Oportunidades para atraer a jóvenes y no tan jóvenes al mundo rural

7 March, 2023
Foto de Anna Shvets en Pexels.

El encarecimiento de la vivienda en las ciudades y la expansión y mejora de la conectividad pueden marcar un punto de inflexión en la despoblación de las poblaciones rurales y favorecer su crecimiento. Sobre este tema reflexionaron Toni Romero, director de la Red Territorial de Cataluña y Baleares en la UOC, y Mireia Font, Gerente del Consorcio GAL Alt Urgell-Cerdanya, en la conferencia online “Oportunidades para atraer a jóvenes y no tan jóvenes al mundo rural”, organizada con motivo de la Feria de Empleo de la UOC.

El envejecimiento de la población en las zonas rurales sumado a la progresiva pérdida de habitantes en los pueblos en favor de las zonas urbanas se ha convertido, desde hace tiempo, en uno de los principales retos de las Administraciones “para garantizar un relieve generacional que asegure el futuro del territorio”, afirma Romero. Pero las circunstancias de los últimos años –principalmente el difícil acceso a la vivienda– han provocado que mucha gente decida regresar a sus poblaciones de origen. O incluso “iniciar un nuevo proyecto de vida y arraigarse a una zona rural”.

Mireia Font se suma a la conferencia online no sólo como Gerente del Consorci Gal, sino también “un poco en representación de todos los grupos Leader de Cataluña”. Tal y como ella misma aseguró, para hablar de las diferentes herramientas que se han creado “para facilitar el regreso de jóvenes al mundo rural y también de los no tan jóvenes”.

¿Qué son los grupos Leader? 

Los grupos Leader son unas estructuras de acción local que la Comisión Europea creó en la década de los 80. Se planteó que una parte del presupuesto no se gestionara desde Bruselas, sino desde los propios territorios, y se hizo una prueba piloto que funcionó y sigue vigente. Los reglamentos de la Comisión Europea refuerzan el papel de estos grupos y su metodología de actuación. Estos grupos son consorcios cofinanciados por la Unión Europea, pero donde los fondos se gestionan desde el mismo grupo. Un hecho que Font describe como “un poco una rara avis dentro de todo este marco de fondos estructurales”.

Cataluña cuenta con once grupos Leader que están en las zonas rurales y un duodécimo que está en una zona pesquera –Asociación Grupo de Acción Local Pesquero Costa Brava–. Esta distribución incluye el 73% del total de la superficie de Cataluña. “Pero, en cambio, representa sólo el 10% de su población”, aclara la gerente del Consorcio GAL Alt Urgell-Cerdanya.

Los grupos Leader son consorcios cofinanciados por la Unión Europea, pero donde los fondos se gestionan desde el mismo grupo.

Pese a que se ofrece unos datos que indican que la densidad de población media en las zonas rurales es de 32,7 habitantes por kilómetro cuadrado, “esto no es muy real”, asegura Font. Estos datos incluyen capitales de comarca como Olot, Montblanc, Amposta, La Seu o Puigcerdà. Pero, si no se incluyeran, esta cifra “caería en picado”.

Las ayudas a las empresas son una de las acciones más conocidas de los grupos Leader. Font explica que disponen de “640.000 euros anuales para dar a empresas del mundo rural”, sean nuevas o existentes. La condición es que “quieran hacer inversión y que apuesten por trabajar y vivir en las zonas rurales”.

Paralelamente a las ayudas a empresas, los grupos Leader trabajan en proyectos de colaboración entre grupos de la misma zona, de otros países o regiones. Y, también, en proyectos estratégicos (uno al año por grupo), como Odisseu, que “ahora mismo es el proyecto estrella”, asegura Font.

Proyectos para fomentar la ocupación rural

El objetivo de Odisseu es revertir el problema de la falta de jóvenes en las zonas rurales, donde “hay una fuga de talento muy importante”. Se trata de explicar a los jóvenes que sí se puede vivir en las zonas rurales. Y no solo eso, sino que pueden desarrollarse determinadas profesiones que parece que no tendrían cabida. De hecho, muchas empresas están teniendo dificultades para encontrar profesionales en las zonas rurales, aunque están dispuestas a ofrecer trabajo y “apostar por el talento”.

Una de las herramientas de Odisseu es la plataforma Retorna. Esta plataforma permite poner en contacto a “jóvenes que quieren venir a trabajar a las zonas rurales con empresas que ofrecen trabajo”, afirma Font. Retorna, donde ahora mismo están inscritos unos 650 jóvenes, “podría ser una simple bolsa de trabajo”. Pero su característica relevante es que las ofertas las ofrecen empresas del entorno rural.

Los grupos Leader también realizan actividades como jornadas de networking con el objetivo de que los asistentes puedan relacionarse y darse a conocer en el entorno rural. Son iniciativas a las que acuden empresas buscando perfiles y personas buscando trabajo. Así que la labor de los Leader es “hacer match y ligarlos”, detalla Forn. En este contexto, también se ha creado el proyecto Cowocat Rural, una forma de trabajo colaborativo para potenciar una red de coworking en las comarcas de la Cataluña rural.

El fomento del emprendimiento es otra de las tareas que llevan a cabo los grupos de acción local. Concretamente, Font explica el ejemplo de la acción de matchfunding realizado en las comarcas del Alt Pirineu y Aran y recuerda que “es interesante que también se pueda emprender más allá de trabajar”.

A través de la iniciativa Arrela’t, se escogieron seis proyectos emprendedores de seis comarcas distintas y se les apoyó a través de una “campaña de micromecenazgo y de la Administración Pública” para reactivar el tejido socioeconómico de la zona. Se trata de una acción muy potente, porque nunca “se había entrado directamente a ayudar a jóvenes y jóvenes a emprender en las zonas rurales”. Además, todas las empresas que han participado “han encontrado el dinero que necesitaban para salir adelante” gracias a esta doble aportación de la emisión pública más fondos privados.

Los grupos Leader también realizan actividades como jornadas de networking. Son iniciativas a las que acuden empresas buscando perfiles y personas buscando trabajo, así que la labor de los Leader es hacer match y ligarlos.

“Otra de las acciones relevantes de los grupos Leader es Prácticum Odisseu, un programa de prácticas “en el que la UOC está trabajando con nosotros”, apunta Forn. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo que los estudiantes universitarios puedan realizar prácticas remuneradas en verano (mínimo 300 horas) en zonas rurales en tareas relacionadas con su formación. El programa, que cuenta con el apoyo de AGAUR, fue difícil de arrancar, pero “ahora se vende como un ejemplo de buenas prácticas”. Los estudiantes que se apuntan no tienen límite de edad y la mitad de su remuneración es subvencionada, por lo que “el coste por la empresa es mínimo”.

Lejos de la creencia habitual, la oferta de trabajos del Prácticum no se limita al sector turístico. En las últimas ediciones, se han convocado plazas de administración, derecho y economía, marketing, ingeniería de informática, agronomía, veterinaria y ciencias ambientales. El impacto de la iniciativa es doble: a los estudiantes, más allá de experiencia, el Pràctium les despierta interés por la zona, algo que después puede acabar repercutiendo en la inserción laboral.

Otra de las acciones lanzadas por los grupos Leader es el Viure Rural, una idea que surge de ir un poco más allá de encontrar trabajo. La plataforma lista recursos, no sólo laborales, sino relacionados con el ocio, los deportes, la movilidad o las telecomunicaciones distribuidos por las distintas zonas rurales de Cataluña. De acuerdo con esta iniciativa, también se han creado manuales de acogida para ofrecer a la gente que quiere venir a vivir al mundo rural. Y ahora se está trabajando en una tercera fase que tiene como objetivo que los grupos Leader funcionen como antenas de acogida. “Si alguien quiere venir a vivir aquí, que contacte con el grupo Leader, que conoce a las empresas y el territorio y le puede ayudar”.

Hablar con la gente del territorio y hacer uso de las antenas de acogida es fundamental. Font insiste en que es necesario “un asesoramiento personalizado”, porque no todas las zonas rurales catalanas son iguales. Informarse de lo bueno “y también de lo no tan bueno” es un primer paso para descubrir las diferentes oportunidades que el mundo rural ofrece a los jóvenes… y a los no tan jóvenes.

(Visited 423 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Redactora de contenidos
Etiquetas
Comentarios
tours cancun20 March, 2023 at 9:19 pm

Sin duda una gran posibilidad es atraer a las nuevas generaciones pro – naturaleza y con firmes principios en la protección del medio ambiente y del futuro del planeta. Sin duda la posibilidad de aplicar el teletrabajo es un anzuelo que permitiría teniendo una buena conexión en los poblados rurales sin duda ademas de otros estímulos quizás a futuro se pueda lograr una migración de familias jóvenes hacia pueblos rurales y lograr su resurgimiento.

Reply
Deja un comentario