Premios de Innovación Cultural CCCB

1 de julio de 2019
adaptive-images.php

La semana del 20 de junio tuvieron lugar los premios de Innovación Cultural organizados por el CCCB. Este año, para celebrar los 50 años de Internet y los 30 años de la Web, el tema fue justamente Internet y, más precisamente, como mantener Internet como una infraestructura igualitaria, que continúe ofreciendo oportunidades para el acceso y el desarrollo de la cultura a sus usuarios.
Es 1969 cuando llega por primera vez Internet. Una caja cuadrada del tamaño de una nevera llega a la Universidad de California en Los Angeles y, así, nace la primera red de ordenadores conectados entre ellos. El periódico The Guardian escribió hace diez años un interesante monográfico en motivo de los 40 años del Internet, en 2009.
El marzo del 1989, el joven investigador de CERN Tim Berners Lee decide encontrar una manera de enviar y compartir documentos a través de la red con otros investigadores. Crea la primera comunicación usando Hypertext Tranfer Protocol (HTTP) y un servidor internet. De esa manera nace la Web, que hoy en día es la base que utilizamos para compartir datos, imágenes, videos y documentos a través de la red.
Internet como infraestructura y la Web como conjunto de protocolos y sistemas que hacen circular la información a través del la red están estrechamente ligados. Pero, en el últimos años, los dos se vieron afectados por regulaciones (o falta de regulaciones) como el caso referida a la NetNeutrality y el crecimiento de la Web, que generó, no solamente un exceso de datos, sino también todo lo que ahora llamamos «fake news» o la época de la post-verdad. Pero, pese a esto, Internet es y será uno de los espacios que más innovación y oportunidades han aportado
Por esto, el premio de CCCB tenía como reto buscar estos proyectos que «tienen potencial de reventar la burbuja que tiene el arte contemporáneo, la burbuja tecnológica que son los grandes fabricadores de tecnología de Sillicon Valley y abrir las posibilidades para que la gente experimente» según dice Renata Avila, parte del jurado del Premio. Según Renata, este Premio potencia esta tecnología barata, abre a la gente hacia la experimentación. Ante la tiranía del buscador, lo que nos queda es la plaza publica, allá donde se crea cultura. Son estas herramientas accesibles que pueden transformar esa plaza publica.
Y no hay duda porqué el juego World Wi(l)de Web gano el concurso. Un juego que «que ofrece una narrativa alternativa a las habituales y que engloba las ideas de apertura, accesibilidad, interacción y participación de la Internet original.» Abierto a la co-creación, el juego también quiere estimular el pensamiento crítico de los jugadores, confrontándolos con diversos dilemas, decisiones etc. Los temas que explora son inherentes de la cultura digital, como la privacidad online. La manera como está hecho, hace que este juego se pueda replicar en muchas partes del mundo, siguiendo el ethos del código abierto.
Una mención especial la recibe otro proyecto, que ayuda a periodistas, y no solo ellos, a mejorar su trabajo. Hyperaud.io es una plataforma que transforma el audio en texto y, mucho más, una herramienta que ayuda editar y navegar cualquier tipo de medio. A esta herramienta le dedicaremos otro post más amplio.
Ya están disponibles los videos del coloquio previo al anuncio de los premios y de la ceremonia de entrega. Más información sobre la edición de este año se puede encontrar aquí.

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario