¿Por qué envejecemos?

13/07/2022
¿Por qué envejecemos? Foto: Juan Pablo Serrano Arenas en Pexels.

El envejecimiento es un fenómeno complejo con múltiples dimensiones que no se puede comprender desde una única disciplina. Envejecer es un proceso biológico y psicológico que a la vez está determinado por el contexto socioeconómico y cultural en el que vivimos. Por ello, y con el objetivo de reflexionar sobre las necesidades, los retos y oportunidades que surgen en sociedades cada vez más envejecidas, el Dr. Salvador Macip, el Dr. Marco Inzitari, la Dra. Mireia Fernández-Ardèvol y el Dr. Daniel López Gómez, profesores e investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), organizan el ciclo de seminarios «Los retos del envejecimiento. Una mirada interdisciplinaria a la vejez»

En el cuarto seminario del ciclo, el Dr. Salvador Macip impartió una ponencia titulada “¿Por qué nos hacemos viejos? Las bases biológicas del envejecimientoy moderada por el Dr. Daniel López Gómez. En ella, se presentaron los procesos biológicos y moleculares que explican las transformaciones corporales asociadas al envejecimiento, tales como las arrugas, la pérdida de capacidades funcionales y cognitivas, etc.

El Dr. Salvador Macip, catedrático de los Estudios de Ciencia de la Salud (UOC) y del departamento de Biología Molecular y Celular (Universidad de Leicester), empezó la ponencia exponiendo la siguiente reflexión: “A medida que envejecemos aumenta la prevalencia de múltiples enfermedades (como cáncer, infecciones, enfermedades cardíacas o neurodegenerativas, etc.), por lo tanto, la edad se podría considerar uno de los principales factores de riesgo para muchas patologías. El envejecimiento es un proceso de deterioro que comparte ciertas bases biológicas con otras enfermedades. Es por eso que algunos investigadores se plantean si el propio envejecimiento es, en sí mismo, una enfermedad”.

¿Por qué envejecemos?

Existen muchas teorías que se han ido desarrollando con los años acerca de por qué envejecemos. Se podrían englobar en dos grandes grupos:

  • Teorías genéticas. Son aquellas que defienden que el envejecimiento es “programado” y se rigen por el concepto del reloj biológico. Respaldan que todos tenemos una longevidad programada como especie y definida a nivel genético. 
  • Teorías de desgaste o estocásticas. Este tipo de teorías, en cambio, creen que el envejecimiento es debido al azar y al entorno. Por ejemplo, dependiendo del grado de oxidación, la inflamación, el estado de las mitocondrias, etc.

El punto de vista actual es integrador, ya que considera que el envejecimiento es la suma de estos dos conceptos. Hasta el día de hoy se han tipificado nueve  características clave del envejecimiento que se consideran sus principales causas: 

  • Comunicación entre células alteradas
  • Pérdida de células madre
  • Acumulación de células senescentes
  • Disfunción de mitocondrias
  • Alteraciones del metabolismo
  • Inestabilidad genómica
  • Acortamiento de los telómeros
  • Alteraciones epigenéticas
  • Pérdida de proteostasis

Durante la sesión, el doctor se centró en explicar la acumulación de las células senescentes en nuestros tejidos. La senescencia celular hace referencia a la acumulación de células viejas en tejidos, también llamadas células senescentes. A medida que aumenta el paso del tiempo, cada vez hay más células de este tipo y nuestro organismo es incapaz de eliminarlas por sí mismo. Los otros ocho factores del envejecimiento acaban resultando en la acumulación de estas células, por lo que están muy relacionados.

En otras etapas de la vida, nuestro organismo cuenta con un proceso de regeneración, de manera que el sistema inmune se encarga de eliminar las células viejas limpiando así los tejidos. Sin embargo, cuando envejecemos, ese proceso se ve alterado. Las células senescentes se acumulan junto con otras células del sistema inmune, y también los fibroblastos, sin llegar a eliminarse. Eso provoca el deterioro de los tejidos de nuestro organismo, dificultando su correcta función. Parece ser que esta acumulación explica, por lo menos en parte, que la piel se arrugue, que los órganos no se regeneren, que la masa muscular disminuya con la edad, etc. 

La investigación llevada a cabo en los últimos años indica que la acumulación de estas células puede contribuir al desarrollo de múltiples enfermedades como los trastornos neurológicos, las cataratas, la fibrosis pulmonar y la obesidad, entre otras.

Foto: Pixabay.

Y bien, ¿hay alguna manera de evitar la acumulación de células senescentes?

Hace 10 años, Baker et al. lograron hacer un modelo de un ratón transgénico en el cual las células senescentes se eliminaban. Se vio que el hecho de frenar la acumulación de este tipo de células o, al menos, de enlentecerla, frenaba el envejecimiento del ratón. Los animales vivían más tiempo y mejor. A partir de ahí, surgieron otros estudios encaminados a evitar la eliminación de este tipo de células para frenar su acumulación en tejidos. Muchos de ellos proporcionaron resultados esperanzadores que abrieron campo a continuar con esta vía de investigación. 

El grupo de investigación del Dr. Salvador Macip consiguió evitar la acumulación de células senescentes en ratones gracias a intervenciones farmacológicas (con inhibidores de la BTK). Trataron a ratones con este tipo de fármacos y estudiaron el deterioro de varios órganos como el cerebro y el músculo. Como consecuencia a ese tratamiento, observaron que los ratones vivían más tiempo y mantenían mejor las funciones cognitivas y musculares. 

Hay otro tipo de investigaciones que se centran en eliminar las células ya acumuladas. Actualmente, se están realizando estudios con bombas inteligentes como nanopartículas o anticuerpos, con el objetivo de destruir selectivamente estas células senescentes presentes en los tejidos, revirtiendo el daño que ha causado dicha acumulación de células. 

En las últimas décadas, ha aumentado la esperanza de vida. No obstante, los años que pasamos en buena salud son los mismos que entonces. Esto significa que se han prolongado los años de vida sin gozar de buena salud. El Dr. Macip quiso destacar que las investigaciones relacionadas con frenar o disminuir el envejecimiento se enfocan en buscar la manera de alargar los años de vida gozando de buena salud y calidad de vida. Lo explicó definiendo los conceptos de lifespan y healthspan. El concepto de lifespan hace referencia a la duración de la vida. En cambio, healthspan es el número de años que una persona puede vivir en plena salud, según la definición de la OMS. 

Para terminar su charla, el doctor puso de manifiesto las implicaciones que puede acarrear el hecho de alargar los años de vida en humanos. Incidió en que algunos aspectos, como el impacto social, ético y legal, son cuestiones que deberían ser consideradas en paralelo a la investigación del envejecimiento. Por ejemplo, cómo se asumiría la carga de sobrepoblación, o quién tendría acceso a este tipo de tratamientos o terapias, etc.  

Recupera la ponencia «¿Por qué envejecemos? Las bases biológicas del envejecimiento» del Dr. Salvador Macip aquí: 

(Visited 19 times, 1 visits today)
Comentarios
Deja un comentario