Producción gráfica y adaptación al contexto: Pandemia, Ucrania, falta de stock y sostenibilidad

15 February, 2023

En un contexto complejo, tanto social como económico, la producción gráfica está viviendo, en muy poco tiempo, unos cambios estructurales, de funcionamiento y de tempos , que le está dando la vuelta de arriba abajo.

Para analizar estos cambios, sus causas y consecuencias, hemos entrevistado a dos personas con larga experiencia profesional en el ámbito de la imprenta. Por un lado, hemos hablado con Josep Amat , asesor y gestor de producción gráfica en Vanguardgrafic, profesor en diversas escuelas de diseño y creador de RSC Escola Impremta y, por otro, en Mireia Vila Gual , Senior Packaging Engineer en Antonio Puig y profesora colaboradora en la asignatura de Producción gráfica del Grado de Diseño y Creación Digitales de la UOC .

 

Momentos significativos que lo han cambiado todo

Josep Amat [JA]: Ha habido un gran problema coyuntural que ha afectado al acceso al papel por parte de las imprentas en los últimos años. Éste ha sido la pandemia de al COVID-19. Provocó un paro en seco y una posterior reanudación, muy lenta, de la producción. Luego se sumó la huelga que hizo una de las empresas de papel más importante del mundo , que dejó a gran parte de las distribuidoras sin stock .

Este hecho provocó una escalada de precios sin precedentes así como una falta de suministro que hizo que el sector tuviera que reducir drásticamente su producción en impresión. Las empresas, por su parte, en ese momento, tuvieron que adaptarse comunicativamente a un nuevo escenario, virando hacia el entorno digital para compensar la falta de impresión.

Tras estas primeras dos batacadas, apareció la guerra de Ucrania. Con ojos de producción gráfica, éste está siendo un problema que afecta no sólo a corto sino también a medio plazo. Ahora sí tenemos stock de papel, pero los precios han subido otra vez y de forma contundente.

Por último, el incremento de coste de la energía impacta directamente en las empresas fabricantes de papel, ya que utilizan mucha para su proceso de producción. Así pues, hay empresas que, combinados ambos aspectos (pandemia y Ucrania), no han podido subsistir, como ha ocurrido en Arjowiggins . Las empresas papeleras han podido valorar que les sale más caro producir papel que hacerlo.

¿Qué circunstancias está viviendo, ahora mismo, en lo referente al abastecimiento de materiales como el papel o el vidrio?

[JA]: Ahora mismo no tenemos problemas para acceder a los papeles, pero sí es verdad que las empresas fabricantes están reduciendo mucho el stock. Esto nos afecta sobre todo en papeles especiales, a los que casi sólo podemos acceder bajo demanda, ya que las fábricas se focalizan en aquellos que tienen mayor salida en volumen. También estamos viendo que la tendencia de precios va subiendo, sobre todo en materiales reciclados (cada vez hay menos pulpa de papel por reciclar) y en aquellos materiales para packaging .

Mireia Vila Gual [MV]: A partir de la época de confinamiento por COVID-19, el sector de la alimentación y el sanitario tuvieron que seguir sirviendo a todo el mundo. Estos sectores también necesitaban la producción gráfica, ya fuera en cartón, plástico, vidrio, etc.

De ahí que uno de los sectores más afectados por este suministro fuese el vidrio, entonces muy utilizado por la gran cantidad de vacunas, y que, evidentemente, pasó por delante de cualquier otra necesidad o pedido. Así pues, se vio reducido el porcentaje de suministro de este material, o repartido en más tiempo, ya que gran parte quedó bloqueado por la parte sanitaria.

Han aumentado los precios del transporte, disminuyendo su capacidad, por lo que los tiempos de espera han aumentado. Los grandes contenedores que venían, sobre todo de China, quedaron dispersos por todo el mundo, y el coste de reanudar toda la fluctuación inicial ha sido, y creo que sigue siendo, complicada. Este hecho afecta a precios y plazos de entrega del papel, pero también a los pigmentos de las tintas, que están costando más de conseguir, o de otros elementos para la producción.

¿Cómo está reaccionando el cliente final a ese contexto?

[MV] En mi caso, en general, los pedidos han crecido, sea de pequeñas, medianas o grandes empresas. Los proveedores se encuentran con que los propios clientes han aumentado más de un 10% los pedidos, solicitando los mismos plazos de entrega.

Si antes un pedido que se preveía resolver a dos meses vista, ahora, por el transporte, el aumento del combustible, de la energía, etc, quizás necesitamos el doble de tiempo para poder tenerlo a fecha. La demanda está subiendo exponencialmente, por todos lados, y la oferta se reduce.

 

¿Qué papel juega la sostenibilidad en esa circunstancia singular?

[MV] Estamos intentando volver a la época de nuestros abuelos, rellenando los productos, devolviendo los envases, haciendo que todo sea más reciclable o de material reciclado, o de papel en vez de bolsas desechables. Pero también hay que decir que hacer un buen trabajo sostenible no es sólo hacer que parezca sostenible, sino que debe serlo en serio. Y esto es más difícil.

[JA] La sostenibilidad tiene un papel fundamental. Ahora mismo existe una fuerte presión en el mercado para dejar de producir con plástico y hacer transición hacia materiales fácilmente reciclables. En este aspecto el papel es uno de los grandes players . Pero claro, el papel también tiene sus circunstancias y vemos, por ejemplo, que el material reciclado es cada vez más escaso y caro.

[MV] Las papeleras cada vez tienen más oferta de materiales reciclados, incluso con un tanto por ciento de PCR ( material post consumer ), pero estas opciones son más caras que los mismos materiales con material 100% virgen.

[JA] La sostenibilidad en el papel virará inevitablemente hacia surtir el packaging (que es donde ahora mismo se mueve más dinero) e irá reduciendo en otros sectores. Aquí empezarán a tomar mucha fuerza las declaraciones y certificados de los papeles. La industria está muy acostumbrada a los certificados FSC y PEFC, pero el Cradle to cradle se irá imponiendo como el sello mejor valorado y efectivo.

[MV] La sostenibilidad, desde hace unos años está jugando un papel muy importante en packaging en general, con campañas de concienciación en la población del mal uso del plástico, por ejemplo, o mostrando que las marcas son sostenibles.

Conseguir realizar envases, o continentes de los productos sin que aparezca el plástico es un reto a conseguir. Cada vez se están alcanzando más componentes con características similares al plástico, pero con materiales naturales, 100% reciclables y biodegradables y provenientes de fuentes existentes en la naturaleza.

Y en lo referente a las tintas, cada vez más están buscando unas tintas veganas o vegetales, que puedan tener la misma resistencia y características que las que se estaban utilizando anteriormente, lo que también afecta a su color y composición.

 

 

¿Cómo se está reinventando o adaptando a la situación desde la imprenta y la ingeniería?

[YA] Yo personalmente intento que los proyectos en los que trabajo, el papel tenga una significación, una relevancia, uno por qué. Intento encontrar el soporte que más encaja en el proyecto del cliente y una justificación tanto económica como de sostenibilidad. Así pues, se trata de mirar muy bien qué material se utiliza, en qué medida y si hay mejor alternativa. Yo intento ser más asesor que productor y alguna vez tendré que recomendar al cliente no imprimir.

También veo la necesidad de investigar soluciones más sostenibles a piezas que siempre se han hecho de una forma y que pueden tener un impacto. También investigar sobre nuevos materiales… Al final se trata de ser una especie de prescriptor medioambiental. Creo que tenemos una posición primordial para orientar y es por eso que a veces voy a empresas a dar pequeñas charlas sobre sostenibilidad.

[MV] Aquí es donde interviene el trabajo del ingeniero, donde es necesario calcular y reinventar todo lo que ya funcionaba y estaba inventado. Debe pensarse en las mejores soluciones, con materiales sostenibles y que sean coherentes con el coste. Es el gran reto de la sostenibilidad.

Hay muchos ejemplos que me parecen muy interesantes en este sentido, por ejemplo, el cartón utilizado por las latas de refrescos, en vez de las anillas de plástico, o las cubetas de la marca Rituals, entre otros.

 

¿Cómo crees que va a cambiar el mundo de la producción gráfica en un futuro próximo?

[YA] El cambio será bestial, seguro.

La sostenibilidad nos va a exigir mucho como industria y las nuevas tecnologías harán cambiar de arriba abajo al sector. Por ejemplo, la inteligencia artificial impactará de forma muy fuerte sobre la comunicación y, por tanto, también lo hará sobre la impresión, así como lo hará el big data con la personalización, entre otros.

Su contenido y forma están a punto de fusionarse e incluso cambiar de rol. Será un buen espectaculo.

[MV] Como ingeniera espero que todo vuelva a un orden y una demanda más coherente, dejando de vivir en este estrés constante de no saber si llega el material, si estará en buenas condiciones, qué precio tendrá, si habrán aumentado el coste del transporte, si ha podido producirse, si las tintas han funcionado o no, etc.

Y a partir de ahí, espero que todo vaya hacia una evolución de los productos, por tanto, que puedan ser reutilizables y reciclables con mucha más facilidad que ahora.

Creo que este año es un año de cambios, espero que el próximo no lo sea tanto.

 

 

(Visited 179 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Lluc Massaguer Busqueta
Comentarios
Deja un comentario