No perder la rutina, el mejor aliado para soportar el cambio de hora

26 octubre, 2021
Rellotge

Este domingo cambiará la hora en el territorio español. Y para muchas personas esta modificación puede generar un malestar importante. El profesor y experto de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Diego Redolar, asegura que “ni es depresión ni es apatía”, por más que estas sean palabras habituales en el momento de definir qué se siente. 

“Los primeros días puede costar más ir a dormir, podemos sentir que tenemos menos concentración y levantarnos más cansados”. Ésta seria, según Redolar, la sintomatología más habitual entre el grueso de la población. De hecho, “el cambio de hora no tiene implicaciones marcadas a escala biológica para las personas adultas, pero, en cambio, si afecta más entre las personas mayores y la población infantil, ya que son mucho más sensibles”. 

1 hora de cambio, 1 día de adaptación

Los estudios indican que por 1 hora de cambio en el horario hacen falta 24 horas de adaptación biológica, ya que el cerebro humano tiene esta capacidad de adaptación. No obstante, “y teniendo en cuenta que este cambio caerá en un fin de semana largo, porque el lunes 1 es festivo, es muy recomendable mantener las rutinas habituales para tener una mejor adaptación al cambio de hora”, aconseja Redolar. Y apunta: “De hecho estos días deberíamos fortalecerlas, no modificando horarios del despertador, comidas y duchas”.

Aquesta imatge té l'atribut alt buit; el seu nom és luke-chesser-rcowmc8qf8a-unsplash.jpg
Luke Chesser (Unsplash)

Todas estas rutinas son señales que ayudan al cerebro humano a adaptarse, como también lo es la luz. El sol ayuda a regular los ritmos biológicos y circadianos, como el ciclo sueño-vigilia, ya que el cerebro recibe la información de la luz, segrega hormonas y regula el metabolismo en función del momento en el que nos encontramos. 

Los primeros días puede costar más ir a dormir, podemos sentir que tenemos menos concentración y levantarnos más cansados. Pero ni es depresión ni es apatía

De hecho, la luz es el principal estímulo que recibe nuestro cerebro para activar la vigilia. Por esta razón, no es recomendable consultar pantallas retroalimentadas como las del móvil o la tablet antes de irse a dormir, porque provocan el efecto contrario: despertar el cerebro. “Estas pantallas desincronizan nuestras rutinas y pueden afectar nuestro descanso”, explica el profesor Redolar. 

Pero la luz no solamente puede afectar al sueño, sino que también al estado de ánimo. “Salir de trabajar de noche a partir del lunes podrá alterarnos. Hay estudios en el Norte de Europa que demuestran como la falta de luz solar provoca estados de ánimos más bajos”, detalla Redolar. 

El cambio de hora si afecta más entre las personas mayores y la población infantil, ya que son mucho más sensibles

Así pues, lo más probable es que la mayoría de población la semana que viene se encuentre menos estimulada para hacer actividades y sienta la necesidad de un cierto recogimiento en casa. Una situación que puede mejorarse manteniendo la rutina y la cotidianeidad. 

La luz es el principal estímulo que recibe nuestro cerebro para activar la vigilia

Aquesta imatge té l'atribut alt buit; el seu nom és katie-harp-zntg_y3x3kc-unsplash.jpg
Katie Harp (Unsplash)

Siete consejos para adaptarse al nuevo horario

1. Mantener al máximo las rutinas habituales

2. Disfrutar de la luz natural y tomar el sol

3. Realizar actividades al aire libre y mantenerse activo

4. Realizar actividades tranquilas y relajantes antes de irse a dormir

5. Evitar la utilización de dispositivos móviles (tablets, teléfonos, etc.) en la cama con la luz apagada

6. Pasar tiempo en familia y con los amigos

7. Comer ligero y alimentos de temporada

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario