar por analizar los documentos con Merlin. Le podríamos decir: indícame cuál es la estrategia para generar este tipo de información. Después podríamos generar un plan operativo a nivel de creación de contenido con Bard, donde, en algunos casos, puede aportar resultados más creativos.

Según añade Sonia Yánez, en su versión gratuita puede alcanzar el nivel de ChatGPT 3.5. “En algunos casos sigue siendo mejor el uso de ChatGPT o Merlin. Si hablamos de ChatGPT en su versión 4.0, la inteligencia artificial de Google aún está lejos de alcanzar los mismos resultados”. 

La IA puede aumentar la productividad y la rapidez en el trabajo, pero nunca sustituir el criterio profesional.

Copy AI

¿Eres community manager o te dedicas al marketing de contenidos? Copy AI te será útil. Esta herramienta, como todas, ofrece una versión gratuita y de pago.

En su versión gratuita, a partir de compartir una URL con un contenido escrito, Copy AI te permite generar copys de distintas formas y extensiones. Sin necesidad de construir un prompt muy complicado, genera varios productos escritos (copys para redes sociales, anuncios, transformar contenidos, etc.).

Es una buena herramienta para dar nuevas vidas a un contenido: permite reelaborarlo para canales y formatos distintos.

Microsoft Copilot

Microsoft también reclama su espacio en este ecosistema con Copilot, una IA desarrollada junto a OpenAI, los desarrolladores de ChatGPT.

La compañía ya está introduciéndola en todos sus espacios, de modo que estará presente en espacios como Excel, Word, Microsoft Teams. En este último lo hace de una forma tan orgánica que casi ni nos damos cuenta, pero la IA ya está trabajando. Entre las ventajas que ofrece Copilot, Yánez recomienda su uso para la creación de imágenes y diseños. Otros programas como Canva, uno de los más utilizados por los generadores de contenido en redes sociales, llevan tiempo integrando la IA para facilitar el trabajo.

Perplexity

Perplexity es otra de las herramientas conectada a la red y es especialmente útil en la fase de investigación dentro de la creación de contenido: “Te ofrece las fuentes y realmente es interesante para generar contenidos, pero especialmente para investigar dichos contenidos, desde la redacción hasta todo lo que tiene ver con la construcción de gráficos”.

Seguridad en la IA y gestión de las herramientas de IA en redes sociales

La seguridad es clave en el uso de inteligencia artificial, sobre todo si nos dedicamos al ámbito de la comunicación, las redes sociales, la reputación… Yánez explica que las versiones de pago de estas herramientas ofrecen mayores barreras de seguridad que las versiones gratuitas.

La gestión de estos lenguajes de IA no debe entenderse, según defiende Sonia Yánez, como la alternativa al trabajo de los profesionales. Constituyen en su conjunto una nueva forma de trabajar que permite una mayor rapidez y productividad.

“Los primeros pasos se basan en comprender, dominar y darle instrucciones a la herramienta para generar resultados que sean propios, aprovechando la rapidez que imprime la inteligencia artificial. Pero nunca podrán sustituir el criterio del profesional, que será lo que acabe determinando el trabajo final”, concluye Yánez.

(Visited 730 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.
Periodista
Comentarios
Deja un comentario