Teresa Vidal: «Para desarrollar videojuegos hace falta tener conocimientos técnicos, sensibilidad y creatividad»

5 abril, 2022

La relación de Teresa Vidal con los videojuegos empezó como jugadora, aunque reconoce que el vínculo se estrechó en 2006 cuando le propusieron aplicar sus conocimientos en diseño a la creación de videojuegos como profesora. Este curso Vidal, licenciada en Bellas Artes, se ha estrenado como tutora del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos. Desde sus inicios profesionales ha compaginado la docencia con el trabajo en empresas y organizaciones porque le “aporta nuevos y más conocimientos que puede compartir con el estudiantado”. Vidal también forma parte de Women in Games, una asociación que defiende los derechos, promueve, visibiliza, incentiva y da voz a las mujeres desarrolladoras de videojuegos.

Tus inicios están ligados a la titulación de Bellas Artes, de la que te licenciaste. Pero más tarde te doctoraste en Arquitectura.

Siempre me he sentido atraída por todo el tema artístico en todas sus variantes, también cursé el DEA en Historia del Arte. Yo creo que elegí esta formación por mi sensibilidad respecto al arte, el color, todas las historias que he estudiado sobre el modernismo y Gaudí en mi tesis… Debido a mi manera de ser, siempre en constante evolución y con ánimo de superación, todo este estudio del arte en sus múltiples facetas ha evolucionado hacia mi interés por el arte digital, los videojuegos y la programación, el diseño y el desarrollo de éstos. 

Si uno lee tu currículum, otra constante es la docencia. ¿Cómo descubriste tu vocación? 

Ya en la carrera teníamos la asignatura de pedagogía, así que enseguida tuve la oportunidad de entrar en el mundo de la docencia. Siempre me ha encantado poder transmitir al estudiantado mis conocimientos. Normalmente, he compaginado la docencia con el trabajo práctico en empresas y grandes organizaciones, que también me gusta, me complementa y aporta nuevos y más conocimientos (que después puedo compartir con el alumnado).

Siempre me ha encantado poder transmitir al estudiantado mis conocimientos.

Tus inicios profesionales fueron ‘típicos’: trabajaste como profesora de plástica en un colegio. Poco a poco pasaste al mundo universitario presencial y ahora, te has incorporado en la UOC como tutora. ¿Hay un hilo común?

Después de terminar mis estudios universitarios empecé a trabajar como profesora y poco a poco de la escuela pasé a la universidad, impartiendo clases también, hasta llegar a la coordinación de un grado universitario en Creación Artística para Videojuegos y Juegos Aplicados en la Escola de les Noves Tecnologies ENTI-UB, dirección de másters, tutorización de TFG y TFM, así como tutorías a alumnos en el máster universitario online. El hilo común entre todo ello es sin duda la atención al alumnado, que es el centro y la clave del mundo de la enseñanza. La atención al alumnado es una oportunidad para poder ayudar en todo momento a solucionar problemas que estén a mi alcance y ayudar a superar las distintas asignaturas y semestres hacia su éxito.

¿Qué retos se te plantean, qué ilusiones te mueven en esta nueva etapa en la UOC?

Retos… ¡todos! Poder ayudar a alguien que decide iniciar unos estudios, con toda la ilusión y las dudas que esto implica; poder estar a su lado y realizar seguimiento del curso en las diferentes asignaturas… Todo lo que esto supone resulta de mi interés. El reto es realmente poder estar a la altura y que ningún estudiante salga con sensaciones negativas o se sienta perdido en un proceso de matriculación o en una asignatura cuando no entiende porque no le ha ido bien. También cómo ayudar al estudiantado a conseguir el éxito para la superación de su máster, así como poder acompañarlo en su trabajo final de máster, en su aplicación práctica y profesional posterior.

¿Qué crees que aporta el máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC a la formación ya existente? ¿Y a la profesión? 

Desde mi opinión este máster aporta el sistema online de la UOC de una manera totalmente práctica, ofrece una especialización dentro de la programación de los videojuegos centrada sobre todo en el motor gráfico de Unity en 3D.

Para desarrollar videojuegos hace falta tener conocimientos técnicos, sensibilidad y creatividad.

¿Cuándo y cómo te adentras en el mundo de los videojuegos? 

Hace mucho tiempo, no recuerdo cuando. Primero de todo fui jugadora, pero mi interés en los videojuegos surge sobre todo en el momento en que me proponen aplicar mis conocimientos de diseño a la creación de videojuegos como profesora en el año 2006. Normalmente, cuando entro en el Apple Store y busco un juego nuevo lo primero que hago es mirar su estética y las imágenes de sus personajes. Supongo que es por defecto profesional, y por mi formación. Analizo su estilo, su color y composición y, en función de su gráfica en conjunto, elijo el juego o no. Lo mismo me sucede cuando selecciono juegos para otras plataformas, ya sean indies o AAA. Posteriormente, miro el tipo de juego, su género y sus mecánicas, por si acaban de encajar con mis preferencias. Al compartirlo con mi alumnado, me doy cuenta de que no soy la única que lo hace. 

¿Qué habilidades debe tener un/a buen/a programador/a o diseñador/a de videojuegos? 

Aparte de todos los conocimientos técnicos relacionados, como la programación o el estudio de motores gráficos, también es necesario tener sensibilidad y creatividad para desarrollar toda la parte narrativa o el diseño de niveles. También es relevante tener algunos conocimientos sobre arte para colaborar conjuntamente con artistas 2D y 3D en la producción de los videojuegos.

Formas parte de Women in Games, asociación que promueve y visualiza a las mujeres desarrolladoras de videojuegos. ¿Por qué hace falta una asociación como ésta? ¿Qué os lleva a ponerla en marcha? 

El sector de los videojuegos es, sobre todo, un sector masculino. Si los videojuegos son creados por hombres en su gran mayoría, su público también será masculino. Hoy en día aún hay pocas desarrolladoras de videojuegos. Por este motivo hay varias asociaciones que, como Women in Games, buscan reivindicar la presencia de mujeres en la tecnología, la programación y los videojuegos. Como decía, el sector es sobre todo masculino, y hoy en día aún hay videojuegos que contienen escenas violentas o que cuentan con personajes femeninos demasiado desarrollados (como el caso de Lara Croft). Afortunadamente, las universidades también están apostando por luchar contra estos tópicos desacertados.

¿Por qué crees que sucede? 

Es un tema de cultura y de formación. Hasta hace unos años, el aprendizaje de la tecnología no atraía a las niñas desde pequeñas. Por suerte, cada vez más, esta barrera se va superando y se está incentivando para que se produzca un cambio. Para lograrlo, tenemos que trabajar con mucha perseverancia y animar a las chicas a adentrarse en el mundo de la tecnología y la programación de los videojuegos.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Redactora col·laboradora
Comentarios
Deja un comentario