Joel Chaou Latorre: “El proyecto son pequeñas cápsulas de contenido interrelacionadas entre sí”

23/05/2023
El propósito de este proyecto es crear un documental interactivo centrado en el cierre de la línea convencional Madrid-Cuenca-Utiel, para conocer así el impacto del ferrocarril a través de los testigos de actores políticos, activistas, vecinos y usuarios de la línea. El propósito de este proyecto es crear un documental interactivo centrado en el cierre de la línea convencional Madrid-Cuenca-Utiel, para conocer así el impacto del ferrocarril a través de los testigos de actores políticos, activistas, vecinos y usuarios de la línea.
Entrevistamos a Joel Chaou (24 años), graduado en Publicidad y Relaciones Públicas, y alumno del máster en Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas de la UOC que acaba de presentar su trabajo fin de máster, un documental interactivo: “Desmantelando la línea”.
Imagen cedida por Joel Chaou.
Imagen cedida por Joel Chaou.

En formato web interactiva, cuyo propósito principal es el de crear un documental interactivo centrado en el cierre de la línea convencional Madrid-Cuenca-Utiel, para conocer así el impacto del ferrocarril en los municipios de Las Cuevas de Utiel y Camporrobles a través de los testimonios de actores políticos, activistas, vecinos y usuarios de la línea. En palabras de sus profesores, “se trata de un trabajo muy bien hecho y competente, y el tema escogido es una historia local que abarca retos universales: acceso a transporte público, desigualdad social, entornos rurales y abandono administrativo de regiones, denuncia y activismo político de las vecinas…”. El documental ha sido seleccionado como finalista en los premios internacionales de Finnof (Festival Internacional de Nuevas Narrativas de No Ficción). 

¿Qué es lo que te motivó o inspiró para centrar el trabajo de fin de máster en el ferrocarril de media distancia? 

Mi pueblo es Cuevas de Utiel, un municipio de la provincia de Valencia que se ha quedado sin la línea de ferrocarril. Es una aldea de 300 o 400 personas que tiene la agrupación de música, la agricultura (la vid y el almendro), y el tren, que es una identidad del municipio, es nuestro valor diferencial frente a otras aldeas de la comarca que no tenían tren.

Es la arteria que daba vida al pueblo, ¿no? 

No es algo que todo el mundo utilizase en gran medida, pero sí que tiene un valor identitario. Siempre me ha interesado mucho la estación antigua, que tiene una imagen un poco espectral por el hecho de encontrarse abandonada, además se ve desde cualquier punto del municipio, es como una especie de mansión abandonada en mitad de la nada y esto invita a saber qué hay detrás y por qué se dejó en esas condiciones. Siempre he tenido curiosidad por saber qué pasaba con esa estación. Con el trabajo fin de máster vi la oportunidad de tratar el malestar de la línea porque justo cuando empecé el máster fue cuando se cerró. 

En tu investigación, ¿has encontrado que el cierre de la línea de tren contribuye a la despoblación de la zona?

Imagen cedida por Joel Chaou.
Imagen cedida por Joel Chaou.

No he querido mojarme mucho en este tema porque no puedo asegurar al cien por cien que el cierre del tren haya perjudicado a mi pueblo a nivel demográfico. Tenemos la suerte de contar con una carretera comarcal que pasa tanto por el municipio de Camporrobles como por el de Las Cuevas. O sea, es un municipio que tiene una arteria de tráfico mucho mejor que otros pueblos de la comarca. El cierre del tren ha perjudicado a nivel cultural, a nivel social no afecta demográficamente ya que la gente no se solía trasladar en él porque al final era un vestigio. Pero a nivel cultural sí es un impacto grande porque formaba parte de tu identidad.

Has hecho una web interactiva utilizando múltiples recursos: infografías, vídeos, audios, textos… ¿Crees que esta forma de presentar la información llega a más receptores?

Yo creo que sí porque también lo puedes adaptar a formato móvil, que es mayoritario. La idea de hacerlo interactivo es un poco “elige aventura”. Es decir, hoy me apetece ver el capítulo uno, pero igual mañana me apetece ver el tres… No tienes que seguir un orden. Son historias que no están conectadas y cada capítulo funciona de forma autónoma respecto al resto. 

El proyecto son pequeñas cápsulas de contenido interrelacionadas entre sí. No hay nada que sea muy denso o muy largo de leer, basta con cinco o diez minutos de dedicación. 

En el trabajo has aunado el pasado con el presente e incluso con el futuro. 

Se hace un trazado histórico: se cuenta lo que ha pasado en 2021, que es cuando se cierra la línea de tren, hasta el día de hoy y también lo que ha estado pasando antes. Al final, toda esa información se encapsula para hacer la historia. Y también con el futuro, porque uno de los capítulos es ese, el futuro, lo que nos espera, y si hay posibilidad de revertir algo.

¿Lo has realizado solo o ha habido más personas colaborando en el proyecto?

Todo el material de la web es mío. Lo trabajo en otras plataformas de diseño y luego lo enlazo en mi web. Ha sido casi un año de trabajo y el proyecto es todo mío, menos un mapa que sale al principio del capítulo uno que te permite hacer scroll para ir viendo la información históricamente. Como no sabía programar, le pedí ayuda a mi amigo Jorge, que es informático. Me ayudaron también Miguel y Cristina para grabar una de las entrevistas del documental, que es la única que está grabada con dos cámaras. En la grabación de los vídeos he utilizado cámara, no móvil.

¿Cuáles son las principales dificultades que te encontraste durante el trabajo? 

Imagen cedida por Joel Chaou.
Imagen cedida por Joel Chaou.

Lo más difícil fue encontrar una identidad visual que me gustara, que justificara el proyecto y que se adaptara bien al formato digital. El proyecto tiene tonos azules y tonos blancos. Hay una animación que simula que se mueve el tren y en el lado izquierdo de la D a la L hay una vía que se va rompiendo… También incorporé los azulejos de la zona, que tienen una identidad valenciana, y están relacionados con el tren porque este fue muy importante en el trasporte de la azulejería.

¿Cómo has visibilizado el trabajo para que llegue al público, sólo en redes sociales? 

He utilizado Instagram como plataforma de comunicación y la verdad es que ha ido muy bien. Empecé con la cuenta “Desmantelando la línea” anunciando la fecha y el nombre del proyecto, y lo compartí con amigos porque eran el público objetivo. Cada semana subía dos o tres post con alguna cita de la web e iba dejando pequeñas pinceladas. Y luego publiqué el segundo teaser, con las imágenes de los personajes que iban a salir y luego el trailer. El hecho de haber generado esa especie de incógnita durante un mes consiguió que el trailer tuviera 20.000 visitas.

Lo más cercano es siempre lo de mayor interés, entiendo que el público objetivo es sólo el de la comarca. 

Es un proyecto enfocado a un target bastante amplio, tanto de gente joven como de gente mayor, pero principalmente de la comarca. Culturalmente, es vertical, es decir, implica a todas las capas generacionales porque es algo (el tren) que se está perdiendo ahora con el público joven, pero que se creó con el público adulto y las vivencias las ha tenido el público adulto. Pero sí es verdad que no va más allá de la comarca ni de Valencia. Aunque quizá a una persona que viva en un pueblo al que también le han quitado el tren, pues sí que le interese también.

¿Crees que al visibilizar el cierre de la línea se puede cambiar algo?

La línea se cierra en 2021 y Renfe en su lugar pone autobuses que hacen la misma ruta que hacía el tren. Pero este año se acaba la concesión que tenía Renfe con esos autobuses y va a ser Castilla-La Mancha quien haga el contrato con las empresas de autobuses. Pero los municipios de Las Cuevas y Camporrobles no son de Castilla-La Mancha, son de Valencia. La lucha está ahí, en conseguir que formen parte de la línea de cercanías de Valencia y que esta se amplíe hasta Camporrobles.

 

 

(Visited 184 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Olga Fernández Castro
Comentarios
Deja un comentario