Rompiendo la brecha de género en tecnología: hablan las becadas de la Escuela de Programación de la UOC

4 marzo, 2024
Estudiantes de la Escuela de Programación de la UOC Sara Galera, Carmen Leonor Briceño y Natalia Mariela García, estudiantes de la Escuela de Programación de la UOC.

“Me fascina la capacidad que tiene la programación para resolver problemas de forma eficiente y crear soluciones innovadoras. La iniciativa de acercar el mundo de la programación a más mujeres es fundamental para cerrar la brecha digital y crear un entorno más diverso e inclusivo en la industria tecnológica”. Son palabras de Carmen Leonor Briceño, ingeniera técnica en informática de gestión y una de las chicas que ha cursado estudios en la Escuela de Programación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) gracias a una beca que han ofrecido conjuntamente la UOC y NTT DATA, empresa de consultoría tecnológica que se ha aliado con la Universidad para promover el talento femenino en el ámbito tecnológico y ayudar a cubrir la gran demanda de profesionales de la programación existente en el mercado.

Carmen es una de las veinticinco chicas que se han beneficiado de estas becas, que financian el 90 % del coste de la matrícula de los estudios, en los que se han formado durante un semestre en los lenguajes de programación JavaScript y Python. Además de la formación en estas disciplinas, las estudiantes han participado en dos webinars realizados por NTT DATA para conocer cómo es el trabajo habitual de los programadores y las competencias más valoradas en estos profesionales, además de cómo prepararse para procesos de selección. La empresa japonesa también entrevistará a algunas estudiantes de cara a una posible incorporación a la empresa. 

Natalia M. García Luna, ingeniera en Sistemas de Información con estudios de Dirección y Administración de Empresas y de Big Data Analytics, afirma que ha sido «una gran experiencia estudiar en la Escuela de Programación de la UOC«. “He podido hacerlo a mi ritmo, lo que es una buena opción para conciliar estudios con el trabajo y la vida personal. Valoro mucho el apoyo del profesor y la tutora del aula, fundamental en un proceso de aprendizaje. La recomiendo a todo el mundo que quiera estudiar un lenguaje de programación, sea desde cero o para adquirir más nivel”.

El perfil de Sara Galera Naranjo es diferente al de Carmen y Natalia, que ya tenían estudios relacionados con la informática. Galera estudió Medios Audiovisuales y realizó un máster en Experiencia de Usuario y Diseño de Interacción. Acceder a la posibilidad de formarse como programadora con esta beca le permitirá enfocar su carrera a un tema que le interesa especialmente, la accesibilidad y la creación de productos digitales accesibles. “Como diseñadora UX/UI a menudo veo diseños muy atractivos visualmente, pero que no pueden desarrollarse técnicamente. Los conocimientos en programación adquiridos en la UOC me permitirán evitar estos imprevistos porque, de entrada, ya sabré si ese diseño es funcional o no”, explica. Sara opina que estos estudios le ayudarán a ser “un perfil más polivalente en el mundo laboral”.

Romper la brecha de género en un sector tradicionalmente masculino

La colaboración entre la UOC y NTT DATA quiere contribuir a fomentar el talento femenino en el ámbito tecnológico y ofrecer oportunidades para que más mujeres puedan trabajar como programadoras, una profesión en la que la mayoría de los profesionales son hombres. Como dice Carmen Leonor Briceño, la iniciativa “demuestra un genuino compromiso con la inclusión y la equidad de género. Estoy agradecida por esta oportunidad y por el impacto positivo que tiene en mi desarrollo profesional y en la comunidad”. 

Por su parte, Natalia García asegura que «oportunidades como la que ofrecen la UOC y NTT DATA son fundamentales para hacer avanzar la igualdad de género y construir un futuro más inclusivo y equitativo«. Sara Galera afirma que, aunque “profesiones como la de programador carecen de género, tradicionalmente han sido concebidas por el género masculino. Iniciativas como estas pueden animar a las chicas a empezar a construir una carrera laboral en este sector”. 

Las veinticinco chicas becadas pueden seguir formándose durante el próximo semestre para conseguir un nivel más elevado como programadoras e incorporarse a un mercado laboral muy necesitado de perfiles como los suyos.

(Visited 415 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario