Despacho 42: Composición musical, juegos y creatividad multimedia

24 febrero, 2022

¡Nuevo episodio del podcast Despacho 42! En esta ocasión el profesor César Córcoles y la profesora Susanna Tesconi conversan con Raquel García Cabañas, compositora musical y desarrolladora de juegos y aplicaciones móviles multimedia. Una interesante charla sobre composición musical, juegos y creatividad multimedia. Puedes escuchar el episodio aquí:

Compaginar la composición musical y la programación

Raquel García empezó su andadura profesional en el campo de la composición musical. Sin embargo, a principios de los 2000 quería tener una página web propia en la que se vieran las cosas que hacía y decidió empezar a formarse de manera autodidacta en el campo de la programación. Hoy en día ya acumula cerca de  20 años de experiencia en este sector. 

“Empecé a publicar música en mi página web utilizando el modo de programación y la herramienta de autor del programa Flash. Creaba productos interactivos en los que, al pasar el ratón por encima, empezaba a sonar una canción”, explica. Y añade: “Desarrollar productos multimedia con Flash era mi fuente principal de ingresos hasta que Flash dejó de existir y muchos de los contenidos que había creado para mi página web ya no se podían visualizar”. 

A principios de los 2000 decidió empezar a cursar el grado de multimedia de la UOC. “Hasta este momento había sido muy autodidacta, pero quería aprender de forma más reglada y siguiendo un itinerario académico. El programa de multimedia de la UOC me encajaba perfectamente porque tenía asignaturas muy distintas y variadas en las que podía tocar distintas cosas: audio, vídeo, interacción, etc.”, relata. Raquel cursó el grado de multimedia durante años, ya que al ser online le permitía conciliar sus estudios con el trabajo. 

Encounters o cómo crear música interactiva para juegos

A día de hoy, y tras finalizar el máster en composición musical de la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC), Raquel se gana la vida haciendo música a medida. “Hay un campo de la programación que me interesa muchísimo, que es el de crear música interactiva. En mi caso me centré en crear música para videojuegos y esto me llevó a mirar manuales y a aprender de forma autodidacta cómo conectar la música interactiva y los juegos”, explica. Raquel considera que la mejor forma de aprender a hacer algo es llevando a cabo un proyecto real, y esto fue lo que la llevó a desarrollar el juego Encounters con Unity, una herramienta de desarrollo de software que se utiliza para juegos y que está detrás de muchos videojuegos que se comercializa para la Xbox, PlayStation y móviles. 

Encounters es un juego de música gratuito basado en un cruce de historias con un vínculo común: el ritmo. El objetivo del jugador o jugadora es encontrar el ritmo que allane el camino de los protagonistas para que la ilusión con la que tanto han soñado se haga realidad. Actualmente el juego está disponible en la Apple Store y en Google Play.

Para desarrollar la parte musical del juego Raquel utilizó la composición musical algorítmica. “Consiste en pensar la música desde el punto de vista de la interacción y la programación. En una película o en un corto tú sabes cuándo empieza la música y cuándo acaba. En un juego no sabes cuándo una persona llegará a una pantalla u otra, pero como desarrolladora quieres que la música lo acompañe para que no se noten los cambios de golpe”, asegura. Y añade: “Para evitarlo, puedes utilizar efectos de sonido pero, si la música cambia de escena, tienes que pensar en puentes musicales que puedan encajar en distintos puntos. Gracias a la programación, yo puedo decidir qué música acompañará a la persona que juega en cada momento sin que ella se dé cuenta de los cambios”. 

Además de desarrollar la parte musical de Encounters, la compositora también se encargó de toda la parte gráfica. “En un primer momento quería que una persona experta en diseño gráfico se encargara de los dibujos, pero mientras preparaba una demo del juego con formas básicas como, por ejemplo, redondas y cuadrados, me gustó cómo quedaba y al final decidí hacerlo todo yo”, explica. Tras un año de trabajo, el juego ha salido al mercado y recientemente ha sido nominado como candidato finalista en la categoría de mejor juego para móviles de los premios DeVuego. “A pesar de no haber ganado el galardón, estoy muy contenta y sorprendida por este reconocimiento porque en la candidatura había muchos otros grandes juegos que se pueden encontrar en el mercado”, añade. 

¿Su consejo para el estudiantado interesado en programación y diseño de videojuegos? “Mirar tutoriales, tener una formación reglada y pensar siempre en aplicarlo en un proyecto real, que es la mejor forma de ver realmente cómo funciona un campo o una cosa. El siguiente paso es pensar cómo monetizarlo: todo lo que hacemos se puede monetizar y esto aún te da más motivación para seguir aprendiendo y avanzando. Unas veces te dará dinero y otras no, pero tú ya vas creando tu propio portafolio de cosas que sabes hacer”, asegura. Y concluye: “Hay mucha información en Internet para autoformarse y empezar a crear pequeños proyectos. Sin saber programar se pueden hacer muchas cosas mediante la importación de modelos y usando distintas herramientas”. 

Enlaces del episodio 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud y de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.
Comentarios
Deja un comentario