Marta Roa Camarena: Mi TFM y la aventura de autopublicar

17 de mayo de 2022
Marta Roa Camarena

Cuando se me invitó a escribir sobre mi experiencia durante el desarrollo de mi TFM, me pareció una oportunidad excelente para realizar un ejercicio de reflexión sobre lo que había supuesto desarrollar un proyecto de autopublicación.

En el trabajo final del máster encontré una oportunidad única para dejar de lado aquellas cuestiones que me frenaban desde hacía tiempo a iniciar el proyecto de creación de mi propio relato ilustrado, aprovechando para aplicar todo lo aprendido durante el Máster de Edición Digital y sumergirme en la experiencia de realizar un libro desde cero, tanto en formato físico como en formato digital (EPUB). A lo largo de los tres semestres iniciales, me habían dotado de las herramientas necesarias para la creación de un libro, y encontré que, gracias a esas herramientas y al apoyo de profesores y tutores, por primera vez era capaz de iniciar esa andadura. 

He de confesar que la autopublicación es uno de los ejercicios más multidisciplinares y complejos a los que me he enfrentado hasta ahora. No hablaré sobre la parte más artística de elaborar un relato ilustrado, pues ese aspecto está relacionado con la formación en artes que poseía previamente, sino que me centraré en los aspectos relacionados con el mundo editorial.

A lo largo del TFM relacioné cada uno de los pasos aprendidos en las asignaturas del plan docente: la elaboración de un texto y su corrección, la maquetación, el diseño tanto del interior del libro como de la portada, la creación del EPUB, la elaboración de un plan de marketing, el cálculo de un presupuesto y su posible viabilidad económica, los derechos de autor que protegían mi obra, etc. Mientras más repasaba los materiales proporcionados a lo largo del plan de estudios, nuevos aspectos fundamentales, que no podían faltar en el proyecto, aparecían ante mis ojos. 

Para todos aquellos alumnos que deseen iniciar un proyecto similar y sumergirse en la creación de un proyecto desde cero, puedo hablar desde mi experiencia y señalar algunas de las practicas que me resultaron fundamentales a lo largo de todo el proceso.

El primero paso, esencial e imprescindible, fue la planificación de un calendario lo más exhaustivo posible. En él detallé todos y cada uno de los pasos que debía abordar, asignando a cada uno de ellos un plazo lo suficientemente amplio para su realización y que considerara los posibles imprevistos (sorpresa: siempre sobrevienen imprevistos).

Ilustración interior de Raudharr y el Demonio del Bosque, de Marta Roa

Tampoco se debe tener miedo en afrontar cualquier aspecto que presente dudas. A lo largo de todo el proceso, me pregunté muchas veces si debía plantear algunas cuestiones a mi tutor, dudando de la importancia de estas dudas, pero su ayuda, acompañamiento y punto de vista fue esencial para el desarrollo final del proyecto. Y, sobre todo, debemos mantener la motivación, la curiosidad constante y el afán por investigar y aprender a lo largo de todo el proyecto, pues cada puerta que abrimos nos llevará a otro centenar de puertas cerradas que debemos averiguar cómo abrir. Creo que la mejor forma de afrontar un TFM y la mejor forma de asegurarnos que llegue a su fin con resultado satisfactorio es la pasión: pasión por nuestra propuesta, el tema elegido y por nuestro trabajo.  La pasión por el mundo editorial, la creación de libros y la ilustración me llevó a sacar adelante el TFM, y la ayuda de los profesionales que me acompañaron en cada paso del proceso y me asesoraron desde la universidad aseguraron que el resultado final fuera satisfactorio.

Gracias a todo lo aprendido sobre el mundo editorial, siento más seguridad sobre mi trabajo y las elecciones que realizo. Ya no me siento a la deriva en un mar de opciones, y gracias a esto, me fue posible iniciar y concluir un TFM que me ha llevado a concretar y formalizar la parte inicial de un ambicioso proyecto que pretendo finalizar a lo largo de este año 2022: la publicación de mi relato ilustrado, Raudharr y el Demonio del Bosque, una reescritura de La Caperucita Rojacon un renovado mensaje feminista.

Ahora solo queda seguir trabajando y avanzando en la aventura, para que mi libro salga a la luz, con la ilusión de que este no sea el último de otros muchos proyectos que espero poder iniciar en un futuro.

Marta Roa Camarena: Instagram | Linkedin

(Visited 4 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario