Desperta Ferro Ediciones: divulgando Historia

29 de junio de 2016

Combate casa por casa durante la toma romana de Cartago en 146 a.C. Ilustración de José Luis García Morán. Desperta Ferro Antigua y Medieval n.º31: ¡Cartago debe ser ser destruida!

 

Por Alberto Pérez Rubio , Coeditor Desperta Ferro Ediciones

Que la Antigüedad suscita un enorme interés es evidente. Su atractivo entre el gran público queda patente con un rápido vistazo a las carteleras de cine o las series de televisión, donde en los últimos años ha habido abundancia de títulos inspirados en la Grecia o Roma clásicas, como los Gladiator¸ Alejandro, 300, Ágora, La legión del águila, Roma, Espartaco. Sangre y arena, etc… El problema de estas producciones, como cualquier espectador avisado reconoce, es que muy a menudo su anclaje con el mundo antiguo apenas va más allá de su título. Y un problema aún mayor es que gran parte de sus espectadores distan mucho de estar avisados, con lo que la visión de la Antigüedad proyectada se convierte en artículo de fe: «who screens the history makes the History», en palabras de Gore Vidal. Si a esto le sumamos que la divulgación científica de la Historia no pasa por sus mejores momentos, con la multiplicación en Internet de blogs que escriben sobre (pseudo)Historia sin método ni filtro ‒con honrosas excepciones, desde luego‒, y con revistas que en busca de ventas inciden una y otra vez en los mismos tópicos manidos, a cargo de autores que igual escriben sobre el origen extraterrestre del puñal de hierro de Tutankamón que sobre el esoterismo en el Tercer Reich, tenemos una tormenta perfecta.

Y, sin embargo, hay esperanza. No hay que menospreciar ni el nivel de conocimiento ni las ganas de adquirirlo del público. No hay que pensar que ficciones travestidas de falsas segmentatas son más atractivas que el conocimiento riguroso de lo que hicieron los hombres y mujeres que nos han precedido ‒riguroso, sí, por más que del adjetivo restalle seco y aburrido, porque somos nosotros, los historiadores, los que podemos, los que debemos, hacer que riguroso se decline con pasión y con atractivo‒. La experiencia de Desperta Ferro Ediciones, sus ya seis años de andadura, lo corroboran. La apuesta por una revista bimestral, Desperta Ferro Antigua y Medieval , con cada número dedicado a un tema concreto del mundo antiguo y medieval, ha germinado en una editorial que ofrece otras tres revistas ‒Desperta Ferro Historia Moderna, Desperta Ferro Contemporánea y Arqueología e Historia ‒ y varias líneas de libros .

4 - Desperta Ferro Limes

Escena de mercado en una ciudad romana del limes renano, mediados del s. IV. Ilustración de Sandra Delgado. Desperta Ferro Antigua y Medieval n.º 29: Juliano el Apóstata.

Este éxito, en unos momentos en que el panorama económico y editorial en España es cualquier cosa menos boyante, es tanto más sorprendente si tenemos en cuenta que Desperta Ferro Ediciones, en lugar de sumarse a la corriente de devaluación del conocimiento histórico, ha ido a la contra. Sus revistas son monográficas, lo que permite analizar un tema concreto en profundidad pero desde diferentes ángulos, y los encargados de escribir sus artículos son siempre especialistas e investigadores, lo que asegura que los textos están al día en cuanto al estado del conocimiento histórico. De esta manera, además, Desperta Ferro se ha convertido en una correa de transmisión entre la investigación y el público, correa imprescindible para romper el creciente aislamiento de esa «torre de marfil», amurallada en sus congresos y sus papers, en que se ha ido convirtiendo la Academia. Pero los textos son solo uno de los puntales de Desperta Ferro, ya que, en un mundo cada vez más visual, la imagen juega un papel fundamental en la divulgación del conocimiento histórico, capaz de traer al presente un pasado que para el lego es muy difícil de aprehender. Ese es el papel de la ilustración histórica, capaz de plasmar imágenes tan impactantes como una vista área del asedio de Jerusalén en 70 d.C. o el combate casa por casa en Cartago en 146 a.C., u otras más plácidas pero no por ello menos evocadoras como un mercado en el limes germánico o una ceremonia en el santuario ibérico de Despeñaperros. Lo que a todas distingue es el mimo y cuidado en la reconstrucción, apoyada siempre en elementos proporcionados por la arqueología, las fuentes escritas o la iconografía.

3 - Desperta Ferro Despeñaperros

Rito de paso de dos jóvenes iberos en el santuario del Collado de los Jardines (Despeñaperros), ss. IV- III a.C. Ilustración de Sandra Delgado.  Desperta Ferro Arqueología e Historia n.º1: La cultura ibérica.

Si aunamos así textos atractivos pero serios y rigurosos ‒que insisto, no son términos opuestos‒ , con imágenes no menos atractivas ni menos serias o rigurosas, tenemos un producto capaz de ofrecer divulgación histórica de calidad, científica y al mismo tiempo accesible y cercana. La Historia, con mayúsculas, tejida de experiencias, de alegrías y de penas, de bondad y de horror, de humanidad en definitiva, supera, siempre, a la ficción, por más que esta se orne de efectos especiales.

1 - Desperta Ferro Jerusalén

Vista aérea del asedio de Jerusalén por Tito en 70 d.C. Ilustración de Jorge Martínez Corada.
Desperta Ferro Antigua y Medieval n.º23 : La Primera Guerra Judeo-Romana

 

(Visited 7 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Máster universitario online la Mediterránea antigua.
Comentarios
Deja un comentario