No hay «Arte» en el App Store

12 de noviembre de 2015
Captura de pantalla 2015-11-12 a las 7.47.02

Desde que se lanzó en 2008, la App Store de Apple proporciona un modo eficiente de comprar software para sus dispositivos, que combina la facilidad con la que se realiza la transacción económica, la descarga e instalación del software y un ecosistema propio que asegura (en principio) que el software es compatible y puede emplearse directamente. La creciente popularidad de smartphones y tablets, que lideran productos de Apple como el iPhone o el iPad, ha hecho que cada vez más usuarios consuman contenidos y compren software (desde apps de productividad a videojuegos) a través de la App Store. Esta plataforma de venta domina así el acceso de los desarrolladores a sus clientes potenciales: es como si todo el mundo comprase en un mismo supermercado. La visibilidad de las apps en el App Store es un factor esencial para su distribución y potencial éxito. Las más populares y aquellas que pueden comprar un espacio promocional aparecen en lugares destacados del App Store; otras esperan en un inmenso catálogo que cuenta con alrededor de 1,5 millones de apps.

Ya en 2009, diversos artistas trabajaban con las posibilidades del iPhone como dispositivo para mostrar obras de arte, creando apps interactivas basadas en proyectos que habían desarrollado para museos y galerías. Scott Snibbe y LIA son dos de los artistas más prolíficos en la creación de apps (ver los artículos «Portátil y hermético: arte en el iPhone» parte 1 y parte 2 publicados en este blog), algunas de las cuales suponen a su vez una recuperación de proyectos creados para web que habían quedado inutilizados. Cuando empezó a crear sus apps para iOS, LIA advirtió que la App Store carecía de una sección de «Arte», por lo cual decidió crear la web iPhoneArt, en la que ha publicado una lista de algunas apps creadas por artistas. Otra fuente de información sobre proyectos artísticos y de diseño creados para iOS son los artículos publicados por el artista e investigador Jonah Brucker-Cohen en Rhizome entre 2009 y 2015.

Si bien el entorno de iOS no parece haberse consolidado como una opción de peso para el arte digital, son numerosos los artistas que crean apps vinculadas a sus proyectos, a la vez que las instituciones del mundo del arte incorporan este recurso a sus canales de comunicación con el público. Prueba de la popularidad que tienen las apps en el mundo del arte y la importancia de disponer de un espacio propio para diferenciar este software de los videojuegos, editores de texto o programas de retoque de fotos es +ArtApp, la reciente iniciativa lanzada por los artistas Seth Indigo Carnes y Serkan Ozkaya y la galerista Paulina Bebecka de Nueva York, quienes han creado una petición abierta a Apple para que incluya en su App Store la categoría «Arte» y facilite de esta manera la visibilidad de las apps dedicadas al mundo del arte, tanto aquellas que crean los museos para facilitar el conocimiento de sus colecciones y la visita a sus salas como las que crean diversos artistas como obras de arte.

La posible creación de una categoría de «arte» en la App Store podría dar relevancia a las obras creadas por artistas y vincularlas a las apps creadas por museos y centros de arte, en una selección similar a la que proponen Carnes, Ozkaya y Bebecka en la lista que incluyen en su web (curiosamente, no hay mención alguna a LIA o la web que creó y fue finalista de los Webby Awards hace unos años). No obstante, crear dicha categoría supondría para Apple el quebradero de cabeza asociado con la interminable discusión acerca de la definición del arte (particularmente si consideramos que en EE.UU. se suele denominar «art» cualquier tipo de ilustración o imagen) e implica la necesidad de crear sub-categorías (como las que proponen en +ArtApp) que complican aún más la intención inicial de dar visibilidad al arte en el App Store. En suma, la petición posiblemente no conduzca a ningún cambio sustancial en el App Store, pero señala la importancia que tiene esta plataforma y la creciente tendencia a consumir arte a través de dispositivos móviles como el iPhone y el iPad.

 

 

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario