5 tendencias en salud digital para el 2022

15/12/2021
Foto: Tima Miroshnichenko en Pexels.

¿Qué nos depara el 2022 en el ámbito de la salud digital? ¿Cuáles son las principales líneas de investigación de la tecnología aplicada a la salud? En este artículo repasamos las 5 tendencias en salud digital más relevantes para el próximo año con profesorado del Máster Universitario en Salud Digital e investigadores del eHealth Center de la UOC. ¡Toma nota!

1. Algoritmos éticos y salud digital

Actualmente estamos inmersos en la cuarta revolución industrial, marcada por nuevas tecnologías como el Big Data, la realidad virtual, la inteligencia artificial (IA), la robótica, la nanotecnología o el Internet de las cosas (IoT), entre otras. Ante este escenario, es necesario trabajar para conseguir algoritmos éticos en el campo de la salud digital.

Un algoritmo es una lista finita de instrucciones que se aplican a un input durante un número finito de estados para obtener un output, permitiendo realizar cálculos y procesar datos de modo automático. No obstante, este conjunto de reglas del mundo real reproducidas en el mundo digital pueden comportar sesgos en algunas decisiones, favoreciendo o perjudicando a los individuos por razones de raza, género, sexualidad, situación social e incluso afectar derechos fundamentales como la igualdad y la intimidad.

Para garantizar una salud digital sin sesgos es necesario incorporar los siguientes principios éticos en los procesos de diseño, operación y gestión de algoritmos: autonomía y libertad del individuo; responsabilidad en el diseño, operación y gestión de la IA; justicia, equidad y solidaridad; democracia y participación ciudadana; seguridad, protección e integridad física; protección de datos y privacidad y la sostenibilidad. 

2. Cocreación: incluir a los pacientes en las investigaciones y evaluaciones

La innovación en salud digital ha aumentado exponencialmente el número de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) existentes para mejorar los servicios de salud. Sin embargo, todavía faltan estrategias que ayuden a las organizaciones a incluir a los pacientes en el proceso de creación. Involucrar a los pacientes debe convertirse en un elemento clave para el desarrollo e implementación de las nuevas soluciones de salud digital.

Incorporar su perspectiva, así como entender sus problemas y necesidades, debería ser imprescindible para llevar a cabo y validar cualquier investigación. A pesar de esta obviedad, la mayoría de la investigación y la innovación en salud digital sigue desarrollándose sin involucrar a los agentes clave necesarios para garantizar su implementación y adopción o incluyéndolos al final de un proceso prácticamente finalizado.

Para ello, es necesario crear mecanismos que faciliten una participación más activa de la población en la toma de decisiones sobre salud, haciéndola accesible y legitimando sus aportaciones. Adoptar la cocreación en las soluciones digitales puede aportar muchas ventajas como, por ejemplo, una visión holística de lo que importa a los pacientes, una mejora del acceso a la información, el incremento de la adherencia a las nuevas tecnologías o la autogestión de los datos de salud por parte de los pacientes.

3. Alfabetización digital de los profesionales de la salud

La idea de que las tecnologías provocan un cambio de paradigma en la atención sanitaria era algo que parecía claro. Lo que ha resultado del todo inesperado ha sido comprobar que los profesionales de la salud no están tan alfabetizados en salud digital como se presumía. De hecho, diferentes organismos y entidades se han visto obligadas a iniciar proyectos de investigación dirigidos a definir las competencias generales en salud digital que conforman la alfabetización digital para todos los profesionales de la salud y, paralelamente, definir las específicas para la medicina, la psicología, la enfermería, el trabajo social sanitario o las ciencias biomédicas, principalmente. Por eso, es también una línea de trabajo iniciada en el máster de Salud digital y que pronto será publicada.

También es obvio que, una vez definidas claramente todas estas competencias, el reto más importante será la sensibilización, promoción del aprendizaje de estas y su uso, lo que representará superar el marco actual centrado únicamente en las habilidades mínimas del uso de la tecnología, algo que se ha mostrado muy insuficiente y limitado. Una cosa es dominar el uso de cierta tecnología para la comunicación ordinaria y otra muy distinta es su uso para mejorar la salud de las personas, asegurando la seguridad, la evidencia, reduciendo costes y siendo eficaces.

En definitiva, muchos procesos virtuales han llegado para quedarse, pero hace falta analizarlos, evaluarlos, gestionarlos y modificarlos según las necesidades. No obstante, si no se tienen claras las competencias que forman la alfabetización digital en salud, todo el proceso será un fracaso a medio o largo plazo.

4. Superación de las resistencias al cambio

El rechazo y la resistencia al cambio son uno de los grandes retos de la implementación, puesta en práctica y plena utilización de proyectos de salud digital. La ausencia generalizada de esfuerzos de gestión del cambio no se produce por la falta de herramientas o conocimientos sobre cómo hacerlo, sino por una asimetría que se da al factor personal o cultural en comparación con la adquisición y desarrollo de medios y sistemas tecnológicos. 

La gestión del cambio en la salud digital tiene componentes propios y específicos a los que hay que atender, evitando aplicar metodologías o recetas genéricas. Estos son, principalmente, el factor crítico de estar gestionando la “salud” de personas, el peso considerable de los componentes tecnológicos y la todavía incipiente consolidación de algunas tecnologías y componentes, la complejidad de los sistemas sanitarios (públicos y privados) y la relevancia de los distintos agentes sanitarios (y otros) implicados en la prestación de los servicios.

¿Cómo podemos superar esta resistencia al cambio en el ámbito de la salud digital? Poniendo el foco en el servicio y no en la tecnología; manteniendo el foco en las personas; explicando las razones y los beneficios de este cambio; comunicando de manera segmentada y abundante; trabajando para el feedback y la implementación de los stakeholders y cuidando la tecnología, ya que es el factor más importante en la gestión del éxito de un proyecto de salud digital.

5. Salud digital y cobertura universal de salud

Cada vez es más necesario que las intervenciones en salud digital favorezcan la equidad en salud y ayuden a garantizar la cobertura universal de salud en todas partes. En las zonas más vulnerables a menudo se considera que la brecha digital puede ser un factor que juega en contra de dicha equidad.

Sin embargo, según cómo se haga la implementación de las intervenciones de salud digital, éstas pueden generar un efecto contrario dado que pueden favorecer que la cobertura de salud llegue a todo el mundo. Debemos trabajar para garantizar que esto sea posible.

Y es que, sin duda, la salud digital ha llegado para quedarse. Desde los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC y el eHealth Center estamos muy atentos a las principales tendencias en salud digital para garantizar una formación especializada en tecnología aplicada a la salud que permita formar a expertos y expertas para que sean capaces de optimizar el manejo de la salud de los pacientes y ciudadanos gracias al diseño y uso de soluciones digitales.

eHealth Center de la UOC

El eHealth Center es un centro académico abierto al mundo que quiere capacitar y empoderar al ciudadano y a los profesionales mediante las tecnologías para que lideren el cambio de paradigma en salud. Se centra en las personas y se basa en la investigación, la formación y el asesoramiento para contribuir al progreso y al bienestar de la sociedad.

(Visited 16 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Antoni Baena
Director del máster universitario de Salud Digital / eHealth de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC. Doctor en Psicología e investigador de la Unidad de Control del Tabaco del Institut Català d'Oncologia (ICO). 
Carme Carrion Ribas
Subdirectora en Investigación de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Investigadora del grupo eHealth Lab
Joan Cos
Profesor colaborador del máster universitario de Salud Digital (eHealth) de la UOC y del MBA UOC-EADA. Consultor en desarrollo organizacional y liderazgo en TAGA. Fundador de la Change Management School. 
Elena Medarde
Profesora colaboradora del máster universitario de Salud Digital (eHealth) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Doctora en Medicina y Cirugía y Máster en Enfermedades Infecciosas por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).
José Enrique Pérez Palaci
Profesor colaborador del máster universitario de Salud Digital (eHealth) de la UOC. 
Comentarios
Deja un comentario