Biología, diseño y sostenibilidad con Jon Marín | Interrogantes del diseño (?) Podcast Parenthesis

24 mayo, 2022
jon-marin-disenador-y-biologo-copy Imagen cedida por Jon Marin

Os presentamos un nuevo capítulo de Interrogantes de Diseño junto a los profesores de los Estudios de Ciencias de la Información y Comunicación de la UOC, Lluc MassaguerEfraín Foglia y Gemma San Cornelio, directora del Máster universitario de Diseño, Identidad Visual y Construcción de Marca de la UOC.

Este episodio está registrado en Nut Creatives, estudio de diseño de producto, situado en el Raval de Barcelona, que apuesta por el diseño para el impacto positivo, para entrevistar al protagonista de este episodio: Jon Marin, cofundador del estudio, biólogo, máster en Estudios ambientales y diseñador de producto. Un perfil híbrido que le permite tener una mirada completamente fundamentada y enfocada en la sostenibilidad cuando diseña. 

Podéís escuchar aquí la charla con Jon Marin:

¿Cómo fue el camino de pasar de la biología al diseño? 

Fue un camino duro. En un momento dado mi vocación era la ciencia y los temas ambientales. Terminada la carrera me di cuenta de que desde la ciencia poco podía hacer relacionado con la sostenibilidad. Ahí es cuando me interesé por el diseño: para intentar resolver problema que encontré en el mundo de las ciencias ambientales.

Hace 12 años cuando iba a una industria a hablar de diseño y el interlocutor detectaba que yo no provenía de ese ámbito, no era fácil. Me di cuenta de que el medio para mejorar el planeta era el diseño.

De hecho, ¿no es la biología ya diseño por defecto?

No estoy seguro, pero el método científico es similar a los procesos de diseño. De hecho, muchas de las cosas que se aprenden en las ciencias se pueden extrapolar al diseño.

¿Cómo alimentan tus conocimientos en biología y estudios ambientales a la experiencia en el diseño?

En el podcast Parenthesis entrevistamos a Jon Marin, diseñador y biólogo, sobre la relación de estas dos disciplinas.
Imagen de Unsplash

En ecología se habla de ciclos: sistémicos, cerrados, o incluso economía circular. Que no deja de ser aplicación de procesos biológicos al mundo industrial. 

Se habla mucho de este binomio diseño-sostenibilidad, pero muchas veces es una unión poco profunda o respira Greenwashing. ¿Qué es lo que hace un diseño verdaderamente sostenible?

Pensarlo bien. El eco-diseño es un tema relativamente reciente, al principio era necesario aplicar estrategias ambientales en algo que requiera diseño, y es verdad que de un tiempo a esta parte hay que aprender a diferenciar lo que es eco, y lo que te quieren vender como eco.

Creo que desde el punto de vista del diseñador y del consumidor tenemos que ser muy críticos con lo que hacemos y consumimos.

Eco es lo que está bien pensado, cumple una función, que esté alineado con los procesos de reciclaje y con el producto que va a contener. Y no hace falta que se diga: “soy ecológico”.

Cuando enseñamos nuestros productos, que suelen ser coloridos, muchas veces nos dicen: “No parece ecológico porque no es marrón”.

Después de estudiar biología, me di cuenta de que el medio para mejorar el planeta era el diseño.

Hablemos de Bri de Palla, un proyecto que mezcla botánica, diseño e implicación social. Háblanos un poco de él.

Imatge de Pexels

Cuando creamos Nut Creative me interesaba la producción de lo que diseñábamos. De ahí volvimos a la botánica para diseñar productos hechos con semillas, árboles…. Nos metimos en el merchandising, y nuestro objetivo era transformar los árboles en objetivos de regalo. Queríamos partir de la botánica para generar productos que sustituyan al típico pongo que te dan en congresos.

Además, en Bri de Palla controlamos la producción (lo hacemos todo nosotros en la provincia de Barcelona), tenemos en el equipo a personas en riesgo de exclusión que producen y manipulan el producto. Ya que el proyecto es nuestro, involucramos a personas que de otro modo suelen quedar de lado en el mercado laboral.

En cuanto al proceso de diseño ¿Cómo lo entiendes desde una mirada sostenible?

Este proceso puede empezar desde muchos lugares: una necesidad del cliente, desde el material… entonces, dentro de nuestro proceso en Bri de Palla suceden las dos cosas. Detectamos la necesidad de “regalar” en eventos, ferias, navidad… y le damos la vuelta para que sea sostenible, diseñando con materiales que nos interesan.

El método científico es similar a los procesos de diseño.

¿Cómo puede el diseño ser un visualizador de futuros? Es decir, ¿Cómo puede adelantarse al futuro para poder impactar de manera positiva en él?

Hay que diseñarlo si o si: ya no para mitigar el cambio climático, sino para adaptarse a los cambios que están sucediendo. El diseño no deja de ser el motor de creación de cosas. El diseño no deja de ser lo que da solución a la mayor parte de nuestros problemas, y me gustaría pensar que los nuevos diseñadores atacarán estos problemas que estamos teniendo.

Desde la docencia, observo un interés por la sostenibilidad, nuevos materiales, la idea de crear servicios en vez de productos. Es una idea que antes costaba de transmitir y ahora ya no.  

¿El destino es pensar otra manera de funcionar sin regalar cosas materiales?

Imagen de Unsplash

El hecho de agradecer a alguien, venir a una feria o participar en un congreso, eso siempre estará y es correcto. Nuestro objetivo es que el mercado del merchandising sea el motor para generar cambio. Sigo pensando que los regalos seguirán existiendo, pero tal vez no serán físicos. Apadrinar algún tipo de proyecto (agroforestal, social) es una buena manera de agradecer.

¿Hay un futuro del diseño sin la confluencia con otras disciplinas?

Me da la sensación que el diseño tendrá nuevas herramientas. Hablo de la genética, se está empezando a diseñar comida, moda, medicina… con genes. Habrá que tener en cuneta temas éticos: bioética y diseño ético. Es un gran debate.

El mundo del diseño y la biología no están tan separados como parecía hace años.

Hay una sensación de que el diseño se ha encargado de acompañar la superproducción capitalista. En paralelo, el diseño genera anticuerpos, pero sigue un modelo de negocio basado en la prestación de servicios públicos o privados. En esta perspectiva, ¿existe otro modelo diferente de financiación de los estudios?

Es cierto que el diseño ha apoyado un estilo consumista y capitalista. No tiene la culpa porque se pone al servicio de alguien. La obsolescencia programada la diseñó alguien porque en el briefing lo indicaba.

Entiendo el diseño como una caja de herramientas que puede estar a disposición del bien o del mal. Por suerte, empieza a ponerse al servicio de economías del bien común, existe el diseño comunitario… esa caja de herramientas que tiene un diseñador debe ponerse al servicio de otras opciones, más allá del capitalismo.

¿Qué significa para ti estar establecido en el Raval de Barcelona con todo lo que esto implica?

El hecho de abrir negocios en barrios como el Raval pueden ayudar a abrirlo al resto de ciudadanos, que tienen otra percepción del barrio, pero existe también la gentrificación del barrio, sin duda. Pienso que es una buena idea aproximar un estudio de diseño a ciudadanos que estén muy alejados de este mundo, en el ámbito de concienciación y divulgación es interesante.

(Visited 32 times, 1 visits today)
Comentarios
Deja un comentario