La sociedad grecorromana

21 de marzo de 2017

Aunque la historia social pueda parecer hoy en día un tema no muy de moda, no podemos afrontar el estudio del mundo Mediterráneo antiguo sin una base sólida en este campo. Sin duda es en el campo de la historia social donde aquella máxima del buen historiador -sólo si comprendemos el pasado podremos conocer verdaderamente el presente- toma más vigencia, puesto que es en los fenómenos sociales donde se proyecta el resultado de las contradicciones y dialécticas que genera cualquier sociedad histórica. Este será precisamente el tema principal de la asignatura, conocer y comprender las sociedades del pasado greco-romano, y analizar mediante sus contradicciones y dicotomías el funcionamiento de un mundo clásico del que somos en buena parte herederos

Además, queremos analizar los principales fenómenos que caracterizan las sociedades antiguas occidentales, las de Grecia y Roma, de una manera transversal, no estrictamente cronológica, a partir de las principales dicotomías o fracturas que definen las poblaciones antiguas: ricos / pobres, ciudadanos / no ciudadanos, libres / no libres, hombre / mujer, etc… Más que definir cómo eran estas comunidades, definir qué caracterizaba las diversas formas sociales, nos parece más interesante plantear las situaciones contradictorias, dialécticas, que se establecieron en su interior, y de esta manera intentar entender cómo eran aquellas comunidades antiguas, como evolucionaron históricamente, y cómo nos ayudan a entender el funcionamiento general de las comunidades humanas.

Villa del Casale

En cuanto al marco cronológico que pretendemos analizar, desde los inicios del periodo clásico, en el s. VI aC, hasta el principio del fin en el mundo antiguo, el IV dC, es evidente que se trata de un periodo muy amplio, y no podemos pretender que a lo largo de estos mil años las situaciones sociales fueran estáticas. Intentaremos, sin embargo, que no sea el hilo cronológico lo que prevalezca, sino que de una manera transversal seamos capaces de identificar los procesos sociales más importantes, y analizarlos de una manera diacrónica pero sintética. Esto implica, por ejemplo, analizar conjuntamente el mundo griego y el romano, sociedades muy diferentes en muchos aspectos, pero que comparten otros elementos que nos permiten un análisis conjunto, más rico en matices y por tanto creo que más interesante.

Oriol Olesti, docente de la asignatura

(Visited 9 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Máster universitario online la Mediterránea antigua.
Comentarios
Deja un comentario