Alba Argüelles: “Para ser un buen analista de datos hay que combinar un perfil técnico con habilidades blandas”

9 March, 2023
Alba Argüelles, profesora colaboradora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC. Alba Argüelles, profesora colaboradora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.

Alba Argüelles es licenciada en Matemáticas por la Universidad de Oviedo y posee una amplia formación y experiencia en Big Data y ciencia de datos. Desde hace cuatro años es Head of Data Science en Merkle España, una compañía especializada en Customer Experience Management basado en datos y experta en desarrollar experiencias de cliente únicas y personalizadas.

Aunque cuando estudió la carrera de Matemáticas tenía claro que no quería dedicarse a la docencia, la vida son cambios y Argüelles se presentó hace más de cinco años a una entrevista de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Desde entonces, compagina su trabajo en Merkle España con el de profesora colaboradora y directora de TFM en el máster de Inteligencia de Negocio & Big Data Analytics de la UOC.

Por si esto fuera poco, participa en distintos eventos y webinars de Big Data y Business Intelligence. En esta línea, recientemente ha sido ponente del webinar Data Science: ¿Qué hace un científico o científica de datos en una empresa de servicios?, organizado por los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC

Cuando eras pequeña, ¿qué querías ser de mayor?

Pasé por todas las profesiones posibles, me gustaban demasiadas cosas: lo primero que recuerdo que quería ser era cantante, luego pasé por médica forense, psiquiatra, veterinaria, peluquera, científica, economista, periodista…

¿Lo tenías más claro conforme pasaban los años?

¡Para nada! A la hora de decidir qué estudiar seguía con muchas dudas, ya que me gustaban diferentes profesiones y bastante dispares. Me quedé pensando si estudiar matemáticas o filosofía unas semanas.

Son dos carreras muy diferentes entre ellas. ¿Qué te llamaba la atención de cada una de ellas?

Matemáticas era la carrera a la que menos tiempo tenía que dedicarle para tener buenas notas, y filosofía porque en aquella época leía muchos libros de filosofía. Al final, me decanté por matemáticas y mi teoría de que no tenía que dedicarle tiempo se vino abajo cuando supe en primera persona lo que era un suspenso.

La carrera me pareció dura, pero mereció la pena el conocimiento adquirido. Durante la carrera no pensaba a qué me dedicaría, solo tenía claro que no quería dedicarme a la enseñanza. Compaginaba los estudios con trabajar los fines de semana y vacaciones haciendo mojitos en La Bodeguita del Medio, bar emblemático de Gijón, del cual tengo muy buen recuerdo. Cuando llegase el momento, ya vería a que dedicarme. ¡En aquel entonces no había ni oído hablar de la ciencia de datos!

Cuéntanos en qué momento el Big Data y el Business Intelligence se cruzan en tu camino.

Cuando terminé los estudios, entré de becaria a EDP España, donde el trabajo era bastante rutinario. Cualquier persona que me conozca un poco sabe que esto me aburre… así que antes de terminar la beca empezó mi viaje. La primera parada fue Inglaterra, donde no encontré trabajo. De allí me marché a Santiago de Chile con AIS, consultora catalana que me dio mi primera oportunidad. Fue allí donde conocí la profesión de Data Scientist. Hacíamos modelos de Riesgo Crediticio con SAS y algo se despertó en mí.

Ahí es cuando la ciencia de los datos empieza a llamarte la atención.

Sí. Me sentí realizada al ver que todos los lemas, teoremas y corolarios aprendidos en la carrera tenían aplicación. Estudié en la Universidad de Oviedo la Licenciatura de Matemáticas, que tiene un gran nivel, pero siempre me preguntaba si todo aquello que estudiaba tenía aplicación. Soy una persona muy práctica en algunas cuestiones. Luego ya empecé a saltar de ciudad y empresa, adquiriendo conocimientos y visiones diferentes y ahora ya, más madura y calmada, llevo más de tres años de vuelta. Actualmente, estoy en Gijón, trabajo en una empresa de Marketing Digital (Merkle España) como Head of Data Scientist y tengo un trabajo que realmente me gusta.

¿Qué proyecto en el que has participado recuerdas con más ilusión?

El proyecto que más ilusión me hizo es cuando en pleno confinamiento un grupo de Data Scientists intentamos ayudar a la gestión de un hospital con nuestros modelos estadísticos.

Tengo una espinita dentro de siempre, que es me gustaría aplicar mi conocimiento a ayudar a otras personas, el Marketing me gusta, pero me falta esta parte, quizá sea una cadena y lo lleven a la práctica algunos de mis alumnos en la UOC.

Últimamente, cuando hablamos de algoritmos, una connotación negativa nos viene a la cabeza. ¿Cómo pueden ayudarnos los datos y los modelos predictivos? ¿Son nuestros aliados?

Bueno, una de las ramas que me gusta es la Ética del Dato, no para imponer valores, ya que no soy quién y seguramente los que tengo no sean los mejores, sino simplemente por transparencia. No es un tema sencillo, pero sí necesario.

El proyecto que más ilusión me hizo es cuando en pleno confinamiento un grupo de Data Scientists intentamos ayudar a la gestión de un hospital con nuestros modelos estadísticos.

¿Podemos afirmar que nos encontramos en un mundo basado en la economía de los datos? ¿Por qué?

Creo que queda mucho por hacer, pero vamos a llegar a ello. Me gustaría que todo el tema de la Inteligencia Artificial cobrase más fuerza en la medicina y en todos los sectores públicos para bien común.

¿Hasta qué punto la ciencia de datos está presente en nuestro día a día?

Pues está en todo ya, desde Instagram a los chats de inteligencia artificial, el GPS… Está tan en nuestras vidas como la luz.

La Inteligencia Artificial (IA) está en boca de todos, sobre todo con los chats de IA. ¿Qué opinas de ella?

Cuando estaba en el colegio tenía una amiga con un programa de ordenador al que le hacías preguntas y contestaba, no recuerdo que programa era, siempre me acordé de la tarde que pasé en su casa fascinada con aquello. Cuando mi hermano me mandó el enlace a uno de los chats de IA más conocidos en el momento, recordé esa tarde. Estos chats no han salido ahora, pero son mucho más avanzados y pueden manejar un montón de información y utilizar aprendizaje automático. Me consta que muchas personas lo utilizan en su trabajo diario, es otra pequeña gran revolución.

Me sentí realizada al ver que todos los lemas, teoremas y corolarios aprendidos en la carrera tenían aplicación.

¿Cómo se desarrolla un científico o científica de datos en una empresa de servicios?

Lo ideal es llegar con un sólido conocimiento matemático-estadístico, un buen conocimiento informático y muchas ganas de aprender de negocio. En una empresa de servicio no te puedes acomodar, debes estar en constante aprendizaje, todo evoluciona muy rápido y hay muchos competidores.

Según el informe Empleos Emergentes 2021 de LinkedIn, los analistas de datos y de negocios son actualmente uno de los perfiles más buscados por las empresas. ¿Qué competencias crees que son las más importantes para desarrollar un rol vinculado a la ciencia de datos? 

Tener un perfil técnico, conocimientos sólidos, habilidades blandas y ganas de aprender y trabajar duro.

Antes nos comentabas que una de las pocas cosas que tenías claras es que descartabas dedicarte a la enseñanza. ¿Cómo se presentó la oportunidad de ser docente?

Entre las ciudades en las que viví se encuentra Barcelona, y allí vi una oferta en la que buscaban profesor colaborador para un máster de Big Data y, contra todo pronóstico, acudí a la entrevista. Siempre había descartado dedicarme a la enseñanza, pero el formato de trabajar a distancia y que fuese digamos un trabajo extra me llamaba la atención, me gusta probar cosas nuevas. ¡Esta decisión fue un gran acierto! Estaba bastante nerviosa y expectante. Ahora llevo más de cinco años colaborando con la UOC como profesora colaboradora y directora de TFMs. De esta experiencia destaco dos cosas, el poder estar en contacto con Josep Curto, un profesional destacado del sector, mi jefe en la UOC, y estar en contacto con grandes profesionales. 

Me gustaría que todo el tema de la Inteligencia Artificial cobrase más fuerza en la medicina y en todos los sectores públicos para bien común.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo como profesora colaboradora de ciencia de datos en la UOC?

Lo que más me gusta es ver las ganas de aprender de los alumnos y cómo valoran la ayuda. Aprendo un montón de los alumnos, me sorprende el gran esfuerzo que hacen, ya que la mayoría son personas con puestos destacados, familia y muchísimas ganas de aprender. A veces me pregunto si aprenderán de mí tanto como yo de ellos. 

¿Qué es lo que más te llama la atención de los alumnos que cursan el máster de Inteligencia de negocio?

Destaco la capacidad de trabajo que tienen. Este último semestre el curso ha sido muy bueno y los TFMs que he llevado han sido espectaculares. Llevé dos TFMs y ambos alumnos han sacado un A, dos trabajos con datos reales de sus respectivas empresas con un nivel de detalle de admirar, estoy muy orgullosa.

¿Qué salidas profesionales destacarías del máster de Inteligencia de Negocio y Big Data Analytics de la UOC?

Me atrevo a decir que tienen cabida en cualquier sector dispuesto a sacar conocimiento de sus datos y obtener mejores resultados.

Recupera el webinar ‘Qué hace un científico o científica de datos en una empresa de servicios?’ aquí:

(Visited 517 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Redactora de contenidos.
Comentarios
Deja un comentario