Sostenibilidad en eventos: de la preocupación por el impacto ecológico a la responsabilidad social y económica

02/05/2024
sostenibilidad-en-eventos Imagen de Canva.

Hace algunas décadas, hablar de sostenibilidad era hablar de simplemente de ecología, pero actualmente se impone la necesidad de una conciencia multidimensional del concepto, que considera también otros impactos, como el social o el económico. El concepto de sostenibilidad en los eventos no es ajeno a este cambio de mirada y este enfoque integral ha pasado de ser una tendencia novedosa a una necesidad a incorporar en la gestión de este tipo de encuentros.

Los profesionales de la organización de eventos y los participantes en eventos buscan y analizan el significativo impacto que puede tener, a nivel de sostenibilidad, cualquiera de los eventos de los que forman parte. En este sentido, en líneas generales, se busca promover un mundo más sostenible y, para ello, lo ideal es definir objetivos que sean alcanzables por parte de los organizadores de la industria de los eventos, algo muy en línea con los objetivos de desarrollo sostenible adoptados por los países miembros de la ONU como parte de la Agenda 2030 y que sirven como guía fundamental para que, de manera interconectada, ayuden a definir su enfoque en términos medioambientales, sociales y económicos.

Sostenibilidad medioambiental

La sostenibilidad medioambiental es probablemente el aspecto sobre el que primero se empezó a trabajar dentro del sector, apostando por una reducción y correcta gestión de los residuos generados, pero ahora se encuentra en un estado evolucionado donde más factores deben ser considerados.

Movilidad

Foto de Guvluck

Dentro de la sostenibilidad ecológica, es fundamental analizar un aspecto clave en la experiencia de los asistentes como es el transporte, uno de los grandes factores de aportación de emisiones de carbono. A modo de ejemplos o de ámbitos de aplicación tenemos la utilización de opciones de transporte que reduzcan la huella de carbono -o la búsqueda, en segunda instancia, de fórmulas para compensarla-, la promoción del transporte público para llegar a la ‘última milla’ del recinto, la utilización de vehículos compartidos o facilitar la movilidad más sostenible, si se puede, potenciando el uso, por ejemplo, de la bicicleta.

Es, precisamente, la capacidad de medición de las emisiones uno de los elementos más en auge para realizar un cálculo del impacto medioambiental del evento. Y aunque el transporte, sobre todo, en un encuentro con desplazamientos internacionales, sea uno de los focos a analizar, esta ‘radiografía’ debe considerar todos los componentes del evento para poder identificar y realizar tantas acciones como sean necesarias. En 2008, la banda Radiohead realizó su gira bajo el comprometido nombre de ‘Carbon Neutral Tour’, analizando muchos aspectos del evento y decidiendo actuar solo en ciudades que garantizaran el transporte público como mejor alternativa. Desde entonces, muchos grupos y festivales han continuado realizando esfuerzos en este sentido. Sin ir más lejos, el festival de música danés NorthSide analizó aspectos como los alimentos que se consumían durante su celebración, decidiendo eliminar de su oferta la carne y pasando a opciones vegetarianas.

Servicio de catering y restauración

Siguiendo con la restauración, la identificación de la procedencia, la utilización de productos de temporada, la utilización de menaje reutilizable con eliminación de plásticos de un solo uso -incluyendo, por ejemplo, la sustitución de botellas de agua individuales-, o la reducción del desperdicio mediante mejores cálculos de consumo e identificación de necesidades o preferencias, así como permitir a los asistentes que se lleven la comida no consumida, son alternativas que permiten también lograr objetivos de reducción de impactos ambientales negativos, sin comprometer la calidad o el atractivo de los eventos.

Eficiencia energética

Por otra parte, la utilización de energías renovables y un consumo eficiente es otro de los aspectos en los que los organizadores y los recintos están realizando esfuerzos e inversiones con el fin de contribuir a la sostenibilidad medioambiental. En muchas ocasiones, se pueden desarrollar iniciativas que sirvan para contribuir en paralelo a la sostenibilidad social y económica, como en el notable ejemplo del Centro Internacional de Convenciones de Ciudad del Cabo que, para prevenir la escasez de agua en la comunidad local durante sus eventos, implementa medidas como la instalación de tanques de recolección de agua, sistemas para recuperar el agua condensada de los sistemas de aire acondicionado, el monitoreo de las solicitudes de puntos de agua por parte de los expositores, e incluso cuentan con una planta de tratamiento que convierte el agua subterránea en agua potable.

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social en eventos implica garantizar oportunidades equitativas de participación, fomentar la diversidad cultural, la equidad y potenciar la inclusión. Para ello, es importante que se tengan en cuenta estos valores en la selección de los partners, colaboradores y proveedores que formarán parte del desarrollo del evento, considerando la responsabilidad social de una forma integral.

En encuentros de relevancia internacional, se debe promover la diversidad geográfica, asegurando la representación de todas las regiones en los eventos de esta índole, con especial atención a los países en desarrollo. Para eventos de importancia nacional, se debe garantizar la accesibilidad desde todas las regiones del país, considerando la diversidad lingüística y geográfica para una participación equitativa. Estas medidas y recomendaciones buscan asegurar la inclusión y diversidad en todos los aspectos del evento, contribuyendo así a la consecución de los ODS anteriormente mencionados.

Los eventos pueden promover la sostenibilidad social al apoyar a comunidades locales desfavorecidas. Un ejemplo de esto es la contratación de proveedores locales y la colaboración con organizaciones comunitarias para maximizar el impacto positivo en la economía local -pudiéndose alinear con aspectos de productos de proximidad en la restauración según lo comentado- y fortalecer los lazos con la comunidad, pudiendo, por ejemplo, promover actividades grupales durante el evento, para fomentar un ambiente participativo con colectivos locales.

Por otra parte, los eventos pueden promover la inclusión mediante la implementación de políticas de accesibilidad, tanto en los espacios físicos como en la plataforma en línea del acto. De la misma forma, se debe trabajar en análisis de la diversificación de los paneles y oradores -valorando la representación equilibrada de género entre oradores y moderadores-, y la creación de espacios seguros y acogedores para todos los participantes. Por último, tampoco debemos olvidar el legado social y de conocimiento que puede dejar un gran evento: informes, videos, contenidos, etc. pueden servir para que personas interesadas puedan aprender de las experiencias y conocimientos compartidos durante un encuentro de estas características.

La apuesta por la sostenibilidad en los eventos va mucho más allá de un simple compromiso con el medio ambiente.

Sostenibilidad económica

Más allá de la viabilidad económica de un evento, concepto fundamental en su planificación, la sostenibilidad económica se basa en mantener esa viabilidad en un plazo de tiempo mayor, considerando el bienestar de las generaciones futuras y no comprometiendo los recursos.

En este sentido, vemos que muchas de las acciones en pro de la sostenibilidad económica pueden ir alineadas con acciones centradas en la sostenibilidad medioambiental y/o social. Por ejemplo, es necesario evitar un derroche innecesario, tanto desde un punto de vista económico como desde un punto de vista social o medioambiental, como puede ocurrir al pensar en la restauración de un evento. De la misma forma, la búsqueda de la financiación de un evento debe hacerse buscando fuentes -instituciones, empresas, gobiernos, etc.- que sean aliados estratégicos en el compromiso con la sostenibilidad, enviando un mensaje claro sobre la importancia de adoptar prácticas empresariales responsables y alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible.

Los eventos deben considerar la generación de impactos económicos positivos para la comunidad y el lugar en que se celebran. Además de punto de encuentro y generador de conocimiento, pueden ser impulsores de la economía local de forma sostenible: la afluencia de visitantes no solo beneficia a los sectores tradicionales como hoteles, restaurantes y transporte público, sino que también puede tener un impacto positivo en otras áreas económicas, como el turismo sostenible, la agricultura local y el comercio justo.

La capacidad de medición de las emisiones, uno de los elementos más en auge para realizar un cálculo del impacto medioambiental del evento. 

A nivel de empleo, muchos eventos suponen la creación de trabajos temporales para determinados colectivos y profesionales locales durante su celebración, proporcionando oportunidades de aprendizaje y crecimiento, y contribuyendo al desarrollo económico.

Queda claro que la apuesta por la sostenibilidad en los eventos va mucho más allá de un simple compromiso con el medio ambiente. Para conseguir la celebración de encuentros con un impacto positivo en las múltiples dimensiones analizadas, será necesario un enfoque integral en el que la sostenibilidad sea uno de los ejes principales gracias al compromiso de todas las partes que componen un evento.

Enlaces de interés:

(Visited 172 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Doctor en Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y Máster en Dirección de Seguridad Privada por la Universidad de Barcelona (UB). Miembro del Observatorio Científico de Eventos y codirector del Congreso de Comunicación y Seguridad en Eventos. En el ámbito profesional, ha centrado su actividad en los sectores de la comunicación y los eventos, con una amplia experiencia en áreas como la organización estratégica, la planificación y la producción, entre otras.
Comentarios
Deja un comentario