Ferran Marsà: “Es importante que los jóvenes desarrollen un sentido crítico de todo lo que les rodea”

12 enero, 2022
Cartells amb missatges com: No et rendeixis. No estàs sol.

Las estadísticas actuales indican que existen evidencias de que entre el 10 y 20% de los adolescentes sufrirán depresión en España, unas cifras que significan que algo no va bien en la salud mental de los jóvenes. Hablamos con Ferran Marsà, psicólogo y profesor del grado de Psicología y del máster de Psicología Infantil y Juvenil de la UOC.

¿Las cifras actuales responden a la pandemia de la Covid-19 que atraviesa a la sociedad y, en particular, a estos jóvenes?

Cada uno vive la tristeza de forma personal, no pueden fijarse criterios únicos. Pero más allá de la crisis sanitaria, vemos que los jóvenes de hoy no acaban de tener estrategias de afrontamiento. Éstas pueden ser desde expresar los sentimientos, reflexionar sobre ellos, escribirlos o compartirlos.

Yuri Catalano (Unsplash)

Los jóvenes de hoy en día se enfrentan de forma diferente a otras generaciones. Ahora es la Covid-19, pero nuestros padres, sus abuelos, sufrieron una posguerra, por ejemplo…

Existía un factor de aceptación, que no deja de ser una estrategia de adaptación que llega en situaciones límite. A diferencia de nuestros padres o abuelos, la pandemia atraviesa ahora a generaciones que solamente han conocido el bienestar y altera el sentimiento de controlabilidad que todos tenemos en la sociedad en la que vivimos.

¿Qué es esa controlabilidad?

Es la percepción que tenemos de poder controlar (consciente o inconscientemente) todo lo que nos rodea. Cuando esta percepción de control se ve alterada por la llegada, en este caso, de una pandemia nos altera la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y del entorno que nos rodea. Hoy creo que niñas, niños, jóvenes y adultos estamos aprendiendo a reajustar esta percepción de controlabilidad.


Más allá de la crisis sanitaria, vemos que los jóvenes de hoy no acaban de tener estrategias de afrontamiento

¿Acaso no ayuda el hecho de no creer ya demasiado en nada?

El apoyo emocional (religioso, terapéutico o informal) y la religión/espiritualidad, o creer en algo, puede ser relevante como factor protector. Desde hace años la espiritualidad/creencias de los jóvenes es un indicador que se incluye en una de las principales encuestas de salud infantojuvenil (HBSC) que más se utiliza en Europa.

Oscar Keys (Unsplash)

¿Ha detectado otras carencias de los jóvenes a la hora de afrontar los problemas?

Sí, una de ellas es no tener una actitud proactiva en la resolución de los conflictos personales/interpersonales que incluya una reevaluación positiva de las situaciones de conflicto.

Otras carencias que se han identificado en niñas, niños y jóvenes a la hora de afrontar problemáticas son conductas de evitación del problema, distanciamiento de la situación conflictiva, conductas de negación o bajo grado de aceptación de la responsabilidad personal.

¿Qué peso tienen las redes sociales?

Para muchos adolescentes, las redes sociales son un facilitador de su identidad. Esto tiene aspectos positivos y negativos a tener en cuenta desde un punto de vista social, pedagógico y clínico. Los jóvenes se identifican en las redes sociales con aspectos positivos de su vida diaria que comparten con otros usuarios (ej. actividades) pero también con patrones de conducta que pueden ser considerados desadaptativos (ej. dietas para perder peso o conductas purgativas, etc.)

Creative Christians (Unsplash)

Uno de tus campos de trabajo es el estudio de los jóvenes autistas y su relación con las redes sociales, ¿qué puedes contarnos de tus investigaciones?

Actualmente, participo en un proyecto de investigación en el que estamos estudiando cómo los jóvenes británicos autistas que se identifican como no binarios o trans definen su identidad (autista y no binaria) en las redes sociales.

Las redes sociales han ayudado/y están ayudando a los jóvenes a definir su identidad a través de constructos (ej. género fluido) y escenarios (ej. Instagram u otras plataformas) que personas de nuestra generación (ej. niños/as nacidos en la década de los 80) no tuvimos.

Las redes sociales se pueden utilizar como un elemento facilitador, y estos jóvenes han conseguido ir mucho más allá de la identidad de género y hablar de géneros fluidos, deshaciéndose de los valores del régimen franquista y del “qué dirán”.

Este es un nuevo escenario a tener en cuenta como profesionales de la salud mental en niños y jóvenes. En este estudio queremos entender qué necesidades y demandas pueden surgir en este proceso de identificación, sobre todo en jóvenes con TEA y una identidad de género no normativa.

Sharon McCutcheon (Unsplash)

¿Y qué se puede ofrecer a los niños/as y jóvenes con necesidades tan diversas?

Una adecuada educación emocional. Una de las asignaturas mejor valorada del Máster de Psicología Infantil y Juvenil de la UOC es la asignatura de Educación Emocional. En esta asignatura se proporcionan herramientas terapéuticas y educativas a los estudiantes para que aprendan cómo diseñar e implementar programas de educación emocionales a niños/as y adolescentes.

Otras carencias identificadas son evitar el problema, negarlo o no sentirse responsable

Los adultos no siempre recordamos la adolescencia, ¿quizás?

La adolescencia es una etapa de maduración a distintos niveles (ej. físico, psíquico y social). Sabemos que las chicas en comparación con los chicos pueden sentirse más expuestas a estos cambios, sobre todo en lo que se refiere a los cambios físicos y la presión social relacionada con estos.

Hoy, la información que los/las adolescentes reciben les llega de diferentes vías (ej. redes sociales, escuela, grupo de amigos, familia) en comparación con la información que recibían nuestros padres o nosotros cuando éramos adolescentes. Ha habido un cambio generacional en cómo la información llega a los jóvenes (y se procesa) y esto está teniendo un impacto social, educativo y clínico.

¿Y qué podemos hacer para que los jóvenes seleccionen toda esta información de forma más adaptativa?

No existe una solución única y mágica. Creo que es importante ayudar a los jóvenes a desarrollar estrategias de afrontamiento que ayuden a desarrollar un sentido crítico de todo lo que les rodea. Es relevante que aprendan a entender y gestionar sus emociones y las de los demás (ej. educación emocional). Vivimos en una sociedad donde todo ocurre demasiado rápido y considero que es valioso dar espacios a nuestros jóvenes para que reflexionen sobre todo lo que les rodea.

Pero esto no es solamente un problema de los adolescentes, ¿no?

No, es algo bastante común en la gente adulta también. Las personas adultas acuden a terapia para tratar posibles problemas de salud mental que puedan tener, pero también para reflexionar sobre todo lo que les rodea.

Nos encontramos en una sociedad del “bienestar” que está enferma

Y la función de los padres, madres o tutores. ¿Cuál debe ser?

Los padres y madres deben educar a sus hijos. Actualmente, los padres y madres tienen un amplio abanico de modelos educativos y con frecuencia algunos de ellos tienen dificultades para decidir qué modelo es el más adecuado para la crianza de sus hijos. Creo también que los padres reciben mucha presión social sobre el significado social de ser un buen padre o madre. Además, tienen importantes dificultades para conciliar la vida familiar y laboral. Esto se ha visto que a menudo puede ser origen o debido a muchos problemas de salud mental (ej. ansiedad o depresión).

Estos 3 factores (modelos educativos, el significante social de paternidad y maternidad y las dificultades de conciliación familiar y social) pueden afectar a la relación de los padres y madres con sus hijos.

Les Anderson (Unsplash)

No estamos quizás en el mejor contexto…

No, creo que nos encontramos en una sociedad del “bienestar” que está enferma. La pandemia y el ritmo de vida que llevamos niños, niñas, adolescentes y adultos no está ayudando mucho. Tenemos muchos frentes abiertos y espero que a lo largo de este año (o los próximos) los podamos ir afrontando de forma satisfactoria.

Profesionales especializados en acompañamiento emocional son nuevos perfiles que se integran en la comunidad educativa

¿Y de qué herramientas pueden disponer hoy padres, madres y jóvenes para afrontar esta época tan compleja?

Hay proyectos como Konsulta’m. Es un servicio de soporte psicológico del ayuntamiento de Barcelona dirigido a jóvenes y adolescentes de 18 a 22 años. En este servicio se detecta y atiende de forma preventiva posibles problemas de salud mental de jóvenes y adolescentes a escala grupal e individual (desde hace pocos días el servicio se ha ampliado a población adulta).

También sé que en el área metropolitana de Barcelona ya existen 81 centros que este curso académico (2021/2022) tienen educadores emocionales en sus aulas. Los y las profesionales especializados en acompañamiento emocional son nuevos perfiles profesionales que se integran en la comunidad educativa, con el objetivo de abordar de forma preventiva el malestar emocional y los incipientes problemas de salud mental que se puedan detectar.

Todo parte de una premisa: adelantarse al máximo en la aparición de estos síntomas permite limitar la aparición de patologías más graves y también hacer que éstas tengan una mejor evolución.

La dificultad para conciliar vida familiar y laboral es el origen de muchos problemas de salud mental

¿Eres optimista con el futuro?

Soy optimista porque somos seres adaptativos. Todos hemos aprendido de esta pandemia, y los jóvenes también están incorporando nuevos cambios. Somos resilientes. He hablado con bastantes compañeros de profesión (ej. psicólogos, psiquiatras y trabajadores/as sociales) sobre este tema y muchos coinciden en que algunos jóvenes están desmotivados. El contexto social, político y económico actual, junto con las crisis económicas que llevan/llevamos años arrastrando, creo que ha influido.

Es importante que todas y todos replanteemos el modelo de sociedad en la que queremos vivir y cómo queremos encajar los niños, niñas y adolescentes.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario