Activismo climático y eco-influencers

07/06/2023
Part dels ecoinfluencers estan més vinculats amb grups d'activistes, però altres només tenen una forma d'activisme purament digital o purament en línia. (Foto: Esther Tuttle / Unsplash) Part dels ecoinfluencers estan més vinculats amb grups d’activistes, però altres només tenen una forma d’activisme purament digital o purament en línia. (Foto: Esther Tuttle / Unsplash)
Gemma San Cornelio, el seu focus de recerca és l'identitat i l'storytelling, i més darrerament en formes d'activisme i mobilització social a les xarxes.
Gemma San Cornelio, su foco de investigación es la identidad y el storytelling, y más últimamente en formas de activismo y movilización social en las redes.

Entrevistamos a Gemma San Cornelio, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación. Especializada en el estudio de las imágenes y narrativas generadas por los usuarios en las redes sociales, a partir de la articulación de identidad y storytelling. Últimamente, centra su investigación activismo climático y eco-influencers en las redes sociales, un tema sobre el que ha publicado diversos artículos.

Tienes la formación en Bellas Artes y también en Comunicación ¿Cómo poner ambos al servicio del activismo climático?

Se puede abordar desde ambas disciplinas. Aunque mi trabajo de investigación está centrado en la comunicación, se puede abordar desde ambas partes porque hay una larga tradición en el arte de vinculación a temas sociales y activismo.  Desde los años 70 hasta ahora, sí que hay artistas que abordan esta temática. Incluso más recientemente lo abordan en conjunto con los científicos, intentando hacer experimentos, como por ejemplo, en las formas de conseguir energía con elementos biológicos. Hay algunos artistas que colaboran con los científicos, es lo que se denomina artivismo, es decir, la fusión entre arte y activismo.

Has estudiado las diferentes formas de comunicar en redes sociales la crisis climática, ¿cómo surgió la idea?

La comunicación tiene un papel relevante en lo que se refiere a cómo comunicar las cuestiones medioambientales, también por parte de los científicos, ya que les preocupa mucho cómo va a entender todo esto la ciudadanía. Por ejemplo, las nuevas formas de generar energía con microorganismos o también el tema de las energías renovables. Aquí las narrativas son muy importantes y es donde hemos puesto el foco desde hace cuatro años. Veníamos de un proyecto en el que habíamos analizado el selfi en Instagram y a partir de conocer bastante esta red social vimos que comenzaban a aparecer unas cuentas que explicaban historias personales, que se parecían a los influencers, pero que trataban temáticas medioambientales. Nos centramos en estas cuentas pensando que eran influencers, pero cuando los entrevistamos vimos que también eran activistas.

El activismo climático en redes intenta llegar al mayor número de personas posible con mensajes positivos

Una de las cuentas que habéis estudiado en Instagram es la de «Vivir sin plástico».  ¿Es este el perfil del estudio?

Logo de "Vivir sin plástico". (vivirsinplastico.com)
Logo de «Vivir sin plástico». (vivirsinplastico.com)

Sí, es una de las cuentas que hemos estudiado. Nuestro estudio es cualitativo, es decir, trabajamos con métodos cualitativos, no por cantidad de cuentas. Las íbamos recopilando por correlación entre ellas: las dos o tres primeras se iban relacionando con otras e iban apareciendo más. Creamos un perfil en Instagram para el proyecto y así las íbamos siguiendo. Encontramos varios tipos de cuentas: perfiles muy personales (influencers); en pareja, como es el caso de la cuenta de @vivirsinplastico; también encontramos familias; gente que tenía negocios y que utilizaba su cuenta para vender productos sostenible… Al final, seleccionamos más de 60 cuentas con bastante diversidad. Analizamos los contenidos, es decir, las imágenes y las narrativas de esas cuenta y también entrevistamos de forma on line a 13 personas. Con todo esto, hemos ido publicando diferentes artículos. El primero fue el de “vivir sin plásticos”, nos sirvió de guía para el resto: cuál era su posición, su formación, cómo hacían los contenidos, qué relación tenía con el estilo de vida, cómo se relacionaba con otras cuentas similares, etc. Y a partir de ahí encontramos el elemento común de muchas de estas cuentas: cómo cambiar el estilo de vida para ayudar a hacer más sostenible la vida diaria.

¿Y cuál es la clave del éxito para llegar al público?

Les fotos on es veu gent recollint residus a la platja, son les que tenien més interacció i comentaris. (Foto: OCG Saving the Ocean/ Unsplash)
Las fotos donde se ve a gente recogiendo residuos en la playa, son las que tenían más interacción y comentarios.
(Foto: OCG Saving the Ocean/ Unsplash)

La mayoría tenía formación en comunicación o en diseño, es decir, en el ámbito de la comunicación. Una de las claves es que contaban cosas en primera persona. Les preguntamos que cuáles eran los contenidos que tenía más éxito y nos comentaban que a sus seguidores les gustaba mucho cuando aparecían en las fotos haciendo cosas de manera activa. Entrevistamos a una chica que vive en Indonesia y nos comentó que las fotos donde ella aparecía en la playa recogiendo residuos y objetos de plástico, eran las que tenían más interacción y comentarios.

Algunas cuentas utilizaban una fórmula comunicativa de estilo memético, con un texto, una imagen, una foto sencilla y fórmulas de mensajes binarios y muy opuestos. Por ejemplo, “este era yo antes y después” o “si no haces esto, pasará esto”. Este formato lo analizamos de forma separada porque nos parecía interesante y escribimos un artículo

¿Y el mayor obstáculo que se encontraban?

La mayoría sufría con el algoritmo de Instagram. Todas las redes hacen sufrir a los creadores de contenido con estas cuestiones porque modifican el algoritmo. No estoy hablando de gente supertop de millones de seguidores, sino de micro influencers.

¿Cómo ves el papel de la inteligencia artificial en la comunicación en redes?

Yo todavía no me lo he encontrado. El tipo de imágenes que generan ahora con inteligencia artificial no sé hasta qué punto nos sirven para esto. Las imágenes de inteligencia artificial, por ahora, son de fotografía hiperrealista y no me preocupan mucho. Pero si se utiliza para crear fake news, entonces sí tenemos un problema. 

¿Hacia dónde va el activismo climático para crear más impacto?

Con lo que hemos analizado en internet, hemos visto una relación variable entre la gente, es decir, algunas personas están más vinculadas con grupos de activistas, pero otras solo tienen una forma de activismo puramente digital o puramente on line. Lo más importante es el componente comunicativo o divulgativo de intentar llegar al mayor número de gente posible. Esto es algo que encontramos en prácticamente todas las cuentas. Y además, en nuestro estudio observamos que intentan explicar, aparte de en primera persona, un mensaje positivo: “podemos hacer algo y tú también puedes hacer algo; si todos lo hacemos, podemos promover cambios”. Para llegar al mayor número de gente posible, comunican de una manera que la gente se enganche, pero con mensajes positivos.

 

 

 

(Visited 251 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Olga Fernández Castro
Comentarios
Deja un comentario