Repensando las innovaciones democráticas: ¿hacia una gobernanza participativa?

21/09/2023
Gobernanza participativa Foto de Adina Voicu en Pixabay.

¿Pueden los movimientos sociales introducir elementos de cambio en la manera de funcionar de las instituciones políticas y avanzar hacia una gobernanza participativa? El libro editado recientemente por Adrian Bua y Sonia Bussu, Reclaiming Participatory Governance: Social Movements and the Reinvention of Democratic Innovation, aporta una visión, tanto teórica como empírica, sobre las estrategias de los movimientos sociales para transformar las instituciones políticas mediante nuevas formas de gobernanza democrática a través de la participación ciudadana. 

Portada del libro Reclaiming Participatory Governance (Routledge).

El libro incluye el trabajo colectivo de investigadores que abordan el tema desde distintos países, casos y experiencias, y que muestran tanto el potencial de cambio como los retos y problemas que surgen de este tipo de innovaciones. Puede consultarse un resumen de todas estas aportaciones en una serie de apuntes publicados en el Agora del Participatory and Deliberative Democracy Specialist Group. El libro fue presentado en la Universidad de Birmingham, y se prevé hacer otra presentación en octubre en Barcelona, coincidiendo con el nombramiento de la ciudad como Capital Europea de la Democracia.

Las plataformas digitales como nuevos espacios para la participación ciudadana

Nuestro capítulo («Expanding participatory governance through digital platforms?») trata, en particular, del papel de las plataformas digitales como nuevos espacios para la participación ciudadana y para una gobernanza participativa. El análisis se centra en el caso de la plataforma Decidim, que ha ido ganando peso en los últimos años entre los municipios catalanes, y hace hincapié en los retos y problemas que conlleva la digitalización de procesos participativos. Este caso es un ejemplo interesante de la combinación de la lógica de los movimientos sociales (singularmente aquellos que han promovido tecnologías cívicas como herramienta de radicalización democrática) con la lógica institucional de las administraciones públicas (que son quienes finalmente ejecutan las políticas de participación).

A partir de entrevistas en profundidad y cuestionarios dirigidos a los responsables municipales de implementar Decidim, mostramos que los municipios que han conseguido un mayor volumen de ciudadanos registrados en la plataforma comparten algunos rasgos similares. Por un lado, se trata de municipios que cuentan con el apoyo político, la voluntad y los recursos necesarios para apostar por la participación ciudadana. Pero, al mismo tiempo, también son municipios que han sufrido algunas fricciones con las estructuras previas de participación. Por ejemplo, han tenido dificultades para adaptar los procesos participativos ya existentes a la manera de funcionar de la plataforma, o han detectado reticencias de entidades y asociaciones locales que temen verse desplazadas por la participación más individual.

Estas tensiones muestran parte del potencial rompedor de las plataformas digitales a la hora de abrir nuevos resquicios para la participación ciudadana. No hay que olvidar que una de sus promesas es llegar a nuevos públicos y aumentar el volumen de participantes. Sin embargo, hay un dilema de fondo: si la participación ciudadana aspira a ser transformadora, con la consiguiente transferencia de capacidad decisoria a la ciudadanía, es inevitable que surjan tensiones y problemas que habrá que saber gestionar adecuadamente. La simple digitalización, sin profundizar en su potencial participativo, es un camino seguramente más plácido y sencillo. Pero también es la vía más rápida para que las plataformas caigan en la irrelevancia o faciliten un cierto “tecnopopulismo”, tal como algunos autores detectan que se ha experimentado en Madrid (Mota y Herranz, 2023).

(Visited 159 times, 1 visits today)
Autores / Autoras
Profesor de Ciencias Políticas y de la Administración en la Universidad Oberta de Catalunya. Miembro del grupo eGobernanza, Administración y Democracia Electrónica (GADE), investiga la desintermediación política en el ámbito de los partidos políticos y la administración pública producto de la introducción de las TIC.
Comentarios
Deja un comentario