Violencia obstétrica y maternidad: «Malparida» por Laura Verazzi

03/05/2023
Imagen del cartel de "Malparida" de Laura Verazzi Imagen del cartel de «Malparida» de Laura Verazzi

Entrevistamos a Laura Verazzi, autora del texto de la obra teatral «Malparida». Verazzi también es experta en comunicación interna, directora de Averar y profesora colaboradora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, en el Máster Universitario en Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos. 

Malparida, la comedia dramática de la compañía. La Maiéutica, que aborda el tema de la maternidad y la violencia obstétrica. El montaje, interpretado por Lis Moreno, Martí Costa Olivé y Carla Torres Danés , cuenta con la dirección de Ángela Palacios, nos habla de Isabel, la cual tiene un bebé de seis meses y está incómoda, algo no va bien y eso ha empezado a afectar a las relaciones con su hijo, Gabriel, y con su pareja.

Un día se reencuentra con una gran amiga de la que se había distanciado, Blanca, que aparece con un embarazo avanzado y con muchas preguntas sobre el parto, con los temores propios de una futura madre que, además, tendrá al bebé sola . Isabel le acompañará en el proceso de búsqueda de un parto respetado. Así pues, emprenderá un camino que permitirá descubrir, junto a su amiga, el origen de los problemas que tiene en casa: haber sufrido violencia obstétrica.

En este drama lleno de pinceladas de comedia, las relaciones de los personajes, los miedos y los relatos se cruzan con las circunstancias que los originan: cortes ficcionados de la historia y de los inicios de la obstetricia como disciplina. Captura y reconstruye momentos y punto de vista de eminencias, personajes icónicos y personas influyentes que sientan las bases de las prácticas actuales y sus consecuencias…

Laura Verazzi, autora de "Malparida", profesora colaboradora del Máster en Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos y experta en comunicación interna.
Laura Verazzi, autora de «Malparida», profesora colaboradora del Máster en Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos y experta en comunicación interna.

La autora del texto, Laura Verazzi , nos cuenta: Con esta obra he buscado abrir una puerta (o dejarla entreabierta) para dar acceso a un espacio tan naturalizado que ni siquiera lo vemos. Malparida es una conversación que tenemos pendiente. Y como parece que no la tendremos, entonces dejamos que Isabel, Amador, y Blanca la tengan por nosotros. Es una obra sobre la violencia obstétrica, un tipo de violencia machista que suele ser negada, que resulta prácticamente invisible y puede resultar incómodo de abordar. Por eso he intentado hacerlo desde un lugar sensible y empático, desde el que todos podamos conectar.

Cartel de "Malparida" de Laura Verazzi, de La Badabadoc.
Cartel de «Malparida» de Laura Verazzi, de La Badabadoc.

 

 

 

¿Qué ocurre después del parto? Aparecen sentimientos confusos, de culpa o de humillación. ¿Cómo se transita un problema que no existe? ¿Cómo se supera un dolor basado en algo que no ha ocurrido?

 

¿En las aulas de comunicación interna saben que has estrenado esta pieza teatral?

¡Nooo! ¿Debería haberlo hecho? Por ahora mantengo mis “dos vidas” bastante separadas. Pero, de a poquito, estoy empezando a juntar los mundos.

¿Es tu primera obra teatral? ¿De dónde surge la idea?

Sí y no. Es la primera de formato largo. Yo venía escribiendo cosas, pero piezas de teatro breve o quizás un conjunto de escenas conectadas por un tema. Por ejemplo, en 2021, estrené una pieza de microteatro que se llama “La casa familiar”.

De dónde surge la idea. Bueno. Para llegar hasta Malparida pasaron dos cosas. Por un lado, me auto impuse el objetivo de tener en mis manos “una obra larga y contundente” (pongo las comillas porque literalmente lo planteé así, jaja). Para ello, me puse un plazo. Y, por otro lado, justo, me encontraba explorando la idea de una posible maternidad desde un enfoque feminista. Entonces, durante un buen tiempo estuve leyendo diferentes autoras, muy atenta en redes y, por supuesto, escuchando a mis amigas.

Casi sin querer, entonces, me topé con el tema de la violencia obstétrica. Tengo super vívido el recuerdo: estaba de vacaciones en Mallorca, leyendo Mamá Desobediente de Esther Vivas, y di con la segunda parte de su libro que se llama “Mi parto es mío”. Si tuviera que elegir un emoji para describir mi cara mientras leía esas páginas sería este: 😮

Si bien yo tenía algunas ideas sueltas, terminé dando forma a un mundo entero que, hasta ese momento, permanecía invisible. De lo que pasa en e parto se habla poco… o ni se habla. Con esa y otras lecturas posteriores, pude entender mejor, desde datos históricos, datos estadísticos, relatos, debates, documentales, etc. 


Eres la autora del texto y te basas en testimonios reales…

Empecé a preguntar o a buscar voces. Cada relato oído o leído me confirmaba que necesitábamos nuevas conversaciones. Resulta que hay prácticas bastante cuestionables que tenemos tan naturalizadas que ni las sabemos identificar. Todas ellas con origen en tradiciones médicas androcéntricas (por no decir misóginas) y poco revisadas al día de hoy. A la vez, son prácticas que están cruzadas por lógicas mercantiles. Lógicas que desconocen, si hace falta, de humanidad y empatía.

En resumen: cuanto más aprendía, más necesitaba abordar la problemática desde el arte. Porque quizás no todas las personas pasemos por un parto, pero (como dice Andrea Ros), en definitiva, todos nacemos. Creo que es importante cuestionar nuestro momento fundacional.

¿El nombre se inspira en la telenovela argentina del 2010?

¡Ja! La verdad que no. Sí sabía que existía, pero diría que la obra se llama Malparida a pesar de la telenovela.

En la ficción de la televisión la protagonista es mala-malísima y de ahí viene el nombre. En este caso, es simplemente un juego de palabras.

Hay una escena en la que Isabel (que es la protagonista) explica que la relación con su hijo viene malparida. Y ahí, ella y yo (a veces las autoras descubrimos cosas a la vez que los personajes) hicimos el click: ¡ese es el nombre!

Además (¡y lo cuento a riesgo de un spoiler!), ella tiene que ganarse al público a lo largo de la obra. El juego que es ese: que parezca “malparida de mala” al principio, pero que resulte  “malparida de parir mal”, al final.

¿Qué quiere transmitir Malparida?

La obra quiere abrir un debate sobre los modos “normales” de parir. Quiere mostrar las sombras que pueden perseguirnos si un momento tan íntimo y vulnerable como el parto resulta traumático. ¿Qué pasa entonces?

Debo confesar que me han escrito cosas maravillosas al salir de las funciones. No sé como seguirá esto, pero algo está pasando. Me han agradecido por permitir reconectar con sus partos traumáticos, por elevar la voz frente a esta problemática y hasta por dar  lugar a abrir el debate en pareja a la hora de tomar decisiones.

Experiencia del parto, tipologías de parto y experiencias personales y la violencia obstétrica… ¿La situación en el Estado español es similar en Argentina?

En cuanto a las tipologías de parto, justamente Malparida pone en escena los dos polos de posibilidades que tenemos hoy en día. Aunque lo que he decidido poner en escena tampoco representa los extremos, se podría haber apretado aún más.

No me considero experta en el tema, pero me consta que en América Latina y en España es bastante distinta la situación por las diferencias del sistema médico. En este sentido, globalmente, entra en juego lo que te comentaba antes del mercado en el ámbito de la salud. Pero… esto es largo y creo que lo tendremos que charlar con un café de por medio, jaja.

PERSONAJES: Madre reciente y mujer embarazada y pareja: los roles de la obra

La prota se llama Isabel y está en pareja con Amador. Tienen un bebé chiquito, que se llama Gabriel. Desde la primera escena vemos que, entre ellos tres, algo no está funcionando del todo  bien. Entonces, aparece Blanca, una muy buena amiga de Isabel. Ella está embarazada y viene con dudas, preguntas e ideas que activan la maquinaria de la obra. Es en la relación de estas dos amigas donde se sostiene toda la acción. Lo divertido de Malparida es que, a medida que se va desenmarañando el conflicto, interrumpen la historia central unas cápsulas de comedia, que proponen contar cómo llegamos a nuestra mirada sobre la obstetricia y la maternidad.

Eres uno de los nombres referentes en comunicación interna y en breve lo serás a nivel teatral. ¡Enhorabuena por el éxito y por muchas funciones más!

¡Jajaja! ¡Gracias!

En comunicación interna no me puedo quejar sobre el recorrido que vengo haciendo…pero, creo que en dramaturgia tengo mucho camino por delante. Tengo muchas ganas de avanzar y crecer en este ámbito, sin prisa y sin pausa. ¡Ojalá tus predicciones se hagan realidad!

(Visited 263 times, 1 visits today)
Comentarios
Deja un comentario