Desconexión sí, pero como derecho de la persona trabajadora y obligación del empresario

18 mayo, 2022
desconexion-digital

Uno de los artículos que integran el núm. 36 de la Revista IDP es ¿Derecho a la desconexión u obligación empresarial de desconexión remota? Retos legislativos desde la perspectiva laboral, escrito por Montse Solé-Truyols. Publicamos en este blog algunos aspectos destacados del mismo.

(Más abajo encontraréis la versión en catalán de este contenido.)


En la práctica, la supuesta flexibilidad que el teletrabajo u otras formas de trabajo online deberían aportar, se convierte muy a menudo en el inconveniente de dedicar muchas más horas al trabajo, y además, fuera de las horas consideradas laborales. La tecnología permite la conectividad permanente, pero a expensas del descanso y de la vida privada de la persona trabajadora. Es lo que se conoce como «paradoja de la autonomía».


Desde la perspectiva laboral, la jornada de trabajo legalmente prevista es de aplicación en el contexto físico y en el contexto digital. Nada impide que el empresario y la persona trabajadora pacten lo que les convenga, pero sin sobrepasar los máximos establecidos por la ley. Fuera del horario pactado, el trabajador/a no debe responder a las órdenes de su superior. Esto, que es muy sencillo en el ámbito presencial, es mucho más complejo en el ámbito digital.


El derecho a la desconexión que algunos países como España, Francia o Italia han incorporado a sus respectivas legislaciones y que el Parlamento Europeo propone sea adoptado en todos los Estados Miembros de la UE, no soluciona el problema. No puede decirse que sea una medida eficaz para garantizar el descanso del/a trabajador/a porque no tiene en cuenta la correlación de derechos y deberes propios de la relación laboral. Es decir, no tiene en cuenta, que el derecho al descanso es una obligación del empresario que le impide comunicarse con el/la trabajador/a fuera de la jornada pactada.
Una posible opción sería establecer una obligación empresarial de desconexión remota, una vez cumplida la jornada. Se trata de una posibilidad que conviene explorar legalmente para garantizar el descanso de los trabajadores digitales, pero también es un tema complejo que presenta retos importantes y que en el artículo identificamos algunos.


Para un mayor desarrollo de tales cuestiones, puede consultarse la integridad del mencionado artículo en: Sole-Truyols, Montse. «¿Derecho a la desconexión u obligación empresarial de desconexión remota? Retos legislativos desde la perspectiva laboral». IDP. Revista de Internet, Derecho y Política, [en línea], 2022, Nº. 36, https://doi.org/10.7238/idp.v0i36.397055

Desconnexió si, però com a dret de la persona treballadora i obligació de l’empresari

A la pràctica, la suposada flexibilitat que el teletreball o altres formes de treball en línia haurien d’aportar, es converteix molt sovint en l’inconvenient de dedicar moltes més hores a la feina, i a més, fora de les hores considerades laborals. La tecnologia permet la connectivitat permanent, però a costa del descans i de la vida privada de la persona treballadora. És el que es coneix com a “paradoxa de l’autonomia”.

Des de la perspectiva laboral, la jornada de treball legalment prevista és aplicable en el context físic i en el context digital. Res impedeix que l’empresari i la persona treballadora pactin el que els convingui però sense sobrepassar els màxims establerts per la llei. Fora de l’horari pactat, el treballador/a no ha de respondre a les ordres del seu superior. Això que és molt senzill en l’àmbit presencial, és molt més complex en l’àmbit digital.

El dret a la desconnexió que alguns països com Espanya, França o Itàlia han incorporat a les respectives legislacions i que el Parlament Europeu proposa sigui adoptat a tots els estats membres de la UE, no soluciona el problema. No es pot dir que sigui una mesura eficaç per garantir el descans del/a treballador /a perquè no té en compte la correlació de drets i deures propis de la relació laboral. És a dir, no té en compte, que el dret al descans és una obligació de l’empresari que li impedeix comunicar-se amb el/la treballador/a fora de la jornada pactada.

Una possible opció seria establir una obligació empresarial de desconnexió remota, un cop complerta la jornada. Es tracta d’una possibilitat que convé explorar legalment per poder garantir el descans dels treballadors digitals, però també és un tema complex que presenta reptes importants. L’article n’identifica alguns.

Es pot consultar l’article complet a: Sole-Truyols, Montse. «Dret a la desconnexió o obligació empresarial de desconnexió remota? Reptes legislatius des de la perspectiva laboral». IDP. Revista d’Internet, Dret i Política, [en línia], 2022, Núm. 36, https://doi.org/10.7238/idp.v0i36.397055

(Visited 10 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Es licenciada en Filología Catalana (2009) y en Derecho (2011) por la UOC, y doctora internacional en Derecho (2017) por la Universitat Pompeu Fabra. Sus intereses de investigación se centran en el derecho laboral comparado, especialmente con el de los países nórdicos. Actualmente, su línea de investigación prioritaria gira en torno al trabajo digital y el análisis de los cambios legislativos derivados de las nuevas tecnologías. 
Comentarios
Deja un comentario