Antonia Fernández: “Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de crear publicaciones científicas que avalen nuestra gran tarea”

31/01/2024
Foto: Xènia Fuentes / UB.

Antonia Fernández, graduada del máster universitario de Trabajo Social Sanitario de la UOC, ha sido galardonada por su trabajo final, realizado en el ámbito de la promoción de la salud relacionada con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en la convocatoria de la Red Catalana de Universidades Saludables (US.cat). 

Antonia Fernández, graduada en Trabajo Social Sanitario por la UOC.

Este certamen, convocado anualmente por la US.cat, consiste en una percepción de mil euros y un diploma del Departamento de Investigación y Universidades y del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña. En esta entrevista, Antonia nos da más detalles sobre su trabajo y su experiencia como estudiante del máster universitario de Trabajo Social Sanitario de la UOC.

Antes que nada, enhorabuena. Estos premios reconocen la promoción de la salud. ¿Puedes explicar, a quien no tenga ninguna vinculación con este sector, qué implica la promoción de la salud y por qué hay que darle especial importancia?

En este proceso las personas y las comunidades pueden tener control sobre múltiples determinantes (factores personales, sociales, económicos y ambientales) que están interrelacionados y que influyen en la salud. De ese modo se puede mejorar la salud. La promoción tiene gran importancia desde una doble vertiente: la primera son las acciones encaminadas a fortalecer las habilidades y las capacidades de las personas y la segunda, las acciones que van dirigidas a modificar los determinantes de la salud para optimizar el impacto que tienen en la salud pública y en las personas.

En el marco de tu trabajo final de máster (TFM) has creado y diseñado el programa Empoderadas, un proyecto para la detección de embarazos adolescentes y el acompañamiento de las adolescentes embarazadas de entre 13 y 15 años del barrio de La Florida, en L’Hospitalet de Llobregat. ¿Cuáles son las claves principales del programa Empoderadas? 

La clave es establecer, a través del programa Empoderadas, un circuito de derivación de las adolescentes embarazadas (con factores sociales generadores de situaciones de vulnerabilidad social que les afectan durante el embarazo, el nacimiento y la crianza del bebé), que reciben seguimiento en una unidad de atención a la salud sexual y reproductiva (ASSYR). De este modo se crea, se programa, se conduce y se evalúa el grupo socioeducativo Empoderadas 2023. También es importante establecer un enlace con el centro de atención primaria (CAP) para realizar el seguimiento del bebé y de la madre. Y, finalmente, hay que mejorar el bienestar físico, social y emocional de las adolescentes. 

¿Por qué decidiste centrar tu trabajo en esta temática y este colectivo? 

En cuanto a la temática seleccionada, tiene un objetivo claro: dar voz a un colectivo minorizado, silenciado e invisibilizado como el de las adolescentes embarazadas teniendo en cuenta que pocas veces reciben la atención necesaria. Por tanto, es indispensable dar una nueva orientación a los servicios de salud. 

¿Cómo surgió la idea de desarrollar este diseño de intervención? 

El planteamiento de este diseño de intervención surge de la experiencia personal en el desarrollo de mi profesión actual como trabajadora social sanitaria (TSS) del CAP de La Florida, ubicado en L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona. 

El perfil de la población y la ausencia de la figura de TSS en la ASSYR complica el acompañamiento adecuado de las adolescentes embarazadas, así como la detección y derivación de los casos con indicadores de riesgo para que el continuum asistencial sea óptimo. La carga de trabajo de los profesionales de la ASSYR o el posible desconocimiento del trabajo en red con la unidad de trabajo social sanitario del CAP dificulta la comunicación de los casos. 

Ante esta situación, la figura de TSS del CAP se consolida a fin de promover, dinamizar e impulsar la colaboración y la coordinación en red entre la ASSYR y el CAP para establecer una propuesta de manera colaborativa y coherente. Así se presenta la posibilidad del diseño de intervención planteado en este TFM. La oportunidad de desarrollar el contenido para que pueda ser implementado abre las puertas a un trabajo en red de máximos en la investigación de la proactividad, la prevención, la detección y el acompañamiento en el proceso, siempre teniendo presente el interés superior de la menor. 

¿Qué crees que aporta tu trabajo final a la profesión del trabajo social sanitario?  

La posibilidad de implementar este diseño de intervención es potente y aporta un valor añadido a la profesión del trabajo social sanitario del ámbito de la atención primaria (concretamente a la línea pediátrica), puesto que fortalece el trabajo conjunto interdisciplinario con un objetivo compartido: detectar los casos de riesgo y trabajar de manera interdisciplinaria (coordinando a los profesionales de la ASSYR y el TSS del CAP) para derivarlos y que participen en el grupo socioeducativo de madres adolescentes embarazadas. El objetivo final es que puedan adquirir e interiorizar hábitos de salud de autocuidado y de cuidado del bebé.

Asimismo, el diseño de intervención se enmarca en los retos sociales de los ODS de la Agenda 2030, concretamente en el objetivo n.º 3, garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos en todas las edades, el objetivo n.º 4, garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, y el objetivo n.º 5, lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Todo ello, con el fin de lograr un avance y un cambio transformadores.

Interesante. 

Aunque el diseño de intervención se haya pensado a pequeña escala para el barrio de La Florida de la ciudad de L’Hospitalet de Llobregat, está desarrollado dentro de un proceso de cambio dinámico e inclusivo destinado a mejorar el bienestar emocional, físico y social de las adolescentes embarazadas. Incluso el nombre del programa, Empoderadas, y del grupo socioeducativo, Empoderadas 2023, denota esa intencionalidad y busca el enfoque potenciador de las capacidades de estas chicas.

Por otro lado, es importante tener en cuenta las limitaciones, ya que se trata del diseño de una propuesta de intervención que todavía no ha sido implantada y llevada a la práctica. Aun así, el planteamiento inicial es dinámico para poder modificar y adaptar el diseño a la realidad en la medida en la que surjan dificultades.

Por último, si el diseño de investigación obtiene un alto porcentaje de éxito se pueden plantear líneas de investigación futuras: no solo la implementación en otros territorios, sino también la creación de diferentes colaboraciones según las necesidades detectadas, que en este caso son numerosas (tal como se ha desarrollado en el cuerpo del TFM).

¿Cómo te enteraste de la convocatoria y qué te impulsó a presentarte?

El ofrecimiento lo vi como una doble gran oportunidad: por un lado, poder dar visibilidad a nuestra gran profesión, el trabajo social sanitario, y, por otro, destacar a una pequeña parte de la población, las adolescentes embarazadas, desde una perspectiva científica, técnica, universitaria y dentro de los ODS de las políticas actuales.

Foto: Xènia Fuentes / UB.

Más allá del reconocimiento económico, ¿qué ha significado para ti ganar este premio?

Ha sido una gran oportunidad para poder visibilizar el trabajo social sanitario que se lleva a cabo desde la atención primaria y reivindicarlo. Es muy importante que una profesión como la nuestra tenga el reconocimiento que se merece. En este caso había TFM de varias disciplinas y el trabajo social sanitario ha sido reconocido y premiado por la buena labor que realizamos todos los profesionales en nuestro día a día. Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de crear publicaciones científicas que avalen nuestra gran tarea.

¿Cómo recuerdas la experiencia de elaborar el trabajo final? 

El desarrollo del TFM pasó por diferentes etapas, todas ellas muy intensas y complicadas, pero que me han hecho crecer como persona y profesional. 

La cuestión inicial era definir la temática del TFM y estuve unas semanas dudando. Pero tuve la gran suerte de contar con mi querida tutora, Miryam Rodríguez Monter, con la que tuvimos muchas conversaciones, y tuve muy claro que las protagonistas de mi TFM serían las adolescentes embarazadas.

¿Con qué trabas te encontraste?

Fueron muchas las trabas (me imagino que como les sucedió a todos los compañeros y compañeras): muchas horas de dedicación que tienes que restar a la familia, los hijos y los amigos, el hecho de trabajar, el leer y releer para poder dar coherencia a lo que quieres desarrollar y explicar y también el hecho de buscar la perfección.

¿Te ayudó el acompañamiento del tutor o tutora de la UOC?

Tengo que ser honesta y reconocer que he tenido a la mejor compañera de viaje en este máster universitario de Trabajo Social Sanitario: a mi tutora Miryam. Ha sido muy profesional y pedagógica, muy cercana en este mundo digital, ha tenido paciencia y comprensión y, en los días complicados y difusos, ha sabido potenciar siempre la parte positiva. Además, también he podido contar con ella cuando ya no era mi tutora, al presentarme a la convocatoria. Por eso este premio también es gracias a ella.

La defensa del trabajo fue síncrona y pública. ¿Cómo preparaste la presentación? ¿Te fueron útiles los recursos que la UOC puso a tu alcance?

Los días previos a la defensa los viví con nervios, pero sabiendo que había hecho el TFM durante mucho tiempo y que lo que tenía que hacer era responder a las preguntas de los profesionales con coherencia y todo iría bien. Los recursos que te facilita la UOC son muy útiles para conocer la dinámica de la defensa.

Para poder presentarse al premio tenía que haberse obtenido una nota superior a 9 en el trabajo final del máster universitario de Trabajo Social Sanitario. ¿Qué consejos darías a los estudiantes que cursan actualmente el trabajo final para superar la asignatura con el mismo éxito?

Mi consejo es elegir un tema que nos guste. Desde mi experiencia, el acompañamiento del tutor es muy importante en los momentos de dudas o para definir qué queremos hacer. También tenemos que saber que aprenderemos mucho y que, durante un tiempo, el trabajo será nuestro compañero de viaje, al cual dedicaremos muchas horas que son necesarias para vivir una experiencia de máximos. Me gustaría dar las gracias a la directora científica del máster universitario de Trabajo Social Sanitario, Dolors Colom Masfret, por acompañarme al acto de entrega de los premios a los mejores TFM el 18 de diciembre de 2023 en el aula Ramón y Cajal del edificio histórico de la Universidad de Barcelona.

(Visited 33 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario