La salud digital ha llegado para quedarse: ¿te unes?

14/02/2024
La salud digital ha llegado para quedarse. ¿Te unes? Foto: Freepik.

En un mundo donde la digitalización está reescribiendo las reglas de prácticamente todo, incluyendo la esfera vital de la salud y el bienestar, expertos como Antoni Baena Garcia, profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, aprovechan su faceta pedagógica para guiarnos a través de esta emocionante transformación. Como director del máster universitario de Salud Digital (E-health) de la UOC, Baena compartió su valiosa perspectiva en la ponencia «La salud digital ha llegado para quedarse. ¿Quieres liderar el sector?», un evento online enmarcado dentro de la IV Feria Virtual de Empleo de la UOC y que tuvo por objetivo desvelar cómo la tecnología está revolucionando el panorama de la salud.

La presentación de Baena comenzó destacando la velocidad a la que estamos avanzando hacia un nuevo paradigma en la salud. El experto subrayó la importancia de “tener profesionales suficientemente formados en competencias digitales” para que estas personas “lideren el cambio del paradigma en el cual estamos actualmente inmersos y que va a una velocidad impresionante”. Las palabras de Baena fueron una llamada a la acción para que los sanitarios no se limiten a “ser únicamente espectadores de dicho cambio”.

La transición hacia una «sociedad red», donde la conectividad es omnipresente, está impulsando una transformación radical en el sector de la salud. En este nuevo contexto, donde «prácticamente nadie se encuentra desconectado de la red en ningún momento del día», surgen innovaciones como el concepto del «hospital líquido». Este modelo, que Baena califica de “muy interesante”, se centra en el paciente y contribuye a “diluir muros”, facilitando un contacto más directo y personalizado con el sistema sanitario.

El hospital líquido representa tanto el presente como el futuro de la sanidad, basándose en la digitalización de procesos para ofrecer atención sanitaria desde el hogar del paciente. Utilizando tecnologías como consultas online o telemonitorización, este modelo permite que los pacientes reciban atención a través de sus móviles u ordenadores, rompiendo las barreras físicas tradicionales del cuidado médico. Baena enfatiza la necesidad de adaptar el sistema sanitario a las necesidades de una población que envejece, que enfrenta enfermedades crónicas y que, cada vez más, gestiona su propia salud de manera autónoma. Este enfoque centrado en el paciente requiere una cocreación desde el principio: «ya no sirve crear una aplicación y luego evaluar cómo está impactando a la gente, sino que para crearla ya tienes que contar con el usuario final desde el principio». Este modelo de colaboración y participación activa de los pacientes en su atención médica está redefiniendo la forma en que concebimos y entregamos los servicios de salud en la era digital.

Empoderamiento del paciente… y de los profesionales

Este enfoque innovador de centrar la atención en el paciente lleva consigo una ventaja significativa: el empoderamiento del paciente en relación con su propia salud. Baena profundiza en este concepto, explicando que colocar al paciente en el núcleo del sistema sanitario conlleva permitir que “ellos mismos puedan tomar decisiones sobre su propia salud». Esta filosofía de atención médica no solo promueve una mayor autonomía del paciente, sino que también fomenta una participación activa en su tratamiento y bienestar

Sin embargo, la transición hacia este nuevo paradigma de salud no solo implica la disponibilidad de tecnología avanzada. Es igualmente crucial que los profesionales estén adecuadamente equipados con competencias digitales específicas para afrontar estos retos. Baena insiste en la necesidad de una formación integral que permita aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece la tecnología en el ámbito de la salud. Esta formación debe ir más allá del mero manejo de herramientas tecnológicas: también debe incluir una comprensión profunda de cómo estos recursos pueden ser empleados para mejorar el cuidado y el bienestar de los pacientes. 

Además, Baena hace hincapié en la importancia de empoderar también a los profesionales de la salud. Esta capacitación no solo abarca el conocimiento técnico, sino también una «valoración muy sosegada» de las tecnologías emergentes. Subraya la necesidad de que toda tecnología implementada en el sector sanitario contenga un componente ético intrínseco. Este enfoque garantiza que la adopción de innovaciones digitales en la salud no solo sea eficiente y efectiva, sino también responsable y centrada en el bienestar humano. La formación en salud digital, por lo tanto, se convierte en un elemento esencial para garantizar que los expertos estén no solo técnicamente preparados, sino también éticamente orientados para liderar en este campo en constante evolución.

Formación en salud digital en la UOC

Como en tantos otros campos, la pandemia aceleró la digitalización en salud, evidenciando una brecha en las competencias digitales de muchos profesionales. Según Baena, hay urgencia de formar profesionales capacitados para liderar esta revolución digital.

El máster universitario de Salud Digital (E-health) de la UOC busca cubrir esta necesidad formativa. Baena describió el programa como único en España y destacó su carácter internacional gracias a la participación de estudiantes de Latinoamérica, lo que enriquece el enfoque del máster. «Tenemos muchos compañeros que vienen de Latinoamérica, lo cual nos enriquece porque lo que hacemos es adaptar sobre todo los contenidos al sistema sanitario tan diferencial que puede haber en otros países».

El programa abarca desde la ciencia de datos y el empoderamiento de pacientes hasta aspectos éticos y de liderazgo. Además, Baena destaca la importancia de un enfoque holístico y sostenible en la salud digital.

Con el objetivo de ofrecer unos contenidos amplios y de calidad, el máster cuenta con 16 profesores responsables de asignaturas especializados en salud digital y más de 55 docentes colaboradores “que están diariamente trabajando en salud digital” aclara Baena, destacando la importancia de ofrecer contenidos “constantemente actualizados”.

Como es habitual en los estudios de la UOC, el máster online de Salud Digital cuenta con un fuerte componente práctico. De hecho, tal y como destaca Baena, «varios de los trabajos finales del máster se están aplicando», un hecho que demuestra el impacto real y tangible del programa en el sector de la salud digital.

La digitalización de la salud no es solo un fenómeno tecnológico, sino también un cambio cultural profundo y necesario. A través de su labor educativa en el máster universitario de Salud Digital (E-health) de la UOC, Baena no solo está formando a los que él llama futuros “líderes de este cambio”, sino que también está sentando las bases para un sistema de salud más inclusivo, colaborativo y ético que se adapte a los desafíos que están por llegar. 

Recupera la ponencia La salud digital ha llegado para quedarse. ¿Quieres liderar el sector?:

(Visited 124 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Redactora de continguts
Comentarios
Deja un comentario