Patrimonio histórico-arqueológico mediterráneo como recurso cultural

10 de enero de 2017

En los últimos tiempos la actividad arqueológica se ha ampliado hacia un dominio nuevo vinculado a la gestión del patrimonio arqueológico. La arqueología se ha orientado con un sentido aplicado para transformar el conocimiento sobre el pasado en una herramienta para la gestión actual del patrimonio, contribuyendo al desarrollo de una gestión integral del mismo. Así, la asignatura «El patrimonio histórico-arqueológico mediterráneo como recurso cultural» muestra el valor del patrimonio como fuente de conocimiento y recurso cultural, analizando su gestión y difusión. El programa desarrolla diversos aspectos sobre legislación, gestión, musealización, difusión y transferencia del patrimonio para comprenderlo y valorarlo como documento histórico y recurso para las sociedades actuales.

La metodología de trabajo se fundamenta en una selección de lecturas estructuradas en cuatro grandes unidades temáticas. La primera unidad se centra en las formas de recuperación y patrimonialización del legado arqueológico desde una perspectiva teórica y conceptual.

 

El segundo bloque profundiza en cuestiones relativas a la legislación y gestión del patrimonio arqueológico. Responde a la idea de reflexionar sobre la importancia de la normativa en la defensa del patrimonio y en el desarrollo de la arqueología profesional. Se trabaja la legislación española general, así como las diferentes legislaciones propias de las comunidades autónomas. Se desarrolla, con casos prácticos, la problemática en torno al equilibrio entre la protección del patrimonio arqueológico y las necesidades de la sociedad.

Yacimiento romano del Morè, Sant Pol de Mar (el Maresme)

El tercer bloque trata de la puesta en valor del patrimonio como recurso cultural. Se presentan los diversos tratamientos que pueden darse al patrimonio arqueológico: la conservación de los restos sobre el terreno, el concepto de parque arqueológico, de centro de interpretación, la gestión de paisajes culturales, los museos como centros de investigación y agentes difusores.

fig-5-lucentum-alacant

Finalmente el cuarto bloque profundiza en temáticas como la difusión y la comunicación aplicadas al patrimonio arqueológico así como en la relación existente entre patrimonio arqueológico y ciudadanía. Es necesario reflexionar sobre la importancia de gestionar el conocimiento que genera la arqueología en tanto que éste puede ser objeto de consumo cultural, vinculado a las necesidades de la sociedad. En este último bloque se trata especialmente la función de los medios de comunicación.

Excavaciones en el mercado de Sant Antoni, Barcelona. Foto de Emiliano Hinojo, Còdex

Existe una creciente demanda social y un gran interés por la difusión del patrimonio. La revolución en el mundo de las comunicaciones ha permitido que la información pueda trasladarse de manera inmediata a cualquier lugar y sea accesible para un volumen de población cada vez más numeroso. Éste ha sido uno de los factores de la reconversión del hecho cultural en un producto de consumo rentable. Se observa también un cambio en la percepción de la actividad arqueológica, que ha pasado de ser percibida como una disciplina distanciada de los intereses generales a ser valorada socialmente, cumpliendo uno de los requisitos esenciales de la gestión del patrimonio arqueológico: su socialización.

Para saber más sobre interpretación, socialización y difusión del patrimonio:

https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4173962

http://www.estudios-atacamenos.ucn.cl/revista/pdf/numero45/45-art_01.pdf

Núria Torras (UPF), docente de la asignatura.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Máster universitario online la Mediterránea antigua.
Comentarios
Deja un comentario