Comunicación interna: ¿cuáles son las últimas tendencias?

2 marzo, 2022
Fotografía de Pavel Danilyuk, del banco de imágenes Pexels. Fotografía de Pavel Danilyuk, del banco de imágenes Pexels.

La alumni del Máster Universitario de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos de la UOC, Elena Pardinas, nos habla de las tendencias de la comunicación interna en clave de presente y futuro. Su TFM, al que podéis acceder al final del artículo, fue premiado con el 1º puesto de su promoción.

La comunicación interna se define, a menudo, como la “hermana pequeña de la comunicación”. Sin embargo, se trata de una función clave a la hora de atraer y retener el talento dentro de las organizaciones. Se sabe que los colaboradores que disfrutan formando parte de la empresa para la que trabajan son más productivos.

Dar respuesta al futuro de una disciplina que no ha logrado ocupar una posición definida en el organigrama de las organizaciones no resulta sencillo: algunas veces se ocupa de ella el área de Recursos Humanos, otras el área de Comunicación. Asimismo, sus responsables tienen una formación igual de diversa: la comunicación corporativa, el periodismo, los recursos humanos, etc. Pero la ubicación de la comunicación interna en el mapa organizacional resulta esencial para dotar a la profesión del reconocimiento que se merece.

La importancia de conocer a nuestro público

Cuando diseñamos una acción de comunicación interna resulta indispensable definir a qué público va dirigida. Inicialmente debemos plantearnos: ¿conocemos nuestra organización? ¿Sabemos realmente quién trabaja en ella?

La edad media de los colaboradores, su multiculturalidad o su perfil laboral son aspectos que debemos tener en cuenta. De hecho, una de las cuestiones más ansiadas por los departamentos que llevan a cabo esta función es la segmentación de públicos. Si logramos definir los grupos a los que nos dirigimos, seremos capaces de acertar con el contenido que ofrecemos y con las narrativas que emplearemos para hacerlo.

Emocionar a los colaboradores y la digitalización del entorno

Centrándonos en las últimas tendencias de la comunicación interna en el ámbito corporativo, la investigación desarrollada en 2020 indicaba que los públicos internos mostraban un mayor interés en aquellos contenidos que apelaban directamente a las emociones. Algunos ejemplos: el reconocimiento de equipos, los testimonios de trabajadores o los casos de éxito dentro de las propias compañías. Destacaban también aquellos que demandaban la participación activa de los colaboradores, como podrían ser las acciones de responsabilidad social corporativa.

Las acciones que afectan al día a día de trabajador también resultaban de interés general: comunicaciones acerca de la cuenta de resultados, mensajes institucionales o comunicaciones del CEO.

Fotografía de Anna Shvets, del banco de imágenes Pexels.

Es importante tener en cuenta las circunstancias que rodeaban este estudio: la pandemia de COVID-19 acababa de llegar a nuestras vidas y vivimos un aislamiento forzoso durante dos meses marcado por la digitalización de entornos que todavía no estaban digitalizados.

Resulta impensable desvincular la comunicación interna de las nuevas tecnologías cuando gracias a ellas la información se distribuye de forma mucho más rápida y eficaz. La situación causada por la pandemia COVID-19 lo puso de manifiesto más que nunca. La creación de aplicaciones móviles, el uso de vídeos y podcasts, el desarrollo de webinars, las redes sociales corporativas, las reuniones virtuales a través de plataformas como Microsoft Teams o los vídeos en directo son acciones a la orden del día en todas las compañías que facilitan y mejoran las relaciones entre compañeros y entre la empresa y sus trabajadores.

Pese a que el correo electrónico sigue siendo el gran aliado de los departamentos a la hora de distribuir sus mensajes internos, el uso de aplicaciones móviles se encuentra en auge. La intranet, las reuniones presenciales, los webinars, los eventos, los boletines de noticias y las revistas internas siguen siendo los canales más empleados.

Si logramos definir los grupos a los que nos dirigimos, seremos capaces de acertar con el contenido.

Fotografía de Cottonbro, del banco de imágenes Pexels.

Un objetivo sencillo

Las iniciativas más novedosas en cuanto a tendencias de comunicación interna surgen a partir de objetivos sencillos y concretos. Estas iniciativas se materializan después en ideas originales que emplean narrativas variadas como la música, los concursos o los retos solidarios.

Cabe destacar, por último, la importancia de medir los resultados a la hora de desarrollar una acción de comunicación interna. Cada organización establecerá los parámetros y valores que considere adecuados para una correcta medición.

Este artículo se ha redactado en base a las conclusiones obtenidas por Elena Pardinas Duró en su investigación «Últimas tendencias de la comunicación interna en el ámbito corporativo. Análisis de la XI edición de los Premios del Observatorio de Comunicación Interna.» (2020). El trabajo completo, reconocido con el 1º premio de los TFM del Máster de Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos de la UOC, puede consultarse aquí.

(Visited 48 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid en 2015, Elena Pardinas Duró finalizó el Máster en Comunicación Corporativa, Protocolo y Eventos de la Universitat Oberta de Catalunya en 2021. Obtuvo el Primer Premio en la V edición de los Premios a los Mejores Trabajos Finales de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC por su investigación «Últimas tendencias de la comunicación interna en el ámbito corporativo. Análisis de la XI edición de los Premios del Observatorio de Comunicación Interna.». Actualmente trabaja como responsable de Comunicación y Prensa de la Facultad Padre Ossó, centro adscrito a la Universidad de Oviedo, coordinando la comunicación interna y externa de la institución, así como las relaciones con medios.
Comentarios
Deja un comentario