Vivir con pasión y entusiasmo siguiendo los consejos de Victor Küppers

20/04/2021

El conferenciante y formador Victor Küppers cerró la 1.ª Semana Saludable Interuniversitaria de Cataluña con la ponencia «Vivir con entusiasmo en tiempos de pandemia».

Por Sara Oliver

Con la premisa «que nadie llegue nunca a ti sin que al marcharse se sienta un poco más feliz» de la madre Teresa de Calcuta como punto de partida, Küppers iniciaba una conferencia para cargar las pilas de los asistentes tras más de un año marcado por la pandemia de la COVID-19.

«Escucharéis ideas que ya habéis oído 150 veces, pero el problema es que las olvidáis 151, porque vamos por la vida con nuestros problemas, nuestras preocupaciones, y nos va muy bien de vez en cuando parar, respirar y recordar cosas que son de sentido común, pero que durante el día a día corremos el riesgo de olvidar». Bajo el paraguas de esta idea y con el objetivo de hacer tomar conciencia de que en tiempos de pandemia también hay que cuidar la salud emocional, el de Camprodon explicó que el gran peligro hoy en día es el desánimo, y más cuando una situación negativa se alarga tanto.

En este sentido, la psicología positiva dice que la diferencia entre tu mejor versión y tu peor versión se encuentra en el ánimo, y que este se puede trabajar. «Estaba haciendo una sesión y a los cinco minutos una señora abre la cámara y el micrófono y me dice: ‘Victor, espabila, que me he apuntado a esta conferencia para que me cambie el ánimo y me cambie la vida’. Yo le dije: ‘Encantado de saludarla, pero tiene que saber que hice un pacto con Dios hace muchos años y acordamos que él no hacía conferencias y yo, a cambio, no hacía milagros'». Y es que no se trata de buscar el truco o el atajo, sino de sacar el «tú» más motivado que todos sabemos que llevamos dentro.

«Esto es un túnel, no es un pozo»

Küppers quiso hacer hincapié en que es consciente de que nos rodean muchas cosas malas, que a veces «la vida es insoportable», aún más actualmente. Crítico con la idea reiterada últimamente de que «de esta saldremos más fuertes«, consideró que se trata de demagogia, ya que hay personas que saldrán sin padre, sin madre, personas que han cerrado sus negocios, que han perdido su trabajo… «Está claro que vamos a salir de esta, esto es un túnel, no es un pozo, pero en 2037 no miraremos atrás y diremos que esto fue una oportunidad y que salimos reforzados, no es verdad, son frases que no se cumplen casi nunca«, aseguró.

¿Que de esta saldremos más fuertes? Más fuerte saldrá el de Amazon

Es por ello por lo que la psicología positiva no dice que hay que estar contento siempre, sino que debemos permitirnos estar tristes y enfadados. «Necesitamos entender que a veces la vida es muy dura, que uno puede estar triste, claro, pero nunca puede perder el ánimo y la esperanza, porque deja de avanzar. Y, cuando dejas de avanzar, ya da igual si es un túnel o un pozo, no sales«.

Los indios cheroqui y la ratio 3:1

«Hay un cuento de los indios cheroqui de un abuelo que le dice a su nieto: ‘Dentro de cada uno de nosotros se está produciendo constantemente una lucha entre dos lobos, uno que representa la ira y la frustración y el otro que es el optimismo, la ilusión, la esperanza. Y es muy difícil convivir con los dos, porque ambos quieren dominar nuestro espíritu‘. El nieto mira al abuelo y le dice: ‘¿Y cuál de los dos gana al final?’ Y el abuelo le responde: ‘Aquel al que tú decides alimentar‘».

Con esta antigua leyenda de los indios cheroqui, el conferenciante explicó que todos tenemos estos lobos en la cabeza, y que cabe preguntarse cuál de los dos gana habitualmente, subrayando la importancia de la palabra habitualmente, ya que no siempre podemos estar contentos. «Las personas que son emocionalmente sanas tienen una ratio 3:1, que significa que por cada emoción negativa tienen tres positivas«. Afirmó, sin embargo, que esta ratio no la tienen porque han nacido así, sino que es algo que se trabaja, y que hay que coger el hábito: «La actitud es una decisión, como el que quiere perder cinco kilos: o te los sacas tú o no te los sacará nadie. Es inmaduro esperar que todo vaya bien, debemos elegir nuestra actitud constantemente».

Por tanto, a pesar de que el lobo malo siempre gana por inercia, hay que hacer un esfuerzo para ser positivos y facilitar activamente estos estados de ánimo.

Cuatro ideas clave para mantener el ánimo

Finalmente, Victor Küppers quiso concluir la conferencia con cuatro consejos para el día a día, para no caer en el desánimo:

1. Céntrate en lo que controlas y pierde poco tiempo en lo que no controlas

En la primera idea, Küppers explicó que hemos entrado en un bucle muy difícil de evitar, ya que hace 13 meses que «solo se habla de lo mismo». «Deberían confinar a todos los pesimistas», ya que, como dijo: «Ya sabemos cómo están las cosas, no es necesario repetirlo 40 veces».

«Esto es como si yo pregunto cuánto pesa esta taza. Alguien dirá que 100 gramos, pero el peso va en función del tiempo. Si hay que aguantar durante cinco segundos, la taza no pesa; si hay que aguantar durante 27 días seguidos, se te cae el brazo a trozos», afirmó, asimilando el ejemplo a la situación de la pandemia. «Tener un problema un día es humano, pero un problema durante 13 meses seguidos, 24 horas al día, pues…, se te cae el ánimo a pedazos».

«Deberían confinar a todos los pesimistas; ya sabemos cómo están las cosas, pero no es necesario repetirlo 40 veces»

Así, para evitar el bucle, subrayó que hay que tener serenidad, es decir, aceptar que en la vida, nos guste o no, las cosas son como son. De todos modos, matizó que esto no significa que las cosas que no te gustan se deban aceptar con alegría: «Hay que respirar y decir ‘qué mierda’, y a partir de ahí preguntarte qué puedes hacer tú«.

2. Aprende a ser agradecido

En este consejo, Victor Küppers reivindicó la importancia de preguntarnos cada día qué hay de fantástico en nuestra vida: «Todos tenemos 20 problemas, pero también 10 cosas fantásticas. Como siempre estamos centrados en los 20 problemas, no somos conscientes de las cosas fantásticas». Una idea que reforzó con el popular refrán «no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes». También lo hizo a través de la anécdota de un hombre que estaba sentado en la terraza de un bar de espaldas a la Sagrada Familia: «Vienen japoneses cada día después de 23 horas en un avión para verla y hay gente que se sienta de espaldas porque está acostumbrada». «En la vida es lo mismo: cuántas cosas fantásticas tenemos que no valoramos porque solo vemos lo que no nos gusta«, explicó.

«Todos tenemos 20 problemas, pero también tenemos 10 cosas fantásticas»

También remarcó la importancia de relativizar los problemas: «Yo me he pasado mucho tiempo quejándome porque no podía viajar, hasta que vi en el telediario las colas de los bancos de alimentos». Es por eso que hay que tomar conciencia de lo que se tiene, porque hay gente que, por ejemplo, se ha quedado sin trabajo y no tiene expectativas de encontrar otro. «A veces se dice que estamos todos en el mismo barco, y no es verdad, estamos todos en la misma tormenta, pero hay gente que va en canoa y gente que va en trasatlántico. Uno debe ser consciente de ello», concluyó.

3. Cuídate y ten ilusiones

El tercer consejo lo inauguró con la idea de que la mente «anticipa» y que esto explica, por ejemplo, que los viernes estemos más contentos que los domingos. Por este motivo, hay que ilusionarse por cosas pequeñas y cotidianas. «Miro una película y veo que no había toque de queda, que íbamos al cine, que quedábamos para tomar una cerveza y no nos echaban del bar, que nos abrazábamos… y pienso ‘qué bonita que era la vida antes'». Pues nos quejábamos igual hace un año, porque es propio del ser humano, parece que siempre tengamos que estar enfadados», explicó.

También citó un estudio de hace unos años que preguntaba «¿Qué es para usted lo más importante de su vida?«. De todas las respuestas salieron cinco cosas: los padres, los hermanos, la pareja, los amigos y las amigas. «¿Y hace falta un estudio para eso? Ya sabemos que lo más importante son las personas a las que queremos, pero lo sabemos en un segundo plano, porque el primer plano de nuestro cerebro está ocupado con el día a día, con lo urgente e intrascendente«.

«Las personas a las que más queremos tienen todas las cosas malas que les decimos, pero también todas las buenas que callamos»

El mismo Küppers pone en práctica esta idea con sus alumnos de la facultad. Un día les dice que salgan de clase, que llamen a su madre y le digan que la quieren, que escuchen la respuesta y que vuelvan a entrar. «Las conclusiones son espectaculares. Tú llamas a tu madre para decirle que la quieres y la dejas trastornada. Te contestará tres cosas en este orden: ‘¿dónde estás?’, ‘¿estás bien?’, ‘¿te ha pasado algo?'», aseguró. Así, explicó que el problema de fondo es pensar que las personas a las que queremos siempre estarán, pero hay que entender que un día no tendremos madre y entonces ya será tarde. «Las personas normales llaman a su padre 22 veces a la semana para decirle que le quieren, los que tenemos una pareja que nos aguanta habitualmente le deberíamos decir 22 veces al día que es fantástica y, si tenemos hijos, tenemos la obligación moral de decirles 22 veces por segundo que son brutales. Y tenemos que hacerlo por justicia, porque es verdad que tienen todas las cosas malas que les decimos, pero también todo lo bueno que callamos», reivindicó.

4. Sé buena persona

Finalmente, la última idea se centra en la importancia de la calidad humana. «Las personas que te quieren lo hacen por como eres, no por tu nivel de inglés», comenzó Küppers. Esta idea explica que por tus logros profesionales solo te quieres tú, pero que nadie te recordará por tu currículum, sino que te recordarán por tu forma de ser. Además, recordó que la amabilidad hace que uno se sienta mejor y que los demás se sientan mejor, y es gratis.

«No te recordarán por tu currículum, te recordarán por tu forma de ser»

«No os ha pasado nunca que compráis un regalo a alguien y no podéis esperar a que llegue el día? Nos ilusiona más hacer un regalo a alguien que recibirlo. ¿Cómo puede ser?», se preguntó finalmente. «Porque es nuestra esencia como personas. Saca tu calidad humana».

(Visited 5 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario