¿Conciliación familiar y teletrabajo? Sí, ¡es posible!

23/06/2021

Trabajar desde casa y conciliar la vida laboral y familiar es difícil y, en ocasiones, duro. Ahora que ha terminado la escuela, muchas familias se han encontrado con el mismo dilema: ¿y ahora qué? ¿Qué hacemos con los niños mientras trabajamos? ¿Los apuntamos al casal de verano o a clases de repaso? ¿Los dejamos con los abuelos?

¿O quizá no tienes hijos pero compartes piso? Algunos ya se habrán ido de vacaciones, pero, si no, ¿cómo podemos organizarnos?

En el apunte de hoy, Julián Muñoz, el psicólogo del servicio de atención psicológica, nos da una serie de consejos para facilitar la conciliación familiar durante el teletrabajo.

«Esto es, quizá, uno de los grandes retos del trabajo en la actualidad. A pesar de que no hay recetas milagrosas, si seguimos una serie de consejos, podemos hacer que ambos aspectos de nuestra vida sean mucho más equilibrados.

El primer consejo es establecer un horario de trabajo y una serie de objetivos por cumplir durante la jornada. Ten en cuenta que este horario puede ser flexible si tienes que atender a la familia.

También es muy importante habilitar un espacio de trabajo en casa que nos permita concentrarnos. Debemos intentar que nuestra familia entienda que este espacio es para nuestro trabajo y que respete esta zona habilitada mientras estemos trabajando. Un problema que puede surgir, en caso de tener niños pequeños, es evitar las interrupciones cada vez que quieren compartir su tiempo con nosotros. Un consejo que puedo dar en esta situación sería, sobre todo, hacer que se sientan importantes. Incluso puedes compartir tu mesa de trabajo con ellos ofreciéndoles pinturas o un libro de lectura.

Otro factor importante es el hecho de ser flexible. No es realista pensar que harás una jornada de ocho horas en casa como si estuvieras en tu lugar de trabajo. En caso de tener hijos, pareja o compañeros de piso, pueden surgir situaciones que requieran tu atención. Debemos permitirnos tomar este tiempo para atender a los asuntos familiares y recuperarlo después. Esto favorecerá enormemente la conciliación, dado que hará que sea mucho más sencilla.

También debemos tener claro que hay que establecer límites. El hecho de trabajar desde casa no significa que tengamos que estar disponibles para nuestra actividad laboral las 24 horas del día y los siete días de la semana. Por eso, es especialmente importante que nos marquemos un horario, ya que nos permitirá cumplir tanto las obligaciones laborales como las familiares.

Recuerda que tener un buen equilibrio es importante para nuestro bienestar. No es una tarea sencilla, pero con voluntad y organización todo es posible».

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario