Invasión del espacio público en Realidad Aumentada

27 de febrero de 2018
Sebastian-Errazuriz-vandalises-Snapchat-Jeff-Koons-Balloon-Dog-art-itsnicethat-1

A principios de octubre, Snapchat lanzó un proyecto de Realidad Aumentada mediante el cual situaba  una serie de esculturas de Jeff Koons en el espacio público de distintas ciudades del mundo: Londres, Dublín, Nueva York, París, Atlanta, Toronto, Sydney, Río de Janeiro, Tokyo, Moscú, Oslo, Chicago, Miami, Dubai… Koons es un artista estadounidense conocido por reinventar objetos cotidianos, como un simple animal de globos, en obras de arte icónicas que no pasan desapercibidas por nadie.
Al día siguiente, el artista Sebastian Errazuriz y su estudio Cross Lab crearon una versión «vandalizada» de la pieza de Koons, denunciando que proyectos como este invaden el espacio público con contenidos creados por empresas. El equipo cubrió de grafitis la obra y la etiquetó geográficamente en las mismas coordenadas, «como si fuera el resultado de una protesta nocturna». El artista neoyorkino critica: «Con el tiempo, los límites entre realidad y realidad virual desaparecen. El mundo virtual, donde se producen la mayoría de nuestras interacciones sociales, se convierte en nuestr realidad. Una vez que empezamos a experimentar el mundo mayoritariamente a través de RA, nuestro espacio público estará dominado por contenidos corporativos diseñados para manipular y controlar inconscientemente». Para Errazuriz, debemos preguntarnos qué parte de nuestro espacio público virtual estamos dispuestos a dar a las empresas.
El debate está servido: ¿cuál es el límite del espacio público en la realidad virtual? ¿Todo vale?

Una historia que viene de lejos

«Invadir» espacio público y espacios expositivos con obras de arte en Realidad Aumentada no es algo nuevo. Recuperamos el caso de los Pabellones invisibles y la respuesta de Manifest.AR: Invisible@Hayward Gallery.

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario