Taxi Studio Visit: Marcel·lí Antúnez

24 de marzo de 2021
Captura de pantalla 2021-02-23 a las 12.19.14

Entrevistamos a Marcel·lí Antúnez en el marco de Ars Electronica Barcelona 2020.

En el contexto de Ars Electronica 2020 visitamos el estudio de Marcel·lí Antúnez, hoy recuperamos la entrevista. El artista –cuya obra puede entenderse principalmente en términos de performatividad– empezó su carrera artística con el grupo de renombre internacional «La Fura dels Baus«, con quienes trabajó durante 10 años.

En los 90s su interés por el estudio de la complejidad tecnológica se materializó por primera vez con un robot llamado Joan l’home de carn creado en colaboración con el físico, músico y programador Sergi Jordà. La instalación interactiva, que permitía a los/las asistentes hablar con el robot elaborado con piel de cerdo, se presentó en el Mercado de la Boquería (Barcelona) en 1992. A partir de entonces, la producción artística de Antúnez ha ahondado en la idea de utopía en relación con un ideal holístico brindado por la tecnología, replantendo las barreras ya no tan sólidas que separan el cuerpo de la máquina.

En 1992, el artista presentó la pieza Epizoo en el Festival Ex Teresa de México. Para esta intervención, vestía un exoesqueleto conectado a un videojuego que permitía al/la interventor/a jugar con el cuerpo del artista. A partir de esto desarrolló una de sus más conocidas líneas de trabajo (que podemos rastrear hasta el año 2014) en las que Antúnez elabora la idea del cuerpo como espacio protésico de cruce y confrontación de las fronteras de lo real y lo virtual.

Aun así, en 2014 se produce un viraje en su acercamiento a la tecnología, pues deja de ver en ella aquel enfoque utópico para pasar a pensar en su potencial distópico, sobretodo a partir de la naturalización de las nuevas tecnologías. En esta dirección, piensa que nuestro acercamiento a la ecología debe ser similar: debemos pensar en y con la complejidad para poder acercarnos a ella.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario