Mastodon, ¿la alternativa a Twitter (X)?

05/03/2024
Mastodon Foto de Battenhall a Unsplash

El nuevo rumbo de Twitter, ahora conocido como X, después de la compra del magnate Elon Musk se ha traducido en pérdida de usuarios y de beneficios. La agitación y malestar entre los internautas han hecho que muchos den el salto a otras redes. En este ecosistema, que muta constantemente, un gran número ha migrado a Mastodon, la plataforma que asegura que “el futuro de las redes sociales no tiene que pertenecer a un multimillonario, sino que puede estar en manos de sus usuarios”.  Con esta carta de presentación pretende atraer a perfiles profesionales capaces de diseñar sus propias reglas. Así es como Mastodon se postula como alternativa a Twitter.

¿Qué es Mastodon?

Durante la celebración de la charla Mastodon una red para profesionales alternativa a X impulsada por el máster universitario de Social Media: Gestión y Estrategia de la UOC, la periodista y experta en tecnología Mar Monsoriu apuntaba que Mastodon “es una red descentralizada, es decir, no pertenece a una única empresa y eso ya es una diferencia sustancial”. Monsoriu, que lleva décadas inmersa en la divulgación de la información tecnológica, considera que Mastodon recupera la actitud y el comportamiento de aquellos internautas primitivos, que estaban muy lejos del ejército de bots y haters que hoy inundan estos espacios digitales.

Mastodon está formada por miles de servidores que operan de forma independiente entre sí, pero que pueden comunicarse entre ellos. Es una red de código libre en la que los usuarios se agrupan en comunidades, aquí llamadas instancias, y pueden crear nuevas en torno a múltiples temáticas y características. Pero si ha sabido abrirse paso como una alternativa a Twitter (X) no es únicamente por las diferencias, ambas son redes sociales de microblogging que permiten a los usuarios publicar mensajes de texto cortos. “Es un ejemplo perfecto del fediverso, es decir, alguien lanza una herramienta de software libre y todos los demás interesados la pueden clonar y juntarse, formando una especie de ecosistema o galaxia de un montón de servidores”, apunta Mar Monsoriu.

¿Cuándo nace Mastodon?

Mastodon
Foto de Rolf van Root en Unsplash.

Según explica, los usuarios han crecido de forma exponencial hasta los cinco millones que ronda actualmente. El origen de Mastodon se remonta al año 2016 cuando el informático ruso Eugen Rochko -firme defensor del software libre- da los primeros pasos en su diseño y programación. Desde esos inicios, tuvo claro que la red se concebía como una alternativa a Twitter, a la que consideraba demasiado centralizada y en manos de un único poder. “Estaba dispuesto a crear un espacio en el que volvieran a predominar las normas de convivencia, las llamadas netiquetas”, añade Monsoriu.

Los mensajes que el usuario escribe en esta red social reciben el nombre de toots. Cada uno de ellos puede tener 500 caracteres, por lo que permite una publicación mayor que la de X en sus tuits. Permite seguir a usuarios y se les puede mencionar con el símbolo @ antes del nombre como en Twitter, así como utilizar #Hastags. Además, si se publica contenido sensible, dispone de un botón para añadir una advertencia sobre el contenido que se va a publicar.

En Mastodon, red social creada en 2016, los usuarios deben cumplir una serie de  conductas mínimas comunes para evitar mensajes sexistas, xenófobos, racistas, la pornografía infantil o la publicidad excesiva

¿Qué encontraremos en Mastodon?

No solo la estructura con la que se diseña, con miles de servidores descentralizados, es garantía de la división de poder que caracteriza a Mastodon, también lo es la capacidad de decidir el rumbo de su contenido. Se promociona como una alternativa a Twitter (X) sin censuras, pero esto no quiere decir que carezca de normas. Cada instancia define sus propias reglas y decide el equipo de moderación encargado de vigilar su cumplimiento.

“Cuando se accede a un servidor, hay que aceptar las normas que pone cada equipo de moderación. Aquí se modera de una forma más estricta, por así decirlo, y desde luego nada parecido a X. No vamos a encontrar esas cadenas de odio que te pueden soltar en Twitter y será muy poco probable encontrarse con bots”. Pese a disponer de reglas diseñadas para cada instancia, existen una serie de normas de conducta mínimas comunes para evitar mensajes sexistas, xenófobos, racistas, la pornografía infantil o la publicidad excesiva.

¿Cómo acceder a Mastodon?

El primer paso para acceder a este espacio digital es decidir a través de qué instancia hacerlo. A diferencia de otras redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram que disponen de un único sitio web, antes de darse de alta en Mastodon hay que elegir uno de sus servidores. Las instancias más populares para dar los primeros pasos, según apunta Monsoriu, son mastodon.social, principal instancia de Mastodon en español, y mastodon.world. Pero también se puede acceder a través de aquellas que se crean porque se comparte una afición, campo de estudio o una lengua. Hay un enorme número de temáticas con su propia comunidad, que permiten estar en contacto con una red profesionalizada y especializada.

Cuando se accede a una determinada instancia se exponen también las lenguas en las que se prefiere que los usuarios se expresen. “Puede ser una buena herramienta si lo que queremos es aprender un idioma. Imagina que estamos aprendiendo alemán, podríamos acceder mediante un servidor en esta lengua para ponerlo en práctica”, indica Mar Monsoriu, quien reconoce encontrar un amplio espacio dedicado a la tecnología y la inteligencia artificial en Mastodon que le facilita su trabajo.

Como en cualquier otra red social, una vez elegido el canal de acceso llega el momento de registrarse. El nombre de usuario va a depender de la instancia en la que se realice el registro. Es decir, el mismo nombre de usuario puede existir en diferentes instancias y la forma de acceder al contenido en cada una de ellas también puede variar. Si se quiere proteger ese nombre de usuario, la ponente invitada por la UOC recomienda registrarse en aquella instancia que tenga más usuarios o hacerlo en varias.

La mayoría de formas de acceder a Mastodon son públicas y gratuitas, aunque también las hay que se reservan el derecho de admisión. “Particularmente son las de nicho y las de temática muy concreta. En ocasiones es porque no quieren que terceros enreden la comunicación. Por ejemplo, se podría dar en instancias de universidades que quisieran limitar el acceso a personal docente y alumnos”.

(Visited 159 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Periodista
Comentarios
Deja un comentario