Las claves del aprendizaje experiencial: el diseñador tecnopedagógico como constructor de la educación inmersiva

30 noviembre, 2023
el diseñador tecnopedagógico Imagen creada por Dall-E

¿Te has preguntado cómo sería aprender en un mundo donde tu docente es una inteligencia artificial que reside en el Metaverso y que se adapta a cada paso que das anticipándose a tus necesidades? La UOC ya nos ha avisado de que se trata de una tendencia en el campo del aprendizaje en línea (e-learning).

Es decir, no estamos tan lejos de este planteamiento futurista de la educación en línea y, por ese motivo, te explicaremos cuál es la figura clave para que esto se pueda desarrollar asegurando su pertinencia y calidad.

tendencias en elearning
Fuente: eLearning Innovation Center (UOC)

Así pues, en este artículo nos gustaría acercarnos a la figura del diseñador tecnopedagógico (DTP) usando los prismáticos de la innovación educativa para entender de qué manera este arquitecto construirá los cimientos de la formación virtual futura.

el diseñador tecnopedagógico
Imagen: José Antonio Garrote Herrando, artista. Pertenece a la obra literaria ilustrada con el registro de la propiedad intelectual de Interingenia SL con núm. 202150900011233

Esta es una figura profesional poco conocida y que todavía se confunde con su antecesor: el diseñador instruccional. En esta labor divulgativa y formativa, en la UOC se encuentran algunos de los autores y autoras principales contemporáneos de este rol del diseñador tecnopedagógico, como son Lourdes Guardia y Marcelo Maina. Ambos profesionales comprometidos con el máster universitario online de Educación y TIC (E-learning), siendo Marcelo su director y Lourdes la coordinadora de la asignatura, precisamente, de Fundamentos del diseño tecnopedagógico. Aportando un dato curioso con respecto a este contexto, podemos deciros que las aulas virtuales de la UOC unen mucho, ya que las autoras de este artículo se conocieron en esa asignatura hace años, siendo Camino López García docente y Cristina Nogales Figueroa estudiante. Desde aquellas hasta ahora, han recorrido un largo sendero profesional asumiendo, ellas mismas, el rol del diseñador tecnopedagógico (entre otros roles en el mundo de la empresa).

Quién es el diseñador tecnopedagógico y cuáles son sus roles

Vamos a conocer mínimamente quién es y qué hace el o la diseñadora tecnopedagógica. Esta figura es el sucesor —en la actual era tecnológica y desde una visión mucho más holística y menos limitada— del diseñador instruccional. Un profesional que, para poder diseñar los planos de una experiencia formativa significativa como haría un arquitecto o arquitecta con un edificio, debe ser capaz de reflexionar sobre todo lo que implicará una formación que no es presencial y que, si lo es, está mediada por las TIC. Se trata de una figura profesional muy completa, cuyos roles principales, ente otros, son los siguientes:

  • Gestor e, incluso, director de proyectos formativos virtuales o mixtos.
  • Diseñador de experiencias educativas mediadas por las TIC.
  • Responsable del uso de modelos de DTP y creador de nuevos modelos ad hoc.
  • Coordinador de los agentes educativos implicados en los proyectos que genera.
  • Planificador y guía del proceso de diseño y aplicación de la formación en línea.
  • Analista y evaluador del proceso y del resultado de la formación en línea.

La figura del diseñador tecnopedagógico: presente, pasado y futuro

Ahora que tenemos situado al diseñador tecnopedagógico, ¿sabrías cuál es el papel que ha tenido a lo largo de la historia? Realmente su trayectoria es muy amplia y ha estado presente desde el momento en el que Internet ha iniciado una nueva era. Nos remontamos a los años 60, donde surge el primer sistema de gestión de aprendizaje o, en inglés, LMS (Learning Management System), momento a partir del cual, se empieza a hablar de aprendizaje electrónico o enseñanzas a través de medios informáticos. Ahora, de repente, estamos accediendo a entornos virtuales, a través de realidad virtual, aumentada y mixta, donde una inteligencia artificial reporta nuestro rendimiento y nos sugiere qué es lo siguiente que vamos a aprender y cómo, lanzándonos hacia la sexta generación del e-learning.

Una era donde la personalización del aprendizaje se basa en el big data, las metodologías activas como la gamificación han superado las fronteras del 2D para funcionar en espacios tridimensionales o virtuales que nos facilitan una experiencia inmersiva que la IA va guiando… Pero, ¿de qué manera podemos asegurar un aprendizaje significativo basado en el desarrollo de competencias y en la adquisición de conocimientos?

Es precisamente esta figura profesional, la del diseñador tecnopedagógico, quien se encarga de ponerse al día con respecto a la tecnología para comprender de qué manera se puede utilizar en el mundo formativo sin perder de vista la pedagogía. Y es que conocer la tecnología no solo nos aporta información sobre sus posibilidades, sino también sobre sus limitaciones y dificultades.

Algunas de estas tecnologías son apasionantes y nos muestran una nueva integración del aprendizaje informal, el aprendizaje móvil (m-learning) y el aprendizaje ubico (u-learning) sin apenas ser conscientes de esta fusión. Es el caso de pintar a través de la realidad mixta con las nuevas Meta Quest 3, a través de las que podemos ver las primeras impresiones de usuarios reales:

Pero estas experiencias sin contexto se quedan en aprendizajes estancos, y es aquí donde el diseñador tecnopedagógico entra a diseñar experiencias más completas y con un enfoque muy específico. Para ello, se necesitan entornos colaborativos, participativos y personalizables. Disponibles en forma de laboratorios virtuales, juegos en línea editables, espacios del Metaverso configurables. Es el caso de las aventuras matemáticas en Roblox, ejemplo de diseño de experiencias de aprendizaje basadas en antiguos entrenamientos repetitivos, la diferencia a la hora de aprender es abismal.

Como podemos ver, de momento, las tecnologías están separadas entre sí, dejando experiencias estancas, aisladas entre diferentes apps, pero con claras pretensiones de transformación para un uso unificado. Es aquí cuando empezamos a ver los nuevos avatares hiperrealistas, con pretensión de humanizar los espacios del Metaverso.

Y, por tanto, la pregunta sería: ¿el docente presente y no solo conectado desaparecerá con la IA y los avatares hiperrealistas? No tenemos forma de saberlo, pero lo que está claro es que la figura del diseñador tecnopedagógico no desaparecerá, porque es quien diseña todas estas experiencias, mediadas o no por esta tecnología. El objetivo: conseguir el aprendizaje significativo más personalizado posible. Pero, ¿cómo lo hace?

Claves para ser un buen diseñador tecnopedagógico

🎧 Para terminar este artículo vamos a ver algunas de las claves de su proceso, las cuales estuvimos comentando con más detalle en el pódcast de Metaversadas:

  • El DTP está a la cabeza del proyecto formativo, desde el momento de la ideación hasta la implementación y evaluación del producto final.
  • El DTP es el mediador entre el equipo pedagógico y el equipo de desarrolladores tecnológicos, ejercicio clave y del que muchos productos formativos carecen o adolecen.
  • El DTP es una figura en constante actualización, vinculado 100% a la innovación educativa desde la calidad. Por ello, está en los procesos de testeo e implementación.
  • El DTP diseña la experiencia educativa, entendiendo claramente qué permite (o no) la tecnología seleccionada o diseñada para esa formación, cuáles son los puntos débiles tecnológicos que pueden interceder en el proceso educativo y cómo tenerlos en cuenta en el diseño para salvarlos, etc.
  • El DTP evalúa, pero no a los o las estudiantes, sino a todo el proceso de diseño e implementación del proyecto formativo, para crear una propuesta de mejora que saque el máximo partido del aprendizaje.

Así, podría decirse que, formarse para conseguir alcanzar la calidad que requiere esta figura profesional es clave, pero lo es más todavía, conocer en profundidad la pedagogía y estar al día de los procesos formativos en entornos tridimensionales o virtuales del Metaverso.

Algunos retos a los que se enfrenta la educación inmersiva

En definitiva, estamos todavía en etapas de desarrollo tecnológico para las que ya tenemos proyectadas ideas de formaciones experienciales e inmersivas alucinantes, las cuales no están exentas de desafíos como:

  • La superación de la brecha digital
  • El acceso universal
  • El aprendizaje personalizado
  • Los retos éticos y de privacidad
  • La integración del aprendizaje informal
  • El reconocimiento universal de cualificaciones, donde la blockchain tendrá un papel interesante

Con todo ello, queremos animarte a ver con optimismo el futuro, bajo el paraguas de la calidad y del conocimiento de la figura del diseñador o diseñadora tecnopedagógica.

(Visited 144 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación. Doctora por la Universidad de Salamanca, Project e-Learning Manager, profesora colaboradora de universidades nacionales e internacionales, autora de libros y artículos, y conferenciante.
Alumni del máster universitario de Educación y TIC (E-learning) Empresaria, directora y gestora de programas de formación permanente universitaria en línea. Apasionada de la pedagogía aplicada a los ecosistemas tecnológicos de aprendizaje.
Comentarios
Deja un comentario