Premio Brava a la Publicidad Valiente para la campaña Con mucho acento, capaz de revivir a Lola Flores

1 diciembre, 2021
flamenco-con-mucho-acento-premios-brava-uoc Imagen de Dolo Iglesias (Unsplash).

Los alumnos del Máster universitario de Estrategia y Creatividad en publicidad de la UOC premian la innovación tecnológica y el mensaje arrollador del spot “Con mucho acento” de Cruzcampo diseñado por la agencia Ogilvy.

La agencia Ogilvy ha dejado huella en el imaginario de la publicidad con el spot «Con mucho acento» de Cruzcampo. Sus creadores han demostrado cómo impactar con un mensaje a millones de espectadores, apelando a la emoción y haciendo uso de la tecnología más puntera. La imagen de Lola Flores y sus palabras, cargadas de acento y de sentimiento, han vuelto a entrar en millones de hogares. El proyecto ha sido, como no podía ser de otro modo con Lola Flores por bandera, faraónico.

El éxito de la campaña publicitaria se ha plasmado en cifras pocas veces vistas en el sector. Veinticuatro horas después de su lanzamiento en redes, ya acumulaba siete millones de impresiones orgánicas.  Detrás de todo el reconocimiento, que el anuncio ha recibido desde su lanzamiento el pasado mes de enero, está el trabajo incansable de un equipo que sigue recogiendo premios. El alumnado del Máster universitario de Estrategia y Creatividad en publicidad de la UOC ha querido reconocer la labor de Ogilvy haciéndole entrega del Premio Brava a la Publicidad Valiente, impulsado por la profesora Silvia Sivera. Recupera el acto online aquí:

Una nueva edición de los Premios Brava

 Este premio persigue dos objetivos fundamentales:

  • Conseguir que los estudiantes analicen en profundidad la publicidad actual con una mirada crítica, profesional y constructiva.
  • Darles la capacidad de premiar a aquellos anunciantes y agencias que consideren valientes porque con sus campañas rompen esquemas establecidos, luchan contra estereotipos de género, aportan valores solidarios, innovan y elevan el nivel de calidad de los contenidos publicitarios o apelan a la inteligencia de las audiencias, entre otros.

«Con mucho acento» no solo ha llegado a los espectadores, también a futuros publicistas en la cuarta edición de este galardón que ha premiado la innovación tecnológica, con la utilización del deepfake devolviendo a la vida a Lola Flores, y un mensaje arrollador. «Existe una impugnación a lo foráneo insertándose en los debates sobre globalización y desglobalización. Han conseguido hilar a la perfección la idea de ser entendido en todo el mundo gracias al acento propio. Lo local como global invirtiendo los factores: no tengo que parecerme a lo global para serlo, sino que me convierto en global gracias a mi arraigo en lo local. Se crea de esta forma un relato coherente, reivindicativo y redondo en el conjunto de aristas y temas que se tocan – globalización, feminismo, raíces andaluzas- que pueden hacer descarrilar al más fino de los creativos«, explica Alejandro Pérez, estudiante del Máster universitario de Estrategia y Creatividad en publicidad de la UOC.

Lola Flores promoviendo y defendiendo el acento andaluz y la diversidad se ha dirigido a las nuevas generaciones, que han sabido captar el mensaje. “Un trabajo de investigación y preproducción titánico, una realización exquisita, un mensaje potente que reivindica ser uno mismo y estar orgulloso de nuestras raíces” son algunos de los argumentos por los que Javier Tomillo, alumno del máster, asegura que el anuncio “perdurará en la mente del colectivo”.

El proceso creativo detrás de la campaña Con mucho acento

Casi un año después de su lanzamiento, sigue siendo uno de los spots más laureados del 2021. Juan Pedro Moreno, director creativo y ejecutivo de Ogilvy ha sido el encargado de recoger el reconocimiento de los alumnos de la UOC en el encuentro digital celebrado para la ocasión. Durante su participación, Moreno ha trasladado a los estudiantes el proceso de creación que permitió dar vida a la campaña. Un trabajo de muchos meses que incluso se vio interrumpido en un momento crucial por el estallido de la pandemia: “Nos pilló el estado de alarma mientras estábamos en pleno trabajo. Durante muchos meses la campaña corrió el riesgo de guardarse en un cajón”.

Aunque el confinamiento obligó a aplazar el lanzamiento, el equipo siguió trabajando en la creación que meses antes Cruzcampo había encargado. La cervecera presentaba un objetivo muy claro: hacer la mejor campaña que jamás hubiera hecho Cruzcampo. “Os lo tenéis que creer, nos pedía la marca, y nos lo creímos. Llegaban en un momento en el que nos pedían un proyecto en el que saber quiénes eran”, ha señalado Moreno.

Un relato coherente, reivindicativo y redondo en el conjunto de aristas y temas que se tocan – globalización, feminismo, raíces andaluzas.

Los esfuerzos se volcaron en la definición de la estrategia: “Teníamos diferentes rutas. Una de ellas era ‘Con mucho acento’. Encontrábamos mucha fertilidad alrededor de la palabra acento. La marca estaba legitimada para poder hablar porque es de Andalucía, pero era algo universal porque admitía muchísimas más lecturas”.

Con la ruta definida, entra en juego el equipo creativo que dio vida a la idea a nivel gráfico. Es entonces cuando La Faraona cobra protagonismo. No solo ella, también las fotografías elegidas, las texturas, el lenguaje, etc. Elementos donde la identidad y la diversidad cobran fuerza. Gracias a técnicas de inteligencia artificial, Lola Flores revivió en la pantalla para resurgir como representante del poder de lo auténtico frente a los clichés. Fue necesario un enorme volumen de horas de material audiovisual, más de 5.000 imágenes y un minucioso proceso de composición y postproducción para recrear a la que, con mucha probabilidad, fue la primera influencer española.

La campaña ha acarreado un salto tecnológico en el mundo de la publicidad. Ogilvy aunó esfuerzos con la compañía Metropolitana para que el deepfake forme parte de la campaña. La técnica está basada en un modelo computacional que se nutre de la tecnología deep learning para generar imágenes matemáticamente vía algoritmos a partir de fotografías y vídeos.

“Éramos conscientes de que si la narrativa, el peso de lo que se cuenta, salía de boca de la marca perdíamos credibilidad. Vimos que ganaríamos más si lo poníamos en boca de alguien que supiera capitalizar el mensaje”, apuntó Moreno frente a los alumnos de la UOC.

Lolita y Rosario Flores, hijas de la cantante, han participado también en el proceso de creación. Ellas han asesorado y han puesto la voz para conseguir el resultado hiperrealista de la artista con el que ha contado el spot.

“Acento es que se te vean las costuras y los dobladillos, que se te escuche hasta el hipo. Da igual si eres de la Conchinchina o de la Línea de la Concepción […]”, dice Lola Flores en un discurso que reivindica “manosear las raíces”. Ogilvy ha sido capaz, ya sea por cuestión de “powerful” o “poderío”, de triunfar con el spot y abrir un amplio abanico de debates en la esfera pública, que rápidamente tuvieron impacto en los medios de comunicación.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Periodista
Comentarios
Deja un comentario