Taxi Studio Visit: Eugènia Balcells

19 de mayo de 2021
VIA-LACTEA2

En el contexto de Ars Electronica 2020 visitamos el estudio de Eugènia Balcells, hoy recuperamos la entrevista. Balcells es una de las más relevantes pioneras en el arte electrónico a nivel internacional. Definirse como artista es para ella una estrategia para asumir el riesgo de no tener un objetivo delimitado, de entregarse a la libertad de expresión que el marco del arte ofrece. De este modo, se sirve de su práctica para abrir ventanas con el fin de captar el mundo energético eternamente cambiante que todavía desconocemos.

Su abuelo –arquitecto e inventor– fue quien la puso por primera vez en contacto con la matemática, con la idea de que al mundo le subyace un orden aprehensible, que ella posteriormente combinó de manera espotánea con la creatividad a través del dibujo, la pintura y la instalación. Este modo de hacer, en intrínseca relación con lo holístico, le llevó a trabajar con la luz, que Balcells describe como «la voz de la materia». Esta vía de exploración, es para ella una fuente de conexión directa con los límites de lo visible, puesto que no existe realidad que no esté mediada por lo lumínico.

Para Universo, la pieza que presentó en Ars Electronica 2020, Balcells tomó fotografías de todo lo que para ella tenía resonancias alquímicas en la isla de La Palma (el cielo, la tierra, el agua, la luz…). Posteriormente, empezó a captar imágenes a través del telescopio, que complementó con fotografías cedidas por la NASA. Además, la NASA también le proporcionó una serie de audios grabados por satélites que, al acercarse a un cuerpo celeste, recogen las vibraciones electromagnéticas que posteriormente son traducidas a sonido.

La incertidumbre es para Balcells uno de los focos principales para acercarse a la realidad cuántica. Este concepto nos exige una flexibilidad a la que no hemos sido capaces de responder hasta el momento: nos obliga a enfrentarnos a la realidad del desconocimiento. Según como lo indica la artista, el misterio es fundamental para acercarnos a un mundo que ignoramos, a un cosmos que se encuentra inmerso en una danza energética cuyo devenir se ve afectado por nuestra intervención. En esta dirección, la ecología no sería una lista de normas generadas en el afuera, sino la consciencia de formar parte de este todo. Por eso, el cuidado del cuerpo y la mente humanos son esenciales para mantener una relación sana con el entorno, pues al asumir que no estamos sobre la Tierra sino que somos la Tierra no podemos sino desarrollar este compromiso de cuidados mutuos.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario