Dos estudiantes de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, premiadas por promover hábitos saludables con sus trabajos de final de máster

25/11/2022

Las estudiantes de máster de la UOC María Rosillo e Iris Martín han sido distinguidas por sus trabajos de final de máster en la convocatoria 2022 de Premios de la Red Catalana de Universidades a los mejores trabajos finales de grado y de máster en el ámbito de la promoción de salud en relación con los objetivos de desarrollo sostenible y la promoción de hábitos saludables. Los galardones se entregaron el pasado 7 de octubre, coincidiendo con el Día Mundial de las Universidades Saludables.

Estos seis galardones, con una dotación económica total de 6.000 € y a los que se han presentado un total de 180 trabajos de distintas universidades catalanas, tienen por objetivo promover la incorporación de la salud en la docencia y la investigación, así como fomentar el bienestar entre los estudiantes concienciándolos acerca de la importancia de adquirir unos hábitos de vida saludables.

Rosillo, que cursó el máster de Nutrición y Salud de la UOC, ha centrado su trabajo en la promoción de hábitos alimentarios saludables y sostenibles en los adolescentes. Y Martín, por su parte, graduada del máster de Salud Digital (E-health) de la UOC, en su TFM ha investigado sobre las barreras y facilitadores para implementar la historia clínica electrónica en los sistemas sanitarios.

María Rosillo: “He podido aplicar los conocimientos adquiridos en el máster a mi trabajo en el instituto con los adolescentes. Les he ayudado a adoptar algunos hábitos más saludables”

María Rosillo, estudiante del máster universitario de Nutrición y Salud de la UOC.

María Rosillo actualmente es profesora de biología en el Instituto Fuentenueva, en El Ejido (Almería). Tras comenzar a trabajar en distintos centros de enseñanza públicos andaluces, optó por realizar el máster de Nutrición y Salud impartido por la UOC para “subir puntos en la bolsa de profesorado” y también porque “desde siempre me había interesado el tema de la nutrición y pensaba que podría aplicar los conocimientos que adquiriera a mi trabajo con los adolescentes”.

“En el día a día, se me ponen los pelos de punta cuando veo en la cantina cuál es el menú que más piden los chavales: son capaces de almorzar a media mañana una hamburguesa, chucherías, patatas de bolsa…. Está claro que no se alimentan como debieran y pensé que podría ayudarles”, explica esta profesora.

Durante el curso 2021-2022, durante su experiencia laboral en el IES Murgi (El Ejido, Almería), Rosillo realizó un diseño de intervención que pudo poner en práctica con su alumnado de primero de la ESO. “Tengo bastante experiencia en el diseño de actividades para adolescentes, sabía que podía funcionar, pero no esperaba que fuera tan bien”, confiesa, sorprendida. Rosillo planteó cuatro sesiones en las que trataba conceptos concretos de nutrición y en las que hacía participar a los chavales para, todos juntos, llegar a una solución para cada problema. 

“Partíamos de preguntas como ‘¿qué habéis desayunado hoy?’ para durante la sesión diseñar juntos un desayuno sano para cada día, por ejemplo”, resume esta profesora, que destacada, con orgullo, que “a pesar de que son pequeños [tienen entre 12 y 13 años] y de que muchas decisiones, sobre todo de qué comprar, aún no están en sus manos, sí que notamos que se producían mejoras: algunos empezaron a desayunar, otros a optar por almuerzos más saludables, a reducir el consumo de golosinas y patatas”.

La tutora del TFM María Rosillo ha sido Paula Sol Ventura, profesora colaboradora del máster universitario de Nutrición y Salud de la UOC y pediatra que centra su investigación en el ámbito de la sostenibilidad alimentaria.

Iris Martín: “La historia clínica digitalizada es una herramienta de comunicación fundamental entre el personal sanitario y la población en general”

Iris Martín, estudiante del máster universitario de Salud Digital (E-health) de la UOC.

Asegura Iris Martín que ella es “una enfermera rara”. Y es que, aunque tal vez lo más habitual es optar por la vertiente asistencial de esta profesión, ella se sintió atraída por la implementación de la historia clínica de los pacientes. Y a ello se dedica desde hace 16 años. Tras acabar los estudios en enfermería, comenzó a trabajar en una consultora en Canarias y luego, en 2009, saltó al servicio canario de salud. “El máster universitario de Salud Digital (E-health) de la UOC me permitía diferenciarme, especializarme aún más. Y me encantó, sentí que avanzaba y profundizaba en mis conocimientos”, asegura Martín.

Esta enfermera asegura que aquello que no se registra no se ve. “Se hace mucho trabajo en hospitales, mucho en enfermería concretamente, que no queda registrado porque no hay tiempo y si no se registra, parece que no se le da importancia. Con una historia clínica podemos ofertar protocolos de cuidados, medir cargas de trabajo real. Es una herramienta de comunicación fundamental”, asegura.

También de cara al usuario del sistema de salud, disponer de su historia clínica digitalizada es una ventaja. “Poder tener acceso desde cualquier lugar a mi información clínica es fundamental para que el continuo de cuidados del paciente no se pierda”, considera esta enfermera, que pone un ejemplo más para visibilizar la crucial importancia de contar con un historial clínico electrónico. “Imagina que llegas a urgencias con tu hijo, en una situación de mucha gravedad. En ese momento, ¿crees que tendrás la paciencia y el temple de poner en antecedentes al médico de urgencia, y explicarle la historia clínica del niño?”, pregunta.

Martín trabaja en la actualidad en un proyecto apoyado por diversas comunidades autónomas para lograr una historia clínica única con el objetivo de que haya interoperabilidad no solo a nivel español, sino también europeo. “Aunque desde hace años se alegan problemas técnicos para lograrlo, lo cierto es que el principal escollo somos las personas. Debemos tener en cuenta desde el prediseño del proyecto a los usuarios finales: el personal sanitario y los usuarios receptores de la asistencia (pacientes expertos, asociaciones de pacientes, escuelas de pacientes, etc.). Diseñar una herramienta en la que todas las partes aporten y participen. Solo así el proyecto puede ser fructífero”, afirma Martín.

(Visited 28 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario