Filosofía para los retos contemporáneos

Proyectos

ECOLOGÍAS DE LA IMAGINACIÓN

Este proyecto tiene como propósito desarrollar una investigación teórica y práctica acerca de la relación entre la filosofía y las formas de imaginación contemporáneas en el campo de la acción cultural y de la innovación social. Para ello, el proyecto parte de un concepto central que se propone desarrollar: el concepto de ecologías de la imaginación. Entendemos, así, que la imaginación no es una facultad individual, sino una práctica social. Este proyecto, pues, abordará la necesidad de pensar la imaginación como una facultad ética, política y social.

Esta investigación aborda uno de los retos de nuestro presente: en un momento de grandes cambios sociales, afectados por diversas crisis (sanitaria, ambiental, económica, etc), la imaginación también entra en crisis. Si imaginar es hacer presente lo ausente, podemos afirmar que esta cancelación de la imaginación tiene que ver con la dificultad que tienen nuestras sociedades para relacionarse con confianza con la alteridad, con lo nuevo y con el futuro. Más en concreto, ¿qué puede ser de la imaginación, como práctica de transformación social, en condiciones de crisis y aislamiento como las producidas por la actual situación de pandemia? Cualquier forma de indeterminación es experimentada hoy como la amenaza de lo incierto o de lo desconocido. Esto tiene como consecuencia que las prácticas sociales e institucionales tienden a funcionar de forma defensiva y poco proactiva. La situación de pandemia no ha hecho más que acentuar esta tendencia: ¿cómo revertirla y hacer posible la activación de una imaginación capaz de establecer relaciones creativas y de confianza con lo desconocido?

Para abordar este reto, este proyecto se propone desarrollar una investigación teórica y práctica. 

La investigación teórica llevará a cabo un trabajo conceptual a partir de tres dimensiones del problema:

Imaginación, ética y cultura. La ética requiere cierto elemento de proyección, de imaginación para reconocer formas de vida dotadas de su propia dignidad.Si imaginar es hacer presente lo ausente, ¿qué prácticas culturales lo facilitan en contextos de pérdida, duelo e incertidumbre?

Imaginación y tecnociencia. El imaginario contemporáneo sobre la tecnología,está dominado por el fatalismo y por el imperativo a la innovación. ¿Es posible articular imaginarios alternativos de la tecnología, más allà del fatalismo, del imperativo a la innovación o del solucionismo tecnológico? 

Imaginación y educación. La educación no es sólo un sistema formal de instrucción, sino el conjunto de aprendizajes con los que ensayamos las formas de convivencia posibles. Es el espejo de una sociedad y, al mismo tiempo, el taller en el que se disputan y transforman sus expectativas.¿Cómo contribuir a una pedagogía que active una ecología de la imaginación tanto en el ámbito de las ciencias y la tecnología, como de las humanidades y las ciencias sociales?

La investigación práctica partirá de estudios de caso con entidades culturales, educativas y sociales con las que ya se han establecido procesos de interacción e aprendizaje mutuo, El eje práctico del proyecto se plantea, así, como una dimensión transversal que tendrá en cuenta prácticas comunitarias de la imaginación. A la hora de estudiar diferentes experiencias culturales y educativas se adoptará una perspectiva que prima la interacción informal y la participación periférica de los aprendices, característica de los estudios sobre “comunidades de práctica”, entendidas como un aprendizaje experiencial y situado en ámbitos educativos, profesionales y culturales. 

(Visited 3 times, 1 visits today)